26 de septiembre de 2006

Sergio, "18.-Valv.(piti)" y la Operación Puerto

Atentos a este blog los que gustan de ciclismo y los que no tanto. www.ciclismo2005.blogspot.com Una mañana que buscaba artículos relacionados con dopaje, tras la Operación Puerto, me topé con él. Sergio. Este blogger, no se sabe si es joven, viejo, Pérez o García, semana tras semana, nos ha acercado al ciclismo a los que estábamos alejados y ha demostrado que el aficionado no tiene por qué tragarse los cuentos oficiales de algunos medios o aburridas y neófitas críticas como suele pasar en nuestros medios locales bolivianos. El estilo de esta persona, ha logrado que me transforme en entusiasta seguidor del ciclismo (para mí el deporte más sacrificado) mediante divertidas, punzantes y agresivas críticas y desarrollos de lo que son las competiciones más importantes a nivel mundial. Es el perfecto ejemplo literario de que a veces, en un principio, la forma puede ser el gancho para llegar al fondo. Como a todo aficionado o fan, se le escapan sus favoritismos (Rasmussen o Freire) y sus odios (Balaverde o como él le llama "18.- Valv(piti)", código que aún no se desvela en los archivos de la policía y que según Sergio se trata del corredor murciano), pero eso precisamente es lo que transmite pasión. Es evidente: por ejemplo que en este blog se hable bien del Wilster y rara vez se reconozcan las cosas buenas (¿existen?) de Oriente, lo mismo con el Madrid y Barça. Eso es parte de lo romántico del deporte. Pero su mayor acierto es hablar sin pelos en la lengua acerca del tema tabú del depote: el dopaje y sus implicados. Por sus irónicas y acertadas críticas han pasado los sospechosos del equipo Kelme-Comunitat Valenciana, del Astaná-Wurth, de Discovery Channel; todo una gama de superdopados como él denomina. Y los tan sabidos médicos dopantes o "hemodruidas" que suele citar, como Eufemiano Fuentes, José Luis Merino y Jesús Losa entre otros. También suele arremeter contra los comprobados junkies como Roberto Heras o Floyd Landis que son capaces de ganar grandes vueltas "silvando". Para los que no hayan oído del tema, la Operación Puerto ha sido el más grande desmantelamiento de la historia del dopaje deportivo, ocurrido en España en mayo, con 200 deportistas implicados, entre ellos algunos de los mejores ciclistas de la década como Heras, Ullrich o Iván Basso. Por contra, le pediría que hable más de atletismo (tema que también controla) y del intocable Indurain. Que nos haga el favor a los del gremio atlético ya que no tenemos todavía un valiente que pueda hablar con conocimiento de causa. Si algún día lo conozco personalmente se lo reprocharé. Creo que, admás de que gente inteligente como esta persona o el investigador periodístico Carlos Arribas de El País, que denuncian brillantemente estas prácticas, se necesitan más acciones, tanto de la Justicia Deportiva, como de los equipos, de los atletas, de médicos y de los consumidores del deporte. Al fin y al cabo el producto va para ellos. Podemos comenzar por apreciar más el atletismo de fondo del estilo cross, donde no importa el cronómetro, tan venido a menos en Bolivia y dejar de sobrevalorar el todopoderoso récord, para valorar más la combatividad propia de las grandes citas (como son los JJ. Olímpicos) cosa que no eliminará el doping. Se necesitan políticas. De todos modos el debate ético y deportivo del dopaje (que me parece terriblemente inmoral) lo dejaré para sigiuentes artículos. Por ahora un ¡salud! por estos periodistas que le quitan vendas de los ojos al espectador. No se olviden: que un atleta no haya dado positivo en un control, no significa que no se dopa!, ojo.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Muchas gracias por los comentarios. Me temo que seguiré sin hablar de atletismo...aunque aciertas en que me gusta. Por desgracia, no lo sigo tanto como el ciclismo.

Dique dijo...

Muchas gracias a ti, realmente es un honor que te des una vuelta por aquí.
Ese periodismo ayuda y mucho a que el deporte crezca, y se difunda. Y tu estilo es mordaz, se nota que has leído mucho en tu vida.
Tal vez no coincides conmigo en el gusto por Arribas.
Un saludo desde Palencia, España.