5 de abril de 2006

La Peña Folklórica: el último vestigio de la generación Azkargorta

Del Diablo, Baldi y Peña se está habalando mucho estos días. Veamos por qué.

En primer lugar, el Diablo ha sido un referene nacional para todos, para los niños que quisieron ser el icono boliviano del nuevo siglo, como en ese momento lo fue la rizada melena del delantero cruceño. Ha llegado la hora de decir chau, y ¿quién va a ser el icono ahora?, llevamos años buscando el sustituto, lástima que solo lo estemos buscando los hinchas y no los profesionales que cobran por eso.

El segundo, y mi preferido de siempre, por la forma de jugar fue el Baldi (además de ser gran amigo de mi entrenador Héctor), que contaba (cuenta) con una impresionante clase; me hizo siempre mucho recuerdo a Enzo o a Zinedine, simpre marcando tiempos y poniendo cerebro al juego, y que ahora en el ocaso de su carrera ha dado positivo en un control antidoping. Triste final. Jugadores profesionales como ellos (también Cristaldo) no se pueden exponer a tonterías como la cocaína (según la prensa dio un sucedáneo del alcaloide). Jugadores aficionados tampoco, pero ¿en un profesional? eso indica el grado de seriedad que tiene nuestro deporte.

De la generación Azkargorta, el que menos sonó de las "figuras y cracks", fue Juan Manuel Peña, que fue el que más jóven se consolidó en la Selección, fue el más estable, fue el más sólido mentalmente y el que hoy, 13 años después, sigue en mejor estado físico, y me animo a decir que en su mejor momento.

¿Qué quiero resaltar de Juan Manuel?, su forma de trabajar. Es un profesional en todo el sentido de la palabra. Aceptó venir a España por algún dólar menos que México por ejemplo, pero vio que tenía la oportunidad de su vida en la Meca del fútbol. Vislumbró un proyecto de vida a largo plazo y no se equivocó.

En años que coincidí en Valladolid con él, jamás lo vi y jamás me contaron que lo vieron por ahí trastornando su cuerpo y su descanso. En las entrevistas siempre habló con mesura, nunca demás.

Y como persona, por lo poco que le conocí, excelente.

Creo que hay que aprovechar que todavía nos sigue dando tardes de alegría como la de ayer, al marcar el hito de meterse con su equipo en semifinales de la Champions League, el más prestigioso torneo de clubes del planeta.

A menudo extraño las tardes de peñas folklóricas en Cochabamba o en La Paz, pero afortunadamente todavía tenemos las de Juan Manuel, por suerte nos queda este refetente del deporte boliviano.

Juanma, no te retires hasta que llegue tu sucesor, y esperemos que sea pronto.

4 comentarios:

Sol Covilhã dijo...

Hola niño!! Todo bien?? Ya veo que no paras de viajecitos para un lado y para otro y con unos destinos bien exóticos... quién pudiera!!! Solo quería aprovechar para mandarte un besote desde Portugal.

Sonsoles

Gabo dijo...

Otra buena actuacion de Jalapeña como le dicen los relatores de ESPN debido a una famosa entrada suya a Valeron , Juan Manuel esta teniendo su mejor temporada y se ha ganaddo a pulso la renovacion que el Villarreal le ofrecio. Mientras es Santa Cruz se despedia el Diablo con toda la generacion del 94, con la mayoria de ellos ya retirados , demostraron el tiempo que jugaron el partido mejor futbol del que se ve cada domingo en nuestra triste liga boliviana. Disfrutemos los ultimos vestigios de esa generacion.

Dique dijo...

Gabocho, yo sé que tu favorito era Moreno, otro grande. Por lo menos nos quedan las palizas del Wilster al Aurora y Blooming para ser felices.
Sonso: Pa cuándo te vienes?? ya está bien de tanto erasmus no???, tú fuiste la que me iniciaste a esto de escribir en internet, ¿te acuerdas? Un saludo.

eva dijo...

Hola:
inevitable pensar un poco en ti estos días, asi que me acorde de la movida que me habías contado de escribir en inter y eche un vistazo.
realmente interesante aunque a mi el futbol ya sabes...
lo demás amazing
bueno nos vemos.

eva