28 de abril de 2006

Si el río suena, cochabambinos trae...

El Vice cumplió, al filo de la hora, pero la cosa va perfecta. Tengo un mes en los 2600 metros de Cochabamba para cargar pilas para el Iberoamericano de Puerto Rico, y lo más rico, estar con la familia y amigos. De nuevo en Kasa, como decía el cantante, y a brindar en unas tutumitas. Hasta pronto.

17 de abril de 2006

Planes De Pensiones: Arriba Las Manos

¿Qué sensación le invadiría a usted si hoy sale a la calle y al cruzar la esquina un encapuchado le asalta quitándole 500 dólares. Y si en 20 días le vuelve a ocurrir lo mismo. Y así, paulatinamente le va pasando lo mismo. Y el mes que no lo asaltan le choca un auto por detrás, siendo la culpa suya y el arreglo le cuesta 600 dólares. Y otro mes se entran ladrones a su oficina y se llevan su escritorio, su computadora y demás ajuares y mobiliario?. ¿Y si esta situación se repite mes a mes durante dos años y no tiene pinta de parar?, posiblemente pensaría en el suicidio, pensaría que las fuerzas del mal se han confabulado contra usted, sentiría rabia, impotencia. Algún sabio lo tomaría con entereza y paciencia. Otro más precipitado habría salido a la calle con una ametralladora para amedrentar a los posibles maleantes que acechan y que intentan su enésima fechoría. Otros acudirían a espiritistas, alguno a un guardaespaldas, y el que menos se encerraría en un cuarto con cinco candados y sin ventanas a esperar que el destino lo absorba. El sentido común actuará, demandando que una entidad nacional, es decir el Estado, se preocupe por la seguridad y los derechos civiles de este desafortunado personaje. Y con esto no digo que se encargue de alimentarlo o de mimarlo, simplemente de salvaguardar sus libertades y su espacio mínimo vital. Entonces, ¿qué pensaría usted si el Estado, en lugar de ser el guardián de estos derechos, además, es el asaltante, el que conduce el auto que le chocó, es el violador, el que le robó la billetera, el que consiguió las armas y el que finalmente apretó el gatillo?. Pues resulta que esta larga, aburrida y aparentemente irreal situación es el pan de cada día de miles de jubilados. Este colectivo de estafados, entre ellos mi padre, renuncia obligadamente, cada mes a su pensión de jubilación sin recibir otra explicación que existen otros miles esperando, "es que el trámite tarda un poco". Llevamos en estos atracos ya dos años y todavía no vemos mucha luz al final del túnel. Da rabia e impotencia ver como gente que ha aportado toda su vida al crecimiento del país con honrado trabajo, ahora son castigados por la institución a la que se entregaron en servicio: el Estado. Estas situaciones sólo aumentan el pesimismo, destruyen la cohesión social y alientan la corrupción. Ya vimos el año pasado al señor Picachuri inmolarse en el Congreso con unos cartucho de dinamita (con razón o sin ella). Esperemos que esta terrible corrupción se detenga cuanto antes, antes de que corra más sangre y de que peces muy gordos se sigan enriqueciendo a costa de los jubilados y de usted mismo, porque en realidad el Estado somos todos.

10 de abril de 2006

De Isaac a Javier

*Artículo publicado en el periódico El Norte de Castilla, el día lunes 10 de abril de 2006. (Para ver el texto original hacer click en el título) La temporada pasada estaba por germinar una nueva ilusión. Hoy gracias al abonado, a los riegos y podas de su descubridor, está en ciernes algo que se antoja grande: Javier García del Barrio. La retina mágica de Santiago de la Parte volvió a registrar un haz de luz casi imperceptible, que años atrás ya supo ver en la olímpica Angelines Rodríguez. Era un chaval que, con apenas 16 añitos, 48 kilos y una acentuada actitud plagada de timidez, humildad, obediencia y esfuerzo, comenzó su andadura en el atletismo.Este 'chiquito', 18 meses después, ya ha vestido tres veces la camiseta nacional, primero en Tilburg (Holanda), en el campeonato de Europa; luego en Lisboa en un encuentro internacional; y ahora, cerrando la temporada de cros, en Fukuoka (Japón) donde ha quedado en un honroso puesto 63, y como noveno europeo. Esto coincide con la melancolía que invade a los amantes del atletismo al ver los últimos kilómetros del gran Isaac Viciosa. Este cíclope fue protagonista de épicas batallas con grandes contemporáneos suyos como Cacho, Díaz, Estévez, Anacleto, Pancorbo o el también palentino Orlando Castro, entre otros, e internacionales como el campeón olímpico Baumann o el campeón mundial en sala Mazouzzi, que no olvidarán al de Cervatos de la Cueza. Los que hemos tenido la suerte de entrenar con él, y aprender de él, hemos visto su lado más humano. Durante años ha sabido reflejar esa humildad, sabiduría e integridad, y ahora vemos que no se va a perder en la bruma del río Carrión, sino que seguirá en la escuela que iniciaron Haro o el mismo De La Parte. Estamos de enhorabuena por el nuevo campeonato de Marta, y ahora tenemos una razón más para renovar nuestro orgullo palentino, al saber que el relevo está servido. La sucesión y las tardes emocionantes están garantizadas. ¡Hasta siempre Isaac, bienvenido Javier! Fadrique Iglesias es atleta olímpico por Bolivia y mundialista varias veces, y reside en Palencia.

5 de abril de 2006

La Peña Folklórica: el último vestigio de la generación Azkargorta

Del Diablo, Baldi y Peña se está habalando mucho estos días. Veamos por qué.

En primer lugar, el Diablo ha sido un referene nacional para todos, para los niños que quisieron ser el icono boliviano del nuevo siglo, como en ese momento lo fue la rizada melena del delantero cruceño. Ha llegado la hora de decir chau, y ¿quién va a ser el icono ahora?, llevamos años buscando el sustituto, lástima que solo lo estemos buscando los hinchas y no los profesionales que cobran por eso.

El segundo, y mi preferido de siempre, por la forma de jugar fue el Baldi (además de ser gran amigo de mi entrenador Héctor), que contaba (cuenta) con una impresionante clase; me hizo siempre mucho recuerdo a Enzo o a Zinedine, simpre marcando tiempos y poniendo cerebro al juego, y que ahora en el ocaso de su carrera ha dado positivo en un control antidoping. Triste final. Jugadores profesionales como ellos (también Cristaldo) no se pueden exponer a tonterías como la cocaína (según la prensa dio un sucedáneo del alcaloide). Jugadores aficionados tampoco, pero ¿en un profesional? eso indica el grado de seriedad que tiene nuestro deporte.

De la generación Azkargorta, el que menos sonó de las "figuras y cracks", fue Juan Manuel Peña, que fue el que más jóven se consolidó en la Selección, fue el más estable, fue el más sólido mentalmente y el que hoy, 13 años después, sigue en mejor estado físico, y me animo a decir que en su mejor momento.

¿Qué quiero resaltar de Juan Manuel?, su forma de trabajar. Es un profesional en todo el sentido de la palabra. Aceptó venir a España por algún dólar menos que México por ejemplo, pero vio que tenía la oportunidad de su vida en la Meca del fútbol. Vislumbró un proyecto de vida a largo plazo y no se equivocó.

En años que coincidí en Valladolid con él, jamás lo vi y jamás me contaron que lo vieron por ahí trastornando su cuerpo y su descanso. En las entrevistas siempre habló con mesura, nunca demás.

Y como persona, por lo poco que le conocí, excelente.

Creo que hay que aprovechar que todavía nos sigue dando tardes de alegría como la de ayer, al marcar el hito de meterse con su equipo en semifinales de la Champions League, el más prestigioso torneo de clubes del planeta.

A menudo extraño las tardes de peñas folklóricas en Cochabamba o en La Paz, pero afortunadamente todavía tenemos las de Juan Manuel, por suerte nos queda este refetente del deporte boliviano.

Juanma, no te retires hasta que llegue tu sucesor, y esperemos que sea pronto.