3 de diciembre de 2006

Las Generaciones y las Sombras

Las generaciones suelen ser tomadas como románticos modelos de actuación de los grupos sociales. Son generalmente intentos de representaciones idealizadas de objetivos no conseguidos por la comunidad precedente. No son malas per se, al contrario, son tremendamente útiles si sirven para avanzar. A menudo cuando se habla de la mía, nos tildan de posmodernos, de adormecidos, se la castiga con el estigma de generación de lo banal, de la masificación, de lo pop por excelencia, de lo fácil, de lo pragmático y de que somos los asesinos de la utopía... Y es que yo no maté a Lennon, ni tiré el Muro. Ni siquiera voté por Bánzer o Goni... Yo simplemente nací en los ochentas y nunca quise ni pensé vivir la sombra de los prodigiosos 60s y 70s. Simplemente tomo los objetos que heredé. Y nada más. El resto es quedar anquilosado, debemos mirar adelante y buscar nuevas rutas de viaje, nuevos sueños, nuevas fórmulas que, en ningún caso, pueden ser las de esas épocas. Así como los McOndo de hoy no son los García Márquez o los Vargas Llosa de ayer. No obstante debemos gambetear de forma creativa los sesgos de la memoria de la gente (que seguramente tendremos nosotros cuando seamos viejos) y la visión del "todo tiempo pasado fue mejor". Desde niño crecí a la sombra de generaciones previas a las mías... y siempre acabé deseando formar una propia. Mi generación del cole estuvo marcada por alumnos como los de Protón25, por Patato Méndez o Ramiro Sanjinés. También por profesores como la Tula, Melita del Carpio o las “temibles” épocas de Valverde y Mardonia. De la misma forma, estuve a la sombra de los históricos Scouts del Loyola como Rolo Rocha, Mario Lino, Janette Arnez o Enrique Arce y tratamos de fraguar sin mucho éxito la generación de la Nueva Generación, conformada por Serjay Pardo, Pablo Sandóval, Pedro Rodriguez y Bruno Navarro. Quedó todo en MI generación, sin pasar al salón de la fama del grupo, pero marcando mi vida. Y la historia se repitió en el atletismo, a la sombra de los Polis Calizayas, de los Apontes, de Jacky, de Nacho, de Flaco, de Ale G., de Steeven, de Moré, de Niusha, de Amparo...y resultó que en el siglo XXI también se había podido ganar medallas. Y así la historia se seguirá repitiendo y quedarán esas emotivas películas del 68, y hasta nos motivarán y quedarán como recuerdo heroico. Pero estaremos nosotros para escribir nuestra propia historia y ser referentes de nosotros mismos, no como un ejercicio de soberbia y trascendencia, sino, simplemente para vivir intensamente, y como dice el Grillo Villegas, los recuerdos se guardarán en una caja sagrada, sellada; para aumentar la riqueza de uno mismo... y así la de las generaciones posteriores.

16 de noviembre de 2006

Las películas de mi año (2006)

Tomé prestado el título de una novela de Fuguet para este post. Aquí va el cine que más me conmovió este año. No obstante tuve que ver mucha basura entre medias. También vi cosas excelentes cinematográficamente que me fueron menos atractivas o me dijeron menos cosas como Happy Together, 9 songs o Italiano para principiantes. Si bien esto es lo que más me estimuló de lo que he visto en los últimos doce meses, no significa que sean estrenos de este año, algunas son sabias recomendaciones que me hicieron (entre otros, cito a Julio Rodriguez de www.labutaca.net). El orden es aleatorio y la lista es personalísima. Si tienen algún consejo para este 2007 que se avecina, por favor avisen, será bienvenido. 1 Match Point, Woody Allen, USA, 2005 2 Garden State (Algo en Común), Zach Braff, USA, 2005 3 En la cama, Matías Bize, Chile, 2005 4 Bin-Jip, Kim Ki Duk, Corea, 2004 5 Derecho de Familia, Daniel Burman, Argentina, 2006 6 Las tortugas también vuelan, Bahman Ghodabi, Irak-Iran, 2004 7 Los tres entierros de Melquiades Estrada, Tommy Lee Jones, USA, 2005 8 Volver, Pedro Almodóvar, España 2006 9 Manderlay, Lars Von Trier, Dinamarca, 2005 10 Last life in the universe, Pen-ek Ratanaruang, Tailandia, 2003 11 Caché (Escondido), Michael Haneke, Francia, 2005 12 Requiem por un sueño, Darren Aronofsky, USA, 2000 13 Princesas, Fernando León de Aranoa, España, 2005 14 American Splendor, Shary Springer y Robert Pulcini, USA, 2004 15 Carandiru, Héctor Babenco, Brasil, 2003

30 de octubre de 2006

Una Seminci más: Lo que vi y lo que premiaron

Ya lo he contado miles de veces, pero el hecho de compartir ambientes de cafés con directores, actores y productores, el hecho de ver largas colas por películas iranís o polacas, el ver un movimiento intelectual innusitado en Valladolid me resulta excitante y hace que el público grueso y mediano como yo, se sumerja por una semana en la jet set cultural. Esta vez me voy con el recuerdo de haber visto y escuchado a dos de los que me gustan y me son cercanos geográficamente: Daniel Burman y Matías Bize. Esta nueva tendencia del festival, de no ser un remedo en pequeño de Cannes o Berlín, me parece muy interesante, pero corre un peligro: El Gran Público. Si bien este nunca ha sido el objetivo de este festival, ya que para eso están las salas comericales con palomitas de maíz e inverosímiles peleas, se debe apuntar alpúblico joven y potencialmente nuevo, es decir el que llenará las salas en 12 años. Para esto no debe ser imprescindible traer a Nicole Kidman, pero se necesitan propuestas innovadoras. Por ejemplo, estuve este fin de semana en Londres, donde justamente se realizaba el London Film Festival y tenían un par de propuestas que me llamaron la atención: La primera fue la presentación de una película en una plaza céntrica, nada menos que Trafalgar Square, para captar público de forma masiva, para llamar la atención. La otra: la de crear un pase, una proyección, minusiosamente escogida y de estreno, sin revelar el nombre ni el director. Algo así como una cita a ciegas entre película y público. Según la organización suele tener éxito, ya que se crea expectativa que suele recompensarse con una apuesta segura (es aquí donde hay sitio para los Oliverstones o los Vontriers). En cualquier caso, la apuesta por buen cine y por ser la cantera de jóvenes grandes directores me parece que dan personalidad al festival. Veremos que ocurre en esta transición. En cuanto a lo que vi, en cuanto a cine mismo, en Valladolid estos días es: -Que sea Rock (Sebastián Schindel, Argentina): Interesante documental del Rock Argentino. No sé el alcance de fuerza y adrenalina para los que no son fanáticos de este género. En mi caso (sí lo soy), me vino como anillo al dedo. Muchos de mis inspiradores, casi inéditos en España, en el marco de la Seminci y bajo la poderosa lente de Schindel. Se puede ver a Charly, Cerati, Babasónicos, etc, etc. Alucinante. -Derecho de Familia (Daniel Burman, Argentina): Gracia no barata. Esta es una de las comedias que me agradan. Me voy del cine satisfecho, no por el trance existencial de la peli en sí, sino por el sabor de una producción en la que el director ha entendido al público o por lo menos me ha entendido a mí. Su "Abrazo Partido" me gustó mucho por la novedad, y esta es una especie de continuación en la que junta situaciones de emigración y familia, temas que me llaman mucho. Son muy cercanos. En resumen: lo mejorcito que vi estos días. -Optimisti (Goran Paskaljevic, Serbia) Para esta peli y a estas alturas habrán muchas y mejores crónicas. No ha sido lo mejor que he visto en estos días. Aunque sí con escenas muy dramáticas, otras hilarantes, está conformada por varios relatos. Me gustó el relato que planteaba que el dueño del capital (dueño de la fábrica) siempre tiene la razón y es difícil refutarle, por más que haya violado a la hija del justo y trabajador obrero. Me planteo a veces hasta que punto se debe llegar en el afán pacifista (lo defiendo siempre). O en otro de los relatos se ve la verdadera "mala educación" a mi juicio: dinero, engaños y castigos a los hijos: menos de eso y más amor. -Kubrador: La corredora de apuestas (Jeffrey Jeturian, Filipinas): Nos metemos en la cocina, en la cama y en el baño de esta señora que va todo el tiempo corriendo, con la camara en la joroba, persiguiendo a apostadores, soñadores que se ilusionan con ganar el billete a la riqueza, ese que buscamos todos en mayor o menor medida. Me hizo gracia que al final de la presentación escuché a una pareja: "...en estos países pobres no les queda más que la ilusión, por eso juegan a las apuestas... ¡pobres!..."; por favor, España es el lugar donde más se juega a lotería en el mundo. A mí me ven como a bicho raro por no jugarla en navidad. Buena propuesta para visitar los arrabales de Manila, pero insuficiente como película para la Sección Oficial de la Seminci. Me salieron bostezos. El Palmarés y los premios del festival: -Espiga de Oro: Optimistas, Goran Paskalevic, Serbia. -Espiga de Plata: Zemestan, RAfi Pitts, Irán. -Mejor director nóvel: Hermán Gaffet, Ciudad en Celo, Argentina. -Premio del Público Sección Oficial: Días de gloria, Rachid Bouchareb, Francia y Marruecos. -Mejor actriz: Laura Linney, Jindabyne, Australia. -Mejor actor: Lazar Ristovski, Optimistas, Serbia. -Mejor cortometraje: Tarde o Temprano, de István Madarász (Hungría) y Arcoiris dibujado de Gitanjali Rao (India). -Premio Tiempo de Historia: Las alas de la vida, Antoni Canet, España.

21 de octubre de 2006

Arranca la Seminci de Valladolid

Anoche, con unos motivos lluviosos, con representaciones de Marilyn, de Chaplin y de Rita Hayworth, arrancó la 51 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Este es uno de los festivales más importantes de España, con permiso del glamoroso San Sebastián (donde este año estuvo "Lo más bonito" del cochabambino Bouloq), si no el más. Se caracteriza por una antigua tradición con el cine comprometido y de autor. Es un festival que no derrocha en estrellas superfamosas, como la recién estrenada Festa de Roma, pero que destila calidad y vanguardia. Aunque otros años resplandecen habituales como Amos Gitai, Costa Gavras, Ki Duk, Von Trier o el británico reciénte ganador de Cannes Ken Loach, que a estas alturas ya debe tener una estantería sólo con los premios ganados en este festival, este año la apuesta por autores nuevos se nota. Una apuesta arriesgada y de vanguardia, comentan los expertos. Bastó con conocer que anoche para abrir la semana, se presentó, por primera vez una película de animación que narra la convivencia de culturas (de moda estos días con la designación del Nóbel Pamuk). Forma parte del jurado el innovador y sencillo Matías Bizé, que llegó de Chile para encantar a la mayoría el año pasado, ganando con tan sólo 26 añitos la Espiga de Oro, nada menos que en las bodas de oro del festival, con la ágil e inteligente "En la cama". La semana tiene varias secciones: La Oficial (cortos y largos), Tiempo de Historia, Spanish Cinema, Punto de encuentro, Entre Líneas, Escuelas de Cine y el homenaje a dos autores: el español Olea y el indú Satyajit Ray. Trataré de acomodar mi bolsillo y horarios para ver la mayor cantidad de pelis. Particularmente me entusiasma el argentino Burman (ganador del Oso de oro en Berlín), que no podré ver. Sí estaré en la también argentina "Que Sea Rock" (con actuaciones de Calamaro, Charly, Bersuit...), la servia "Optimisti", la franco-marroquí Days of Glory y echaré un vistazo a los cortos de la Escuela de Cine de Madrid. Se antoja una semana excitante, para mí el mayor evento cultural que he podido apreciar hasta ahora. Esperemos contar en un futuro no muy lejano con un festval de estas características en mi querida Cochabamba. Ojalá.

15 de octubre de 2006

El maestro de la Quincena: Óscar Uzín

Nadie puede negar que este dominico es uno de los exégetas, teólogos e intelectuales religiosos más importantes de Bolivia. Nacido en Oruro, empezó estudios de Ingeniería Civil en su ciudad, y más tarde emigró a Estados Unidos para formarse en Teología y Sagradas Escrituras. Ampliamente identificado con la época post conciliar, es uno de los sacerdotes mejor orientados hacia la progresía, resaltando siempre el protagonismo de la mujer en la Iglesia. Yo lo considero el Hans Künk boliviano. Ha dado ejemplo a los que le escuchamos, de muchas facetas protagónicas en su propia vida como el amor (en general) y sobre todo hacia las madres, la debida preparación de los sacerdotes para sus homilias, la puntualidad, la capacidad de estudio, la ética, el compromiso social, la incusión de los menos favorecidos, el no abuso de su posicion de comunicador y la que más me gusta: la capacidad de crítica construciva a la Iglesia Católica. Pero las grandes aportaciones de Uzín no se agotan en el terreno de lo teológico. Se trata de un enorme narrador y novelista. Ganó en Premio Nacional de Literatura "Erich Guttentag" con el luminoso "Ocaso de Orión" donde nos mostraba el lado más humano de los sacerdotes, sus contradicciones y sus dificultades. Más tarde también publicó "La Oscuridad Radiante", muy bien acogida por la crítica y llevada al cine años más tarde por Hugo Ara. Hace 15 años publicó sus memorias y acumula gran cantidad de documentos, diarios y relatos inéditos, porque, como dice él, la escritura sobre todo es para uno mismo. También es columnista del periódico Los Tiempos y Catedrático de la Universidad Católica Boliviana. Es seguramente una de las personas que más ha influído en mi pensamiento, le voy a estar siempre agradecido.

2 de octubre de 2006

Así lo veo: El atletismo boliviano a día de hoy

Nuestro atletismo, actualmente goza de una relativa buena salud, si lo comparamos con años anteriores. La temporada que termina ha demostrado que nuestro país ya no tiene que depender exclusivamente de nuestra mejor atleta, Geovanna Irusta, que sin dejar de ser la poseedora de la mejor marca técnica, se puede ver más arropada en los campeonatos internacionales y en los diferentes podiums del área competitiva subcontinental. Los éxitos este año comenzaron pronto, con el Campeonato Sudamericano de Marcha, en nuestra propia casa y ante la vista de los vallunos en el mismísimo prado, con una chela en mano y desde el Savarín, apoyando a las dos grandes actualmente de la marcha, la experimentada Geovanna y la nóvel Claudia Cornejo, que restregaron el oro a sus rivales, para que se quede en las bóvedas del Banco Central de Bolivia. Pero seguramente la atleta más constante en cuanto a resultados este año ha sido Rosa Apaza, que comenzó el 2006 con dos brillantes medallas de plata en el Sudamericano de Cross, competición a menudo minusvalorada por el público y prensa locales y que a nivel internacional mueve muchos intereses. Luego se ha destacado en el circuito sudamericano con victorias en sendos gran prix de Bolivia y podios en las tres etapas de Chile. Con estos dos bronces del Campeonato Sudamericano de Atletismo de Tunja, Colombia, culmina, sin ninguna duda, su mejor campaña. Por otro lado también está Jorge Aruquipa que estrena su medallero personal en Grandes* con una de bronce. La altura de Tunja, que pudo con los representantes brasileños, no intimidó a nuestro paceño que estuvo peleando hasta el final por la de oro y se fue a casa con un gran bronce. Los éxitos esta temporada también se muestran en pruebas que no han sido típicamente nuestro fuerte. Bolivia históricamente ha sacado la cara en el medio fondo, fondo y marcha, en cambio, en pruebas de técnica pura como los saltos o de fuerza y técnica, como en los lanzamientos siempre hemos estado relegados a verlos desde la tele. Este año sin embargo Aldo González ha demostrado a todo el mundo que la nominación de un lanzador en un equipo nacional en más de 20 años era más que merecida: se ha llevado un récord y un excelente 6to puesto. También Maitte Zamorano nos recuerda que está muy vigente después de empatar el récord nacional de 100 mts en Junio, ahora nos sitúa el de Salto de Longitud en el importante club de los 6 metros. Hablando de atletismo boliviano nunca podemos olvidar a Niusha, que tuvo muy buenos resultados en el Campeonato de España de Cross allá por febrero quedando entre las tres primeras y demostrando que sigue siendo un referente para el país. Lamentablemente ella ahora debe ingresar al quirófano estos días. Esperemos que se recupere pronto. Asimismo, cabe mencionar a Daisy Ugarte (para mí uno de los mayores talentos nacionales), que se encuentra en un momento de transisión hacia los 400 metros con vallas, pero con la oportunidad de demostrar cosas interesantes en los Odesur; esperemos éxitos junto con el resto del equipo sub-23. Luego está Fadrique Iglesias, que no participó en este Sudamericano por problemas de hierro y sobrecarga de competiciones, pero que acabó muy contento en el Iberoamericano de Puerto Rico. Para mayores datos contactar por email. En cuanto a las mejores marcas, estos son los que están en el Ranking Sudamericano 2006 (es decir entre las 50 mejores marcas de la temporada en el Cono Sur: Brasil, Ecuador, Venezuela, Guyana, Surinam, Panamá, Uruguay, Paraguay, Perú, Colombia, Bolivia, Argentina y Chile) -Geovanna Irusta: 20km marcha: puesto 10000 marcha: puesto (no olímpica) -Aldo González: Lanzamiento de Bala: 11º puesto -Rosa Apaza: 5000 metros: 30º puesto 3000 metros: puesto (no olímpica) 1500 metros: 17º puesto -Maitte Zamorano: Salto de Longitud: 20º puesto -Claudia Cornejo: 10km marcha puesto (no olímpica) -Daisy Ugarte: 400 m.vallas: 43º puesto -Janeth Mamani: 10 km marcha: puesto (no olímpica) -Fadrique Iglesias: 800 metros: puesto 1500 metros: 21º puesto Esperemos que el 2007 sea la consagración. Se avecina el campeonato más importante después de los Juegos Olímpicos: Los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, en los que en toda la historia tenemos sólo 4 medallas, ninguna de ellas de atletismo y el Campeonato del Mundo de Atletismo de Osaka, Japón, donde un hombre y una mujer nos representarán. Suerte a todos. *Grandes: (Boliviarianos, Sudamericanos, Panams, Iberos)

26 de septiembre de 2006

Sergio, "18.-Valv.(piti)" y la Operación Puerto

Atentos a este blog los que gustan de ciclismo y los que no tanto. www.ciclismo2005.blogspot.com Una mañana que buscaba artículos relacionados con dopaje, tras la Operación Puerto, me topé con él. Sergio. Este blogger, no se sabe si es joven, viejo, Pérez o García, semana tras semana, nos ha acercado al ciclismo a los que estábamos alejados y ha demostrado que el aficionado no tiene por qué tragarse los cuentos oficiales de algunos medios o aburridas y neófitas críticas como suele pasar en nuestros medios locales bolivianos. El estilo de esta persona, ha logrado que me transforme en entusiasta seguidor del ciclismo (para mí el deporte más sacrificado) mediante divertidas, punzantes y agresivas críticas y desarrollos de lo que son las competiciones más importantes a nivel mundial. Es el perfecto ejemplo literario de que a veces, en un principio, la forma puede ser el gancho para llegar al fondo. Como a todo aficionado o fan, se le escapan sus favoritismos (Rasmussen o Freire) y sus odios (Balaverde o como él le llama "18.- Valv(piti)", código que aún no se desvela en los archivos de la policía y que según Sergio se trata del corredor murciano), pero eso precisamente es lo que transmite pasión. Es evidente: por ejemplo que en este blog se hable bien del Wilster y rara vez se reconozcan las cosas buenas (¿existen?) de Oriente, lo mismo con el Madrid y Barça. Eso es parte de lo romántico del deporte. Pero su mayor acierto es hablar sin pelos en la lengua acerca del tema tabú del depote: el dopaje y sus implicados. Por sus irónicas y acertadas críticas han pasado los sospechosos del equipo Kelme-Comunitat Valenciana, del Astaná-Wurth, de Discovery Channel; todo una gama de superdopados como él denomina. Y los tan sabidos médicos dopantes o "hemodruidas" que suele citar, como Eufemiano Fuentes, José Luis Merino y Jesús Losa entre otros. También suele arremeter contra los comprobados junkies como Roberto Heras o Floyd Landis que son capaces de ganar grandes vueltas "silvando". Para los que no hayan oído del tema, la Operación Puerto ha sido el más grande desmantelamiento de la historia del dopaje deportivo, ocurrido en España en mayo, con 200 deportistas implicados, entre ellos algunos de los mejores ciclistas de la década como Heras, Ullrich o Iván Basso. Por contra, le pediría que hable más de atletismo (tema que también controla) y del intocable Indurain. Que nos haga el favor a los del gremio atlético ya que no tenemos todavía un valiente que pueda hablar con conocimiento de causa. Si algún día lo conozco personalmente se lo reprocharé. Creo que, admás de que gente inteligente como esta persona o el investigador periodístico Carlos Arribas de El País, que denuncian brillantemente estas prácticas, se necesitan más acciones, tanto de la Justicia Deportiva, como de los equipos, de los atletas, de médicos y de los consumidores del deporte. Al fin y al cabo el producto va para ellos. Podemos comenzar por apreciar más el atletismo de fondo del estilo cross, donde no importa el cronómetro, tan venido a menos en Bolivia y dejar de sobrevalorar el todopoderoso récord, para valorar más la combatividad propia de las grandes citas (como son los JJ. Olímpicos) cosa que no eliminará el doping. Se necesitan políticas. De todos modos el debate ético y deportivo del dopaje (que me parece terriblemente inmoral) lo dejaré para sigiuentes artículos. Por ahora un ¡salud! por estos periodistas que le quitan vendas de los ojos al espectador. No se olviden: que un atleta no haya dado positivo en un control, no significa que no se dopa!, ojo.

18 de septiembre de 2006

El maestro de la quincena: Gonzalo Chávez

Esta nueva sección va a ser para honrar, desde este humilde lugar, a alguna persona-personas-personajes que hayan escrito o dicho algo que me haya aportado cosas para reflexionar, y que haya sido sistemáticamente, ahi vamos (como dice Cerati) con el primero. Es algo así como un homenaje. Gonzalo Chávez Este lúcido, mordaz y sobre todo didáctico columnista potosino, domingo a domingo, vía La Razón Bolivia, nos acerca un poquito más a los tejidos económicos y sociales de la órbita boliviana. Con sus columnas se aprende paso a paso, desde una visión muy centrada, tanto que nunca se le escapan chirridos de pasión más románticos que reales hacia algún bando. Es pura sensatez. Este señor es decano de posgrado en la Universidad Católica de La Paz. Ya hubiese querido tener más profesores así. Ojalá algún día pueda conocerle y declararle mi aprecio.

8 de septiembre de 2006

Las perlas que no salieron de la almeja

Voy a citar sólo un nombre: Evans Pinto. No necesitarán retenerlo ya que la bruma del mar se lo ha llevado, como cuando la bruma se llevó la vida de La Sirenita por no haber matado a su amado. Y es que la bruma se lo ha llevado a Cuba, a esas playas paradisíacas, para instruirlo como un correcto y necesario profesor, pero ya nunca más como lo que pudo ser: ese potencial atleta de élite (ojalá me equivoque y vuelva). Este chico de Oruro, nos invitó a soñar con un relevo generacional de las niushas y las irsutas, que quedó en la bruma. Tenía una mirada altiva, o mejor dicho la tiene. Una seguridad que a veces roza la soberbia, propia del cóndor andino, hoy en extinción. Se trataba de un portento físico que nuestras autoridades no supieron ver, ni nuestros quiméricos buscatalentos. Y digo quiméricos porque son de ficción, son de risa, puesto que no se puede llamar buscatalento al que deja pasar semejante perla. El problema es que probablemente no fue un error imputable a ellos ya que, simplemente, no existen ya que algunos se encargaron de eliminar. Señores del Viceministerio de Deportes de la gestión 2002-2005, ¿por qué no continuaron con la beca económica que incipientemente la gestión de Terán comenzó en 2001 a otorgar a Evans? Sería justo que se haga un juicio de responsabilidades a esta gente, porque no sólo se han cargado a un deportista, sino a toda una generación. Pero nadie dice nada. Es mucho más visible y vendible hacer un juicio de responsabilidades por las balas gastadas en la Guerra del Gas (que es necesario), que hacerlo por los horrores de omisión. Probablemente para el juez de turno, un hurto de unos pocos miles de pesos no representa demasiado en un país de choros y de timos descarados, pero lo que no entenderá, y por lo tanto no se reclamará, será la destrucción de la que quizás pudo ser la esperanza de una nación. Imagínense si el San José, equipo orureño de la primera división levanta tantas pasiones, tanta fidelidad, tanta veneración, lo que podía haber representado este chico en una tierra tan castigada como la villa del Socavón. Quizás un cambio social como lo fue para muchos ecuatorianos Jefferson. Y más aún, para un país que espera ansioso un relevo para el Diablo Etcheverry, y que no lo conseguirá en un buen tiempo, porque cuando la perla está en la almeja, llega el vice de turno, esa especie de druida, para arrasar y depredar sin misericordia y llenar el morral, o mejor dicho el saco, el suyo y el de sus secuaces, dejando al pueblo y a los pescadores de ilusiones sólo con algas en las redes y con cadáveres que sirven para engañar y para demostrar que se ha pescado algo, con éxito pero que en realidad sólo huele a podrido. Tendremos que esperar a que otra perla se caiga de la almeja y la encuentre un distraído pescador para dársela como trofeo a su pareja, y que ésta haga gala de su joya.

1 de septiembre de 2006

Fotografía

La novela de Bioi-Casares “La invención de Morel” ahonda en la necesidad del hombre de inmortalizarse cada momento en sus propias fotografías. Ahora más, en esta época digital, de la misma forma que la mente, por autodefensa o por soberbia, sólo tratamos de guardar las fotos sublimes, aquellas que dibujan la propia cara simétrica, con gesto carygrant y altivez seannpenn. Así, queda para el recuerdo una imagen que sólo representa un equis por ciento de lo que en realidad somos. De hecho representa un ridículo remedo de lo que queremos ser. Más aún, nuestros mejores amigos de antaño no son nuestros más queridos, sino los personajes, que fueron de secundarios para abajo, y que por el flash, quedaron como indiscutibles protagonistas. Los que no gozamos de esos fastuosos aparatos digitales, tenemos que someternos al lente de nuestro vecino o acompañante. Ni siquiera escogemos el marco, sólo nos limitamos a formar parte del dibujo como mucho, y sin insistir demasiado ya que de lo contrario causamos irritación al patrón que nos hace el favor de incluir nuestra imagen en su vida futura. Es así que no nos queda más remedio que retener fotos mentales, además para escapar de esa terrible ruleta en la que muchos japoneses están metidos de forma adictiva; y cuando lo hacemos, cuando las retenemos en el lóbulo izquierdo del cerebro, estas se van desgastando ya que no cuentan con el cristal de seguridad y el antiflash que disfruta por ejemplo la Gioconda en el Louvre. Cada vez que trajinamos esas fotos van perdiendo brillo, hasta que las dejamos reposar por varios días, y la siguiente vez las volvemos a sacar y cada vez están más difuminadas, y de esta manera, la piel se oscurece, la estatura se amplía, el verde de los ojos se hace más verde o más pálido, según la sensación que nos produzca en ese instante, llegando en un momento dado a ser una amalgama de figuras sin delimitación. Yo tengo miles de fotos que de tanto mirarlas se me van desgastando porque no he podido sacar otras y en mi misión restauradora sobrellevo la impotencia de no lograr evitar el implacable desgaste y me frustra no poder pasar las horas que pasaba al principio mirándolas sin más remedio que reinventarlas. Ahora más que nunca, que estoy en la tranquilidad de la montaña, utilizo mi memoria casi obsesivamente, pero es difícil reconstruir todas las imágenes que quisiera. Hay personas que tienen fotos que en las que compartimos imagen, y concretamente una, dondequiera que esté, espero que abra su email y me las mande, las estoy esperando, y ojalá que no suceda como en la novela y se confundan las realidades con las efigies y luego me convierta en un Morel, que no existe o que va penando por islas extraviadas.

21 de agosto de 2006

La Paz: Accidente y Vanguardia

Desorden, orgía, incoherencia, caos, desconcierto, anarquía. Hace algunos años en el colegio me enseñaron qué eran los accidentes geográficos: fenómenos de la naturaleza en su génesis, que daban origen a ríos y montañas, que además estaban en constante dinámica. Pues eso es La Paz, un accidente geográfico, y no sólo geográfico. La Paz es un accidente en el sentido estricto de la palabra. Es un accidente social, urbano, político y humano. Eso precisamente es lo que la hace la ciudad más especial en la que he estado. Como dice Krauss, es una muela careada, pero que no da dolor ni mal olor (generalmente). Hasta el siglo XIX nos dijeron que el arte estaba definido por el realismo o el hiperrealismo. Los griegos, los romanos, el renacimiento y el neoclásico nos trajeron obras de arte, que en general son las más apreciadas del mundo occidental. Con el siglo XX (y antes) esta concepción fue cambiando. No siempre el virtuosismo en la pintura o en la música debía necesariamente ser lo único apreciado. No siempre la pintura más real tenía que ser la mejor. Poco a poco Goya, luego Gaugin, Monet, los Impresionistas, los Expresionistas, Van Gogh, los Dadá, los Naif, los Cubistas, los picasianos, etc, etc. Y para mí sobre todo los surrealistas, aquella vanguardia comandada por esos franco-catalanes, Dalís, Delacroaxes y Buñueles dieron una visión diferente. Esta nueva concepción estética se esparció por todo el arte y lo cambió para así darle protagonismo a la interpretación personal. Gracias a esta ruptura salvadora, es que yo puedo afirmar que La Paz es una joya. El mito de lo imposible, de la ciudad errante, del delirio y de la independencia, de lo auténtico, de lo espontáneo. De lo improbable. Es el arte de lo temporal, de las casas inacabadas y aparentemente transitorias, construidas al borde del peñasco para sobrevivir los siguientes meses simplemente, los siguientes veinticincomil meses probablemente. Durante este siglo no sólo ha cambiado el arte, ha cambiado el concepto de la vida misma, ha cambiado la educación. Estos cambios por supuesto que han traído detrimentos y retrocesos, pero muchísimos más adelantos seguramente. Nos ha dado más libertad. Esas vanguardias como Hendrix, Morrison, Los Betales, Welles, Von Trier, Kafka, Camús, Man Ray, etc, etc, han sido a veces odiados, incomprendidos y marginados. También han sido exagerados otras veces como íconos. Yo quiero exagerar a La Paz como el accidente artístico urbano por antonomasia. La pena es que no tenemos un Hemingway que hable de ella, no tenemos un Sinatra que le cante, ni un Joyce que la compare, un Tinelli que la ridiculice, un Mann que la enamore, un Allen que la inmortalice, un Weber que la analice, un Quino que la caricaturice, un Discovery Channel que la venda, alquile o permute. En general no tiene rayas y estrellas ni grandes productoras estilo Hollywood, por eso quedarán escondidos sus escarpados, sus valles lunares oscuros, sus empinadas calles guardadas sólo para extraviados caminantes, sus trufis (léase minibuses) des-organizados para su propio caos, su calle Uyustus, para el comercio autóctono, su prado sin praderas, su calle Jaén atrincherada como guardiana de la época colonial y del bar Bocaysapo. Así quedará La Paz escondida para ociosos viajantes, a los que les sobró tiempo y dinero en el tour por Machu Pichu y que accidentalmente asomaron la cabeza a un accidente, al máximo accidente de todos: La vanguardia natural de La Paz.

7 de agosto de 2006

Le Tour de France, Testosterona y 40 Grados

Asumiendo mi vida nómada, costumbre que he venido adquiriendo y practicando estos últimos años (no duermo en una misma cama 7 días seguidos desde 2000), elegí Zaragoza-Barcelona-París-Bruselas-Brujas-Gante como destinos, y la compañía del Brunacho, otro cuasi nómada en régimen temporal, ya que vuelve al establishment cochabambino en breve. Uno de los objetivos era el de recolectar fotografías mentales acompañadas de las cervezas del lugar de origen junto con ilustres amigos bolivianos que encontraba en cada destino. Así fue que la primera etapa, en Zaragoza, me topé con Arturo Estívariz, cochabambino conocido por sus prominentes pechos y su afable personalidad, interesante charla y mordaz humor. Lamentablemente nuestro querido personaje partía para Benicassim, a disfruitar de Morrisey, del buen rock y del olor a María importada. Ese domingo en compañía de algunos atletas, ya que era el Campeonato de España de Atletismo en esa localidad maña, acabamos en el boliche más sucio y underground de Zaragoza. Al salir, ya cerca del veraniego amanecer, nos topamos con dos simpáticos hombres vestidos con normalidad que resultaron ser policías civiles que trataban de averiguar qué se cocía a esas altas horas en semejante tugurio. Menos mal que no habíamos orinado por ahí o cometido alguna otra incivilidad. La llegada al día siguiente a la Ciudad Condal, fue una experiencia caliente, ya que el tren regional acumulaba 40 grados con un aire acondicionado roto y con una veintena de pasajeros de pie, sólo en mi vagón. Supongo que el bao en mi cerebro fue lo que facilitó que perdiera mi teléfono móvil, que hasta ahora no ha sido repuesto. Menos mal que los 40 minutos de espera a Bruno y Gonzalo Lara fueron al frente de la Pedrera, joyita de Gaudí y en la sombra. Los olvidos y las pérdidas se prolongaron, nada más aterrizar en París, me di cuenta que mi carnet de identidad (único documento que poseía después de la desaparición de mi pasaporte 5 días antes) se me había caído en el aeropuerto de Girona. Esa noche en Blanco para ahorrar hotel, en la diminuta pero simpática y hospitalaria casa de Xavi Sarabia, fueron demasiado palo para mi frágil sistema nervioso. Pues una vez llegado a los Campos Elíseos, a lo único que atiné fue a comprar una barra de pan y plátano, para calmar mi desazón. Después de malograr mis débiles tendones caminando por la ciudad más hermosa que he visitado (con permiso de La Paz), me encontraba con Bruno mirando una muestra de fotografías submarinas artísticas, y ante el alto grado de vulgaridad de nuestra conversación, una muchacha se acercó atemorizada a preguntarme: ¿Dique?, claro, respondí yo sin atinar a identificarla por el sopapo informativo que recibí. Se trataba de Rocío, amiga atleta paceña que vivía en París hacía un año. Continuamos con ella haciendo el Tour de France, o por lo menos una ruta similar de la última etapa de la más prestigiosa carrera ciclística que había acabado ese mismo domingo y que tres días después se notificaba que su ganador, Floyd Landis, había tirado de la Testosterona sintética para recuperar lo perdido en los Alpes días atrás y chicotear a los “limpios” rivales como Pereiro o Sastre. Testosterona y otros tratamientos dopantes era lo que necesitaba yo para llegar vivo a casa de la paceña que tan amablemente nos ofreció cena, ya que usó el común vocablo “aquisitos” para explicar que la hora y cincuentaydos minutos que nos separaban de su casa no serían tan graves ya que los 40 grados se aplacarían por la tormenta eléctrica que acabó por empaparnos y casi achicharrarnos cuando llegamos a su hogar, a escasos 35 minutos de el último tren que después de engullir rica cena, tomamos para volver a nuestro añorado albergue. De ella no supimos más, pero sí de Ale Gautier, famosa atleta boliviana, ex campeona de 400 metros que nos hizo de guía turística y traductora. En Notre Dame nos juntamos con Claudia Saavedra con la que compartimos un picnic amistoso donde hablamos de Evo, de Landis, de Cocha y de lo rica que es la chicha. Por la noche fuimos al Moulan Rouge y lugares allegados, al barrio Gay, a Monparnasse, al Barrio Latino y a demás infiernos nocturnos donde no profundizamos demasiado por falta de efectivo. El viernes bendito el Louvre era gratis, pero cometimos el error de visitarlo luego de una intensa jornada en Versalles, donde creo que Bruno emuló a su hermano Joaquín al mear desde la ventana. El último día ya no había fuerza para mucho, sólo torre Eifel y algún parque. Por la mañana a Brujas, ciudad de sueño, a navegar por los canales y disfrutar de un festival de música local, donde nos deleitamos con una banda de rock alternativo y otra de rock electrónico, comandada por un japonés que manejaba la computadora como los dioses. En Gante vimos más canales, comimos más fruta y leche de supermercado barato para acabar por la tarde en la Gran Plase de Bruselas viendo a la reencarnación de Bob Dylan, siendo expulsado por una toxicómana que le recriminó llevarse sus limosnas y así rompiendo el rico ambiente creado por ese artista. Una larga noche en el aeropuerto de Charleroi acompañado por otros españoles mochileros y al día siguiente a hacer papeleos para recuperar mi ciudadanía, en Pucela Capital, más conocida como Valladolid. Ahora recuperar, estudiar y entrenar, en la montaña de Béjar, en un albergue solitario. El tiempo traerá queloides para el alma.

17 de julio de 2006

Deporte Lúdico

Deporte Lúdico Normalmente la idea de la mayoría de la gente sobre el deporte (con toda razón) consiste en impresionantes musculaturas, en bellos torsos torneados por el propio esfuerzo y el sol, en las esculturas griegas que representaban la perfección y hasta en firmas comerciales como Nike o Adidas y David Beckham. Pues eso es una ínfima parte del deporte, aunque la más visible sí y no la más importante, ni mucho menos la que aglomera a la mayor cantidad de deportistas. El deporte también es educación y esparcimiento. De la segunda faceta hablaré un poco más en este artículo. Y es que acaso ¿no es deporte lo que hace diariamente la madre de familia cuando camina por la orilla del río Rocha, o no es deporte la ilusionada niña que juegan pelota quemada en los patios de los colegios, o el trabajador que juega fulbito los domingos, o el discapacitado que va al gimnasio para ponerse en forma?. ¡Pues sí!, y es tan importante el deporte que practica Ronaldo como el que practica usted, querido Juan Pérez, cuando va al parque a trotar un poquito. Y es que hay que acabar con el estúpido mito de que el deporte es para hermosos, para fuertes, que el deporte es para ganar y ganar, que el deporte es humillar o ser humillado por el oponente; hay que terminar con los complejos de que si somos delgados o más gruesos, o mas altos o pequeños: el deporte TIENE que ser para todos. Así, El deporte nunca deberá ser exclusivo, su función deberá orientarse más bien a ser “inclusivo”, a integrar a colectivos marginados, integrar familias, barrios, colegios, grupos de amigos para contribuir a la COHESIÓN SOCIAL (la clave del asunto) que tan venida a menos está últimamente en nuestro país. También podremos llegar a eliminar esa discriminación y racismo de doble vía que hay en Bolivia y muchos tienen miedo a admitir. En Europa, Estados Unidos y algunos países de América Latina ya se fomenta por ejemplo el ATLETISMO POPULAR, que consiste en organizar carreras en la calle o en circuitos de campo a través (cross country) con premios dinerarios para los deportistas de élite, que servirán de atractivo comercial de la carrera (sobre todo de cara a los niños) y premios más simbólicos para los participantes locales como trofeos, medallas, poleras, premios en especie o recuerdos artesanales de la carrera. De esta forma las empresas se han visto beneficiadas mejorando su prestigio social y hasta como estrategia de marketing, patrocinando carreras de este tipo, estimulando a los trabajadores de sus instituciones para que participen, o incluso las universidades con sus estudiantes o personal docente y administrativo. Un ejemplo son las afamadas San Silvestres. Se corren en la mayor parte de las ciudades la noche de año nuevo y participan personas de toda edad, algunos para mejorar la marca del año anterior, otros para ganarle al compañero de trabajo, otros para demostrar que son capaces de hacer x kilómetros a sus x años, otros para correr disfrazados y otros muchos para demostrarse que sí se puede estar saludable y disfrutar del cuerpo de una forma alternativa. Espero poder cruzar el puente Cala Cala y llegar a la plaza Colón en unos años, algún 31 de diciembre y en la San Silvestre cochabambina, para ver si todavía puedo correr, espero también que esto no sea antes de que sea demasiado mayor y se me pase el tren.

9 de julio de 2006

Gira 2006

Ya está, se acaba la parte más importante del año atlético, ahora queda pensar en el Sudamericano de Tunja, Colombia, si me llevan, y su posible ida a Cochabamba ad hoc en septiembre. Si hay suerte a Italia en agosto. Luego, lo que el destino y la billetera digan. Agosto 26 Aranda Milla 2 Brujas Paseo 1 Bruselas Paseo Julio 26 París Paseo 23 Barcelona Paseo 21 Zaragoza 800 15 Puertollano 800 8 Elche 800 Junio 24 Palencia 800 20 Huelva 800 12 Madrid Paseo 7 La Paz 1500 4 Cochabamba 800 Mayo 28 Ponce 1500 27 Ponce 800 26 Ponce 800 21 La Paz Visado 7 Cochabamba 1500, 4x400 6 Cochabamba 800, 400 Abril 29 Ourense 800, 4x400 9 Madrid Paseo Marzo 19 Castronuevo Legua 10 Moscú 800 Febrero 25 San Sebastián 800 18 Valladolid 800 Enero 28 Valencia 800 14 Valladolid 1500 5 Barcelona Paseo 4 Girona Paseo 2 Dublín Paseo 1 Galway Paseo

29 de junio de 2006

Mitos con sangre nueva

El pasado septiembre, salía con mi amigo Bruno, por casualidad, de la boca de metro de Plaza de Castilla, en Madrid, para mostrarle a mi ilustre visitante el paseo de la Castellana. Coincidió que justamente en ese mismo instante llegaba a meta la carrera que cierra el triduo más importante del ciclismo de fondo mundial: La Vuelta a España. Roberto Heras llegaba potente y brillante, tras una magnífica etapa en la que sacó a Menchov, que le secundaba, cuatro minutos. Dos años atrás, en Los Juegos Olímpicos se me escaparon Hamilton y Jan Ulrich de mis manos. Quería sacarme una foto con el Campeón Olímpico (Hamilton) y con un ex campeón del Tour. No puede ya que ellos salieron velozmente de la villa para seguir compitiendo de acuerdo a su calendario internacional. También he querido conocer personalmente a Santi Botero, que para mi era un orgullo latinoamericano, que no estaba lo suficientemente reconocido por la opinión pública, por el ciudadano de a pie. Resulta que ahora todo va cayendo, todo se va asentando, y esas épicas escaladas, esas fulgurantes contrarrelojes, tenían por detrás todo ese andamiaje del Doctor Eufemiano Fuentes. Esta semana en Madrid han desvelado la lista de los implicados en la trama de dopaje descubierta más bochornosa de la historia. Se habla de 200 implicados, ganadores del Giro (Basso, Gutierrez), del Tour (Ulrich), grandes de la Vuelta (Beloki, Mancebo, Heras, Nozal), campeones mundiales (Botero) u olímpicos (Hamilton) por mencionar algunos. Se me ha despintado un sueño, me han despertado, aunque yo y muchos sabíamos que era eso, sólo un sueño. La ilusión terminó. Ahora toca construirnos otros mitos, ojalá, con sangre nueva.

24 de junio de 2006

¿Fracaso?, no, mejor Integración

¿Por qué nuestros deportistas “fracasan” casi continuamente en las importantes citas mundiales y panamericanas?. Esta es una pregunta que continuamente me he ido haciendo a lo largo de mi infancia y parte de mi juventud. He ido teniendo una serie de respuestas parciales que más o menos han satisfecho mi insatisfacción, pero todavía no he dado con la fórmula de oro. Y es porque fundamentalmente no existe la panacea, que cure nuestros males. Muchas veces la prensa en un afán sensacionalista encumbra y venera exageradamente los éxitos relativos que va cosechando determinado deportista a lo largo de su carrera. Se trata de buscar mitos y leyendas. Los medios de comunicación y los mismos receptores tratan de encontrar un referente, una posibilidad de cambio y progreso y depositan en el deportista escogido todas las esperanzas. El problema no está en confiar en esta persona, sino en sobrevalorar sus posibilidades actuales. Lo más alarmante es que también los políticos, a menudo más preocupados por maquillar sus deficientes y paupérrimas gestiones tratan de “vendernos” la idea de que en su mandato sí se ha progresado creando falsas expectativas acerca de la realidad nacional y sobre todo del inocente deportista que generalmente no ha prometido nada. De esta forma al deportista se le acusará de haber “fracasado rotundamente” con adjetivos muchas veces humillantes, sin explicar ni alegar éste causas en legítima defensa. Al fin de cuentas, si casi ningún deportista en nuestro país recibe apoyo, ya no solo de dinero, sino de cualquier tipo, ¿qué se le puede pedir?. Sólo Esfuerzo y amor a la tricolor. En el deporte influye la suerte en momentos o citas puntuales, pero no en una trayectoria. Aún más en deportes contrarreloj, donde según los entrenamientos el deportista se encuentra entre algunos parámetros de posibles marcas, es decir que si en los 100 metros ha estado entrenando para correr en 10.8 seg. difícilmente tendrá el día glorioso y le ganará a Justin Gattling marcando 9.9 seg. La mejora se da en un proceso de largo plazo y la suerte puede influir en la salida, o en un tropiezo, en casos concretos, pero no en el alcance de grandes marcas. Con este ejemplo quiero llamar la atención de la gente que me dice ¿qué te ha pasado en Atenas que no has pasado a la final?, respondiendo: no me ha pasado nada, he corrido en las marcas esperadas (+- 1 segundo) y me han ganado atletas con marcas superiores (- 2,5 segundos respecto a la mía). Algún lector podrá interpretar esta columna como una justificación. Ese no es su fin. Su objetivo más bien es acostumbrar a la gente, sobre todo a los periodistas “profesionales” a informarse antes de emitir juicios que pueden llegar a ser destructivos y nocivos para el deportista; a utilizar las (tan de moda) tecnologías de la comunicación y consultar los rankings, ver las situaciones de uno y otro deportistas, ver la trayectoria, la regularidad, el estado de forma en el momento de la carrera, sus antecedentes de lesiones, leer a analistas deportivos, etc. y a partir de ahí elaborar las predicciones, para que sean más realistas y lógicas. Porque al final de cuentas cuando saliste de tu tierra con toda la ilusión eras casi un héroe, y a la vuelta del viaje eres un perdedor casi siempre que te mides con niveles superlativos, resultando una experiencia tremendamente desmotivante en lugar de serlo de aprendizaje. Cambiemos entonces esta práctica que se repite sistemáticamente una y otra vez y apoyemos los pies en la tierra, para poder festejar los triunfos todos de la misma manera que pensar y realizar un análisis profundo y constructivo en las derrotas. Podemos empezar por reconocer a medallistas sudamericanos y bolivarianos, que es de momento el nivel al que podemos aspirar. Eduquemos y orientemos asimismo a nuestros deportistas para que asimilen las victorias nacionales, sin endiosarse y siendo conscientes de que van por buen camino pero que aún les queda por recorrer, siempre motivando. Promocionemos a nuestros deportistas como activos y patrimonio nacional para que lleguen a ser modelos sociales. Cuando Héctor Fernández gestionaba el club de atletismo en el que yo competía de infantil, en los años 90, se impulsaron iniciativas de intercambios de competiciones con clubes de Santa Cruz. Por su parte, Marco Luque en la Federación de Atletismo, ha promocionado a atletas para que participen en el Circuito Sudamericano (Siendo un circuito de participación autogestionada, pregunten a Arteaga, Chipunavi, Zamorano, Iglesias, etc.) También hace algunos años que los departamentos de Sucre, Oruro y Potosí vienen participando en los Juegos Transandinos, que son competiciones al alcance de varios de nuestros atletas. Ahora debemos aplaudir y continuar con estas iniciativas. El asunto está en darles una palmadita y que nuestros representantes entren a lo de la competición internacional con mente ganadora, sabiendo que se les puede mirar de tú a tú, y una vez que tengan alguna experiencia soltarlos a volar más alto. En Europa se potencia mucho los encuentros entre 3 o 4 países vecinos, con motivo de acostumbrar a los deportistas al roce internacional. Con medidas como éstas no sólo iremos premiando a los campeones locales con los viajes, sino también enseñando que somos buenos, que hay mejores y que esos mejores son alcanzables. Sería excelente aprovechar que el próximo Campeonato Iberoamericano de Atletismo va a ser en Iquique, Chile y que ellos tienen la mejor disposición integradora, si no, miren la foto que han publicado en el portal de la federación Chilena de Atletismo www.fedachi.cl , o si no ver que la base publicitaria del panfleto de dicho campeonato es la integración con Bolivia. Entre Iquique y La Paz, sólo hay 10 horas, no dejemos pasar esta oportunidad 10 años.

21 de junio de 2006

Será en otra

No pudo ser en Huelva. Esta no ha sido mi mejor semana, esperemos que las cosas vayan a mejor pronto. Después de la fista la peste, dicen.

18 de junio de 2006

Ahora en Huelva

Muchas gracias a todos por los comentarios en el anterior post, espero que las cosas salgan igual de bien el martes por la tarde en el Gran Prix IAAF de Huelva. Esa pista me gusta y creo que estoy bien de forma, esperemos que caiga el 1.47. Estos son los participantes: Prueba Dorsal Atleta Fecha País Mejor 2006 800 173 NICHOLAS WACHIRA 19/11/1982 KEN 1:44.34 1:50.15 800 174 MOUSSHIN CHEHIBI 28/01/1978 MAR 1:44.46 1:48.34 800 175 FLORENT LACASSE 21/01/1982 FRA 1:44.48 800 176 ABDULRAHMAN SULAIMAN 10/01/1984 QAT 1:44.75 1:46.87 800 177 AHMED ISMAIL 10/09/1984 SUD 1:45.17 1:47.90 800 178 EUGENIO BARRIOS 03/11/1976 ESP 1:45.19 1:47.77 800 179 MANUEL OLMEDO 17/05/1983 ESP 1:45.30 1:48.41 800 180 JOAO PIRES 10/06/1979 POR 1:45.59 1:50.28 800 181 MIGUEL QUESADA 18/09/1979 ESP 1:45.61 1:51.13 800 182 ANTONIE MARTIAK 28/01/1983 FRA 1:45.67 1:46.74 800 183 JUAN DE DIOS JURADO 09/04/1981 ESP 1:46.39 1:48.63 800 184 JOSE M CORTES 10/06/1983 ESP 1:46.51 1:49.49 800 185 SALVADOR CRESPO 21/10/1983 ESP 1:46.78 1:48.71 800 186 LLUIS F. MARTÍN 13/07/1979 ESP 1:47.46 1:49.44 800 187 OLEG LOBANOV 02/11/1984 UKR 1:47.81 1:50.33 800 188 FADRIQUE IGLESIAS 12/10/1980 BOL 1:48.16 1:48.16 800 189 PHILEMON KIMUTAI (pace) KEN 1:48.34 1:49.65 800 190 ABDESLAM LOUAH 06/03/1981 ESP 1:48.74 800 191 FRANCISCO TUGORES 22/01/1984 ESP 1:48.86 1:51.53 800 192 LUIS ALBERTO MARCO 20/08/1986 ESP 1:49.0- 1:54.43 800 193 FELIPE CARNICER 25/03/1983 ESP 1:49.68 1:51.27 800 194 DIEGO MENDEZ 11/08/1984 ESP 1:50.10 800 195 JUAN J TROYA 15/10/1984 ESP 1:50.46 1:51.63 800 196 JAVIER GÁLVEZ 01/08/1987 ESP 1:51.13 800 197 MIGUEL CARTAGENA 13/03/1987 ESP 1:51.83 1:53.56 800 198 ALVAR CAMPO 97/12/1987 ESP 1:51.89 800 199 FRANCISCO RODRIGUEZ (pace)05/05/1978 ESP 800 200 MANUEL A. DIAZ 17/01/1985 ESP

28 de mayo de 2006

Queridos amigos, ayer fue el dia, deportivamente hablando, mas importante de mi carrera, consegui la medalla de plata en el Campeonato Iberoamericano de Atletismo y mejore mi marca nacional. El oro se lo llevo el medallista mundial Osmar Barbosa dos Santos. Estoy muy contento y quiero agradecer a todos los que han ayudado, es decir familia, novia, amigos, gente del atle, etc... Gracias. La marca: 1.48.16

28 de abril de 2006

Si el río suena, cochabambinos trae...

El Vice cumplió, al filo de la hora, pero la cosa va perfecta. Tengo un mes en los 2600 metros de Cochabamba para cargar pilas para el Iberoamericano de Puerto Rico, y lo más rico, estar con la familia y amigos. De nuevo en Kasa, como decía el cantante, y a brindar en unas tutumitas. Hasta pronto.

17 de abril de 2006

Planes De Pensiones: Arriba Las Manos

¿Qué sensación le invadiría a usted si hoy sale a la calle y al cruzar la esquina un encapuchado le asalta quitándole 500 dólares. Y si en 20 días le vuelve a ocurrir lo mismo. Y así, paulatinamente le va pasando lo mismo. Y el mes que no lo asaltan le choca un auto por detrás, siendo la culpa suya y el arreglo le cuesta 600 dólares. Y otro mes se entran ladrones a su oficina y se llevan su escritorio, su computadora y demás ajuares y mobiliario?. ¿Y si esta situación se repite mes a mes durante dos años y no tiene pinta de parar?, posiblemente pensaría en el suicidio, pensaría que las fuerzas del mal se han confabulado contra usted, sentiría rabia, impotencia. Algún sabio lo tomaría con entereza y paciencia. Otro más precipitado habría salido a la calle con una ametralladora para amedrentar a los posibles maleantes que acechan y que intentan su enésima fechoría. Otros acudirían a espiritistas, alguno a un guardaespaldas, y el que menos se encerraría en un cuarto con cinco candados y sin ventanas a esperar que el destino lo absorba. El sentido común actuará, demandando que una entidad nacional, es decir el Estado, se preocupe por la seguridad y los derechos civiles de este desafortunado personaje. Y con esto no digo que se encargue de alimentarlo o de mimarlo, simplemente de salvaguardar sus libertades y su espacio mínimo vital. Entonces, ¿qué pensaría usted si el Estado, en lugar de ser el guardián de estos derechos, además, es el asaltante, el que conduce el auto que le chocó, es el violador, el que le robó la billetera, el que consiguió las armas y el que finalmente apretó el gatillo?. Pues resulta que esta larga, aburrida y aparentemente irreal situación es el pan de cada día de miles de jubilados. Este colectivo de estafados, entre ellos mi padre, renuncia obligadamente, cada mes a su pensión de jubilación sin recibir otra explicación que existen otros miles esperando, "es que el trámite tarda un poco". Llevamos en estos atracos ya dos años y todavía no vemos mucha luz al final del túnel. Da rabia e impotencia ver como gente que ha aportado toda su vida al crecimiento del país con honrado trabajo, ahora son castigados por la institución a la que se entregaron en servicio: el Estado. Estas situaciones sólo aumentan el pesimismo, destruyen la cohesión social y alientan la corrupción. Ya vimos el año pasado al señor Picachuri inmolarse en el Congreso con unos cartucho de dinamita (con razón o sin ella). Esperemos que esta terrible corrupción se detenga cuanto antes, antes de que corra más sangre y de que peces muy gordos se sigan enriqueciendo a costa de los jubilados y de usted mismo, porque en realidad el Estado somos todos.

10 de abril de 2006

De Isaac a Javier

*Artículo publicado en el periódico El Norte de Castilla, el día lunes 10 de abril de 2006. (Para ver el texto original hacer click en el título) La temporada pasada estaba por germinar una nueva ilusión. Hoy gracias al abonado, a los riegos y podas de su descubridor, está en ciernes algo que se antoja grande: Javier García del Barrio. La retina mágica de Santiago de la Parte volvió a registrar un haz de luz casi imperceptible, que años atrás ya supo ver en la olímpica Angelines Rodríguez. Era un chaval que, con apenas 16 añitos, 48 kilos y una acentuada actitud plagada de timidez, humildad, obediencia y esfuerzo, comenzó su andadura en el atletismo.Este 'chiquito', 18 meses después, ya ha vestido tres veces la camiseta nacional, primero en Tilburg (Holanda), en el campeonato de Europa; luego en Lisboa en un encuentro internacional; y ahora, cerrando la temporada de cros, en Fukuoka (Japón) donde ha quedado en un honroso puesto 63, y como noveno europeo. Esto coincide con la melancolía que invade a los amantes del atletismo al ver los últimos kilómetros del gran Isaac Viciosa. Este cíclope fue protagonista de épicas batallas con grandes contemporáneos suyos como Cacho, Díaz, Estévez, Anacleto, Pancorbo o el también palentino Orlando Castro, entre otros, e internacionales como el campeón olímpico Baumann o el campeón mundial en sala Mazouzzi, que no olvidarán al de Cervatos de la Cueza. Los que hemos tenido la suerte de entrenar con él, y aprender de él, hemos visto su lado más humano. Durante años ha sabido reflejar esa humildad, sabiduría e integridad, y ahora vemos que no se va a perder en la bruma del río Carrión, sino que seguirá en la escuela que iniciaron Haro o el mismo De La Parte. Estamos de enhorabuena por el nuevo campeonato de Marta, y ahora tenemos una razón más para renovar nuestro orgullo palentino, al saber que el relevo está servido. La sucesión y las tardes emocionantes están garantizadas. ¡Hasta siempre Isaac, bienvenido Javier! Fadrique Iglesias es atleta olímpico por Bolivia y mundialista varias veces, y reside en Palencia.

5 de abril de 2006

La Peña Folklórica: el último vestigio de la generación Azkargorta

Del Diablo, Baldi y Peña se está habalando mucho estos días. Veamos por qué.

En primer lugar, el Diablo ha sido un referene nacional para todos, para los niños que quisieron ser el icono boliviano del nuevo siglo, como en ese momento lo fue la rizada melena del delantero cruceño. Ha llegado la hora de decir chau, y ¿quién va a ser el icono ahora?, llevamos años buscando el sustituto, lástima que solo lo estemos buscando los hinchas y no los profesionales que cobran por eso.

El segundo, y mi preferido de siempre, por la forma de jugar fue el Baldi (además de ser gran amigo de mi entrenador Héctor), que contaba (cuenta) con una impresionante clase; me hizo siempre mucho recuerdo a Enzo o a Zinedine, simpre marcando tiempos y poniendo cerebro al juego, y que ahora en el ocaso de su carrera ha dado positivo en un control antidoping. Triste final. Jugadores profesionales como ellos (también Cristaldo) no se pueden exponer a tonterías como la cocaína (según la prensa dio un sucedáneo del alcaloide). Jugadores aficionados tampoco, pero ¿en un profesional? eso indica el grado de seriedad que tiene nuestro deporte.

De la generación Azkargorta, el que menos sonó de las "figuras y cracks", fue Juan Manuel Peña, que fue el que más jóven se consolidó en la Selección, fue el más estable, fue el más sólido mentalmente y el que hoy, 13 años después, sigue en mejor estado físico, y me animo a decir que en su mejor momento.

¿Qué quiero resaltar de Juan Manuel?, su forma de trabajar. Es un profesional en todo el sentido de la palabra. Aceptó venir a España por algún dólar menos que México por ejemplo, pero vio que tenía la oportunidad de su vida en la Meca del fútbol. Vislumbró un proyecto de vida a largo plazo y no se equivocó.

En años que coincidí en Valladolid con él, jamás lo vi y jamás me contaron que lo vieron por ahí trastornando su cuerpo y su descanso. En las entrevistas siempre habló con mesura, nunca demás.

Y como persona, por lo poco que le conocí, excelente.

Creo que hay que aprovechar que todavía nos sigue dando tardes de alegría como la de ayer, al marcar el hito de meterse con su equipo en semifinales de la Champions League, el más prestigioso torneo de clubes del planeta.

A menudo extraño las tardes de peñas folklóricas en Cochabamba o en La Paz, pero afortunadamente todavía tenemos las de Juan Manuel, por suerte nos queda este refetente del deporte boliviano.

Juanma, no te retires hasta que llegue tu sucesor, y esperemos que sea pronto.

28 de marzo de 2006

De Comidas, Keniatas y Gulas

Ya vuelvo para contar más cosas de mi periplo por tierras rusas. Pues resulta que todavía no he detallado los kilos y kilos de calorías que metía al cuerpo para contrarrestar las que iba perdiendo según pasaban los minutos y las horas. Dado que mi equipo (Bolivia) se limitaba a mi persona (incluyendo médico, fisioterapeuta, entrenador, dirigente, etc,) ya que como buen vecino de la calle Lanza he aprendido a desempeñar papeles diversos sin formación alguna, decidí no intimidarme cuando compartía la mesa, a la hora de las comidas, con mis similares de Kenia. Pensé en que para el primer y segundo plato les podría remedar, en lo referente a su alimentación y que para contrarrestar toda la tensión acumulada durante esos minutos, tenía que recuperar lo perdido en el postre. Resulta que mis colegas africanos comían: pasta, trigo, arroz, un poco de pescado, y algo así como tres o cuatro plátanos por sentada, además de un jugo de frutas. Por ventura la comida era gratis. La alegría me inundaba sobre todo cuando mis rivales emprendían retirada; me sentía todo un ganador en la afrenta alimenticia que sosteníamos, y para rematar mi aplastante victoria, cuatro o cinco porciones de torta de chocolate eran casi suficientes para amedrentar a mis contrincantes que miraban incrédulos como un diminuto corredor de 1.73 metros y 61 kilos era capaz de engullir esas cantidades de azúcares con tanta desesperación y gula, dignas de un aprovechado sodomita invitado a un banquete real. Me imagino que tal fue mi aspecto de ansiedad y de haber pasado largas hambrunas que en el desfile de inauguración me recordó nuestro amigo Joseph Mutua y se me acercó, de forma simultanea, yo para admirar al atleta y él para admirar al insaciable y desmesurado comensal con el que compartió la mesa momentos antes. No fue sólo él, sino que hasta sorprendí a los colegas centroamericanos con los que a partir de ese momento y hasta el final continué engullendo con glotonería las exquisiteces siberianas. Seguiré

18 de marzo de 2006

La llegada

Experiencias en Moscú La travesía rusa comenzó antes de aterrizar en Moscú…, comenzó en el consulado general, que hizo gala de su legado estatista y de alta burocracia inútil. Empecé llamando a una especie de número erótico, no sé si por su contenido explícito, por lo menos a mí me lo pareció cuando escuché la seductora voz de la telefonista que me repetía hasta el cansancio que esa llamada me acarrearía 1.56 € el minuto. Ya en ese momento intuía que este no sería el primer gasto improductivo que los señores siberianos me ocasionarían. Una vez citado en esa oficina, me recibió algo así como un oso ártico, que medía muchos centímetros y pesaba muchos kilos. Este guachimán seleccionaba a los afortunados que pasaban al diminuto habitáculo que cumplía las funciones de Embajada. Estando adentro hice las respectivas colas, incluyendo la de información, y en 7 días tenía mi preciada visa. Pues bien, nada más aterrizar mi avión a suelo ruso, se me erizaron los pelos de las piernas al pensar que me encontraba del otro lado del Telón de Acero, y sobre todo porque con los -9 grados centígrados que congelaban todo organismo vivo que yacía por allí. No solo se me erizaron los pelos de las piernas, sino todos los demás. Cuando desenfundé mi pasaporte, una mujer sin expresiones amistosas emitió algunos ruidos con su dentadura y con un gruñido ininteligible me tiró el documento sobre el mostrador, haciendo un ademán para que camine y no prolifere la interminable cola que se formó detrás de mí. Nos montamos, yo y el equipo español, en uno de esos “caimanes”, esos convoys donde otrora llevaban a las tropas rojas, con poca calefacción, con muchos ruidos, de formas angulares y de poco diseño. Cruzamos todo Moscú, iluminado por la tenue luz que emitían las cansadas luminarias, al paso de la gente apresurada en las calles, por llegar a su destino. Al cabo de dos horas de viaje, divisamos por la ventanilla unas lucecitas como de árbol navideño. Al agudizar la vista comprendimos que se trataba del Gran Hotel Casino Cosmos, sede del evento. Este inmenso bloque de concreto en forma oblicua y de medio cilindro, tenía nada menos que 2500 habitaciones. En el frontis del hotel se erigía una enorme estatua de un militar broncíneo, en un pedestal gigantesco que me hizo recuerdo al de Sadam Hussein que derribaron cuando los gringos empezaron a destrozar Irak. Pregunté yo si se trataba de Lenin y de Trotski, y me respondieron unos franceses, que minutos antes no supieron decirme donde estaba el baño por “no entenderme”, que era el general De Gaulle. Mi asombro fue mayor cuando me enteré que la pusieron en enero de este año… yo hubiese puesto una de Kournikova (en caso de que me obliguen a poner una estatua). El hotel era el paraíso de los ludópatas, tenía más tragamonedas que teléfonos en todo el distrito sur moscovita. En ese momento un amable ruso, Eugeny (Kafelnikof para los amigos), se me presentó como el traductor asignado para Bolivia, Honduras y Nicaragua. Afortunadamente para él, el total de su cuerpo asignado era de 5 personas. Eugeny y los hondureños eran almas opuestas. El primero hiperactivo, puntual, algo nervioso y recto. Los segundos, tranquilos, flexibles y muy graciosos, afortunadamente se llevaron bien. …Próximamente: Las competiciones La fiesta final Los paseos por el Kremlin y Plaza de la Revolución

14 de marzo de 2006

De vuelta

Marca: 1.50.65 Puesto: 21/25 Emoción: Fuerte Clima: Frío, y mucho Situación actual: a punto de volver a casa, en Madrid Siguiente plan: Puerto Rico, Mayo Problema: Falta de Rublos Alimentación: Stroganof Para más detalles leer este blog durante este fin de semana. Gracias.

16 de febrero de 2006

Estrenito

Bueno, estamos como llok´alla con alpargatas nuevas. Por fin nos deshacemos de esos zapatos viejos que tantas ampollas, heridas, juanetes y malformaciones nos han traído. Hemos cambiado de autoridades deportivas, tanto nacionales como departamentales. ¡Por fin tenemos un viceministro de deportes! y no el inútil y vulgar remedo de autoridad deportiva que tragó plata y recursos a cambio de casi nada positivo. Fue una gestión nefasta que en limpio no dejó mas que dudas de hacia dónde fue la plata de unos juegos Odesur que no se realizaron ¡no por las protestas callejeras, como nos repitieron hasta el cansancio!, sino por que nunca cumplieron los plazos que la entidad controladora sudamericana, al mando del sr. Zubizarreta verificaba. Y no le hecho toda la culpa del fracaso de estos juego, pero gran parte sí. También recuerdo que no hizo nada por deportistas de élite como Mauricio Prudencio, Katerine Moreno o Daysi Ugarte por mencionar algunos. Se limitó a esconderse. Por suerte ya no gastaremos más plata y tinta en este (estos) señor(es), y ahora pensaremos en positivo cuando imaginemos a las nuevas autoridades. El nuevo Vice es el Señor Guarayos, ex alto mando de la escuela Enrique Happ. Por su parte el nuevo Director Departamental es Totoño Pavisic. Ambos son relativamente conocidos en nuestro medio. A ninguno de los dos se les ha visto en estructuras deportivas públicas, por lo que se puede pensar que vienen con nuevas y buenas intenciones. El primero ha anunciado, por el momento, que se acabaron los viajes de vacaciones en nombre del deporte, tanto para dirigentes como para entrenadores y deportistas. Bonita intención, pero me gustaría saber cómo va a hacer para que no se repita la actuación de la dirigencia deportiva, pésima y vergonzosa en las últimas citas que he participado donde no meten mano las federaciones individualmente. Me refiero a los Juegos Olímpicos y Bolivarianos. Creo que son buenas intenciones, pero lamento manifestar mi incredulidad al seguir pensando que los próximos juegos van a ser más o menos igual, porque limpiar tanta incompetencia en una gestión es como limpiar el basurero de K´ara K´ara con una escoba en una mañana. Totoño ha comenzado, por su parte con infraestructuras. Para aplaudir el anuncio de construcción de un estadio de fútbol. No sé las competencias que pueda tener la prefectura en materia deportiva. Creo que la onda expansiva de la autonomía y descentralización es muy positiva en el deporte, para evitar desastres como la anterior gestión viceministerial. Habrá que ver como se van repartiendo las competencias. Por el momento no veo que Totoño tenga un gran campo de actuación en cuanto al deporte de competición. No obstante por ahora, cualquier aportación en la base será positiva. Desde acá mando un fuerte impulso de confianza a estas dos autoridades, y esfuerzo, esperando que ahora sí sea el despegue, con zapatos, ganas y miras nuevas. No se desanimen ni miren abajo, porque el precipicio es alto. ¡Adelante Compañeros! Nota: en este artículo no me refiero a la gestión de Moré Galetovic, ex Directora Departamental de Deportes, ya que con el poco contacto que he tenido con ella, he visto un muy notable y destacado esfuerzo por limpiar los zapatos o cambiarles de suela, felicidades a ella.

8 de febrero de 2006

Envíado especial a Moscú

Aprovechando la coyuntura de cambios que actualmente hay en el país, y mi próximo egreso de la universidad a fines de este semestre, decidí pornerme en acción para buscar una pega o laburito que me sostenga a partir de julio. Como no quiero quedar en la calle de la noche a la mañana decidí un plan estratégico. El plan: consiste en un viaje relámpago, Fechado para: 9 de marzo. El destino: Moscú Objetivo: Observar atentamente, en nombre del Camarada Evo, la cuna del pensamiento marxista-lenninista, que tanto admiró en su momento (y antes de desencantarse) don Ernesto Guevara De La Serna. Claves del viaje: Copiar y adaptar los modelos de Nikita Kruschev y del servicio de inteligencia ruso KGB, para así instituirlo en mi patria y adaptarlo a nuestra PTJ, a la vuelta de la gira. Dificultades: Todavía no tengo autorización administrativa del Sr. Evo, ya que ni me conoce. Me han dicho que hay larga cola en la puerta del despacho presidencial, por lo que pienso primero ir a la ex capital soviética y luego proponer mi plan maestro. Excusa: Participación en el Campeonato del Mundo de Atletismo de Pista Cubierta, a realizarse el día 10 de marzo de 2006 a las 17.25, hora rusa occidental. Esperanzas: Dada la coyuntura actual, pienso que si no me dan trabajo, me lo tengo que crear yo, y puesto que estamos viviendo el boom del "Socialismo Bolivariano", quería anticiparme a posibles llunkus (Palabra usada por Paulovich) que quieren optar a esta embajada. Mis intenciones: no son diplomátcas, simplemente de estudio y obsevación, ya que conseguir el "know how" en la era del conocimiento es avanzar hacia adelante, y puesto que las miras están dirigidas hacia la estatalización de Bolivia, lo que se busca desesperadamente es una mayor eficiencia, modernidad, apertura, flexibilidad, incorruptibilidad del aparato estatal. Avances: Realizaré informes periódicos desde mi base en Palencia y una vez llegado al lugar del estudio. Cualquier sugerencia será bienvenida. Seguiré en contacto. Para más información: www.moscow2006.ru

20 de enero de 2006

Visión Total

En agosto me encontré de casualidad, en Helsinki, dando un paseo por un céntrico parque de esa capital, con una maravilla del arte. Era una exposición fotográfica, en la calle, de obras bastante grandes y bien iluminadas. Eran en total más de un centenar. Al ser estar en esos días pasando por emociones fuertes, pensé que sería pasajera la admiación que en ese momento me causaron dichas fotitos. Hoy seis meses después lo ratifico: Una maravilla de muestra. He estado varias mañanas buscándolas en la red y por fin las encontré. Es complicado buscar exposiciones en suomi. La muestra trata de impresiones tomadas de distintas partes del mundo que llegan a parecer irreales o trucadas, pero que en realidad son toques de la naturaleza reflejados por un lente. El culpable: Yann Arthus Bertrand, francés. Disfruten.

11 de enero de 2006

Esperanza o Desesperanza

Ya suena redundante oir hablar de los riesgos aparentes que va a traer consigo el efecto Evo. Que si estamos dirigidos por un comandante anquilosado en el pasado, que si no se pone corbata, que si no a ido a la Universidad, que sus ideólogos... Son demasiadas opiniones de pánico. Yo, a pesar de ser muy escéptico, y admito que tengo algunas dudas, reconozco que cambios positivos han llegado. Pero supongo que este tema en las épocas navideñas ha ido y venido por nuestros canales auditivos como moscas a la caca. Supongo que ya estamos saturados de miedos e ilusiones desmesuradas y eso que la lista del gabinete ministerial ni ha salido. Pues este es el momento de unirme a la lista de ansiosos. En este caso me refiero a lo que se comenta en los periódicos. Resulta que, según el diario La Prensa, una de las líneas del nuevo gobierno será la de la creación de un Ministerio de Deportes. A esto hay que sumar otros dos factores importantes: en primer lugar se supone que por fin entrará de forma práctica la famosa, pero poco palpable, Ley del Deporte y por otro lado que se termina el ciclo de uno de los más inutiles funcionarios estatales deportivos de nuestra historia contemporánea: El actual Viceministro. Todo esto crea un marco de esperanza o de desesperanza, ya que un mayor impulso económico y político no siempre supone un impulso al deporte. A veces supone un enorme impulso a algún bolsillo o bolsote privado. Es cierto que peor gestión de la que acaba el 22 de este mes es casi imposible. Ahí mi esperanza. Ahora, según el medio citado, los nombres que suenan con más fuerza son el de Geovana Irusta y Julio César Baldivieso. Por ahora no me queda otra que tener esperanza, de la misma manera que en el caso Evo. Por favor señores candidatos, y más aún a las autoridades que ocupen estos puestos: No se olviden de su misión. Servir a la Patria, así como lo han venido haciendo cuando nos han representado de forma digna en los campos deportivos. Luchen como saben y pidan consejo a tecnócratas si es necesario y no destrocen su reputación. ¡Adelante compañeros!

5 de enero de 2006

El Café, El Pub, el Bar y la Chichería

Estos días navideños he llegado a una conclusión, que además ya venía gestando en mí desde hace tiempo y ojalá no le dé un ataque a mi madre cuando la vea. La conclusión es que los bares, pubs, cafés y chicherías son los caldos de cultivo para la formación de las relaciones humanas. Es cierto que con los excesos se pueden desvirtuar, debido a que pasan a ser, de lugar y motivo de encuentro social a lugar de desmanes. No obstante, no vamos a rechazar una brillante oportnidad por sus potenciales peligros. Estos días de año nuevo me los pasé de viaje en Irlanda, con mi cuate Bruno, y donde he podido apreciar parte de la magnitud de la fuerza que los pubs ejercen sobre la sociedad irlandesa, su eceonomía, su turismo y hasta su forma de expresión humanista y artística. Paseando por míticos bares como el Temple se respiraba el aire que otrora respiraban Joyce, Becket, Shaw o Wilde, al son de la música folk de los violines, bangios y arpas, te sumergías, Guinness mediante, en el aroma fraterno que estos ambientes ofrecen. Y el asunto que quiero resaltar es que si en Irlanda han escogido el formato de pub decorado rústicamente y de forma recargada, con muchísimo gusto, no tenemos que asumir que este es el único formato. En España por ejemplo podrás encontrar las tascas adornadas con botas de vino y patas de jamón iberíco, mientras que en París encontrarás los bistrós decorados de forma más típicamente bohemia. En realidad estos lugares no nos llamarán la atención sólo por su particular decoración, sino por la mística que se respira dentro. Así, en Bolivia deberíamos comenzar a adoptar, ciertas medidas de encuentros entre la familia, los amigos, y las personas de distintas edades, para compartir ideas de pensamiento, sentimientos, posturas políticas y religiosas y lo que a uno le salga del alma. Sólo con el diálogo y la discusión salen adelante grandes ideas, salen grandes negocios, grandes amistades y grandes ponencias. Aprovechemos la comunicación oral para juntarnos en un café, en una chichería, en la sala de la casa o en la plaza del barrio, para que una vez terminado el duro trabajo del día intercambiemos todo esto. Y no sólo pensemos los jóvenes en que llegue el viernes para ir a la disco a reventar nuestros oídos con música de supermercado. Estoy esperando mi siguiente visita a Cochabamba para ir al Barco, el Bar Comercio con mis cuates. ¡Salud!