19 de agosto de 2005

Desde Viking-land, Helsinki

Agosto, 2005 Queridos y queridas... siento escribir recien a estas alturas y sin acentos pero las circunstancias obligan. Para seguir con la racha de curiosidades que me suelen pasar, la primera fue que me perdieron la maleta. Al no tener ropa limpia para vestir, no pude acudir a la sala de internet a escribirles puesto que en los 6 dias que llevo solo he cambiado una vez de calcetines, dos de calzoncillos y otra de camiseta. El aroma desprendio por mi cuerpo, ya en pleno estado de descomposicion no paso desapercibido cuando transitaba por las cercanias del patrocinador oficial de ropa del campeonato... la japonesa Mizuno. Esta todavia poco conocida firma, en nuestro medio se ha concentrado desde hace algunos anyos para penetrar en el mercado occidental. Por esta razon el gerente de ventas inmediatamente se fijo en mi, al sentir mi llamativo perfume natural y ver mi cabeza asomando por la vitrina, ya que cuando veo aglomeraciones siempre me acerco a ver si regalan algo. Creo que ese es el legado que dejo en mi las duras y pasadas epocas de las inflaciones. El caso fue que me pregunto si buscaba algo en especial. Yo le dije que algunas revistas de calatas para asi poder taparme por la noche, puesto que mi maleta aun no llegaba, ya que Lufthansa me la mando a Madagascar, confundiendome con el Rey Fahr Dijk Quel, que suena parecido a Fadrique. Fue por esta coyuntura que me dijo que volviese con el entrernador de Bolivia y la competidora Irusta. Ni corto no perezoso hice gala de mis dotes chasquis y fui corriendo a convocar a mi ayllu. Cuando les comente la posibilidad, ellos se encontraban tomando una ducha (separados), pero alcanzaron a ponerse una toalla y salir en chanclas. Una vez llegados a la oficina nipon, el gerente de ventas nos examino de arriba a abajo, dandonos al principio solo una gorra. A medida que transcurrian los minutos y las gotas de sudor fluian, continuaba sacando regalitos, entre ellos alguna polera, buzo, y de yapa me dio un desodorante. !que buenos son nuestros colegas japoneses!. Al enterarse del hecho, los deportistas peruanos se acercaron al kiosko, pero lamentablemente no recibieron mas que un llavero ya que los orientales aun guerdan con celo el honor de su hijo predilecto Fujimori. Gracias a Dios el resto de los dias transcurrieron de forma normal. En la inauguracion, las ganas de descansar de Irusta hicieron que yo lleve la bandera en el desfile, recordando el baile de la Tarqueada que interpretamos con Jose y Prude en Atenas. Como ya es tradicion el companero chileno trato de copiar mi pintoresca danza, pero basto una mirada para amedrentar al fornido competidor austral que dada su prueba (lanzamiento de peso) debia evitar toda confrontacion fisica innecesaria. El chiste de la ceremonia inaugural consistia en una piramide que hacia las veces de maquina del tiempo, que llego transportada desde el cielo, y desde la cual salian figuras atleticas de campeonatos pasados. Yo atento esperaba el arribo de nuestro Vikingo Maladot, o por lo menos otros fornidos deportistas nacionales como Chichi Romero o de Tucho Antelo. Al ver mi desazon, el presidente de nuestra Federacion de Atletismo, Marco Luque, me explico que solo se trataba de atletas. Cosa que me costo entender ya que en Bolivia unicamente en los deportivos salen futbolistas, por lo que reduje mi capacidad de comprension deportiva al unidimensional deporte de la pelota. Entre estos ilustres desfilaron Seb Coe, Sergei Bubka, Michael Johnson, Carl Lewis y otros. El resto de los dias me he dedicado a entrenar, a comer y a pasear por los lagos finlandeses. Helsinki se parece a la antigua Cochabamba, por lo que relata mi abuela, que cometia sus picardias juveniles en las lagunas de Cona-Cona, Alalay, Angostura, Wara-Wara y Cuellar. La pequena diferencia estriba en que los cocales en estas frias zonas se encuentran ocultos detras de los bosques y debajo de la nieve, por esta razon la Primera Ministra no es descubierta ni puesta en tela de juicio como nuestro admirado Evo. otro parecido con Bolivia, es que aca en la zona otriental finesa, todos son rubios y hablan ingles. Esta similaridad no la he corroborado ya que nunca he estado en las provincias del oriente boliviano, pero gracias a que me ilustro leyendo la social-life camba me entero de la diversidad que nuestro rico pais posee. En cuanto a la competicion, sigo esperando ansiosamente, el dia 11 sera mi afrenta con el mundo. Espero llegar en buenas condiciones para mejorar la marca. No esperen que pase de ronda. Esto no es pesimismo. Es realidad. Tampoco es raza, ni dinero, solo que en otros sitios tienen a 20 fadriques de los que salen 5 medianos y de esos 5 uno bueno. Bueno muchach@s, gracias por el tiempo. de momento va un beso mojado como las lluviosas tierras escandinavas. Por ahora es todo pero volvere para relatar la carrera y mi viaje a Estonia posterior. su amigo Fadrique

No hay comentarios.: