15 de enero de 2007

Temporada 2007: Misión Río de Janeiro



Aunque la temporada 2007 haya comenzado de facto el día 20 de septiembre de 2006, no es hasta estos días cuando realmente se puede hablar de dicha cifra.

Este año pasa por ser clave en mis aspiraciones. Es mi penúltima temporada (eso creo) y la que me abre las puertas para la última, la grande de Pekín.

La gran cita de este año son los Juegos Panamericanos de Río 2007. La única gran competición que me falta en el currículum y, después de JJOO y Mundiales la más importante. En realidad es la principal para las aspiraciones reales de nuestro Comité Olímpico.

La marca mínima no se ha publicado oficialmente el la web de la fede boliviana, no obstante el Comité Olímpico Chileno nos da una pista publicando las suyas y sus normas (aprobadas por la IAAF), es decir, bajar de 1.49 a partir del 2006 y hasta tres semanas antes. Si en Bolivia siguen criterios similares ya estoy clasificado.

Esta cita es la que realmente evalúa el estado del deporte boliviano. Por lo tanto me gustaría enfocar todos mis esfuezos en este proyecto.


Para los que piensen que después de la medalla de plata del Iberoamericano de Puerto Rico del año pasado soy favorito a podio, piden demasiado. Y no es una cuestión de cobardía, de pesimismo o de querer quitarme presión. Simplemente son números y es realismo. EL nivel competitivo es muy fuerte. Estos juegos son la competición deportiva más grande tras los Juegos Olímpicos. Participan 40 países, entre ellos Cuba, Estados Unidos, Canadá y Jamaica, vanguardia mundial en cuanto a atletismo.

Aunque me quedan dudas respecto a la prueba, todo apunta a que correré los 800 metros. Para esto tengo la ilusión de poder correr este año en 1.47 que está ya muy cerca de la marca olímpica. El 2006 me quedé a 2 décimas de bajar de 1.48 y creo que con otra estrategia en Huelva estaba para hacerlo, pero como no lo hice, es puro humo.

Pienso que para estar en las medallas habrá que correr en 1.46 bajo o 1.45. Y eso de momento no está a mi alcance. Me podría beneficiar que sea una carrera táctica medio lenta, sin cambios de ritmo muy locos, pero con ser finalista (8 primeros), estaría más que contento.

Los favoritos, entonces, serán:

El todo poderoso canadiense Gary Reed, que este año acabó entre los diez mejores del mundo y que año que pasa mejora. Estará seguramente su compatriota, y actual campeón Panam, el marroquí nacionalizado Archaf Tadili, que aquel año también acabó entre los 25 del mundo.

Por el lado de los locales, quedan los otros medallistas del 2003, el jóven Fabiano Peçanha, entre los 50 del mundo y el gran veterano, el campeón Iberoamericano y medallista mundial en Budapest 2004, Osmar Barbosa dos Santos.

También son favoritos los estadounidenses, aunque no sabemos quiénes, puesto que dudo que participen los pros, Krumennaker y cía., ya que arriesgarse controles de los vampiros a cambio de un "simple" panam, para ellos no es rentable, y seguramente mandarán a otros de 1.46 más modestos o con menos predigrí.

Nunca descartar a los cubanos, que este año en los Centroamericanos metieron dos atletas con 1.46 y 1.47.
Un peldaño abajo en cuanto a marcas cabe mencionar al loco Price de Argentina, al extraviado Piedra de Ecuador o al considerado mejor atleta venezolano del año pasado , bronce en Puerto Rico, y campeón Odesur, Eduard Villanueva.
Esperemos que Silveira se recupere, que siga con ganas el colombiano incombustible Chávez y que el pata Barquero siga en su progresión.

Tengo ilusión por hacer 3.44 en 1500, pero no sé si será posible, eso lo dejaremos para más adelante. De momento a soñar con que la garota de Ipanema me cuelgue una medalla en el cuello y me voy directito a Copacabana a festejar agradeciendo al Corcobado primero y luego bebiendo guaraná y unas caipirinhas.

Nos vemos en Río.

2 comentarios:

a Silvia dijo...

Adelante!!!! y mucha fuerza, desearte suerte no vale la pena, lo que te deseo es que luches y te esfuerces mucho, que así se consiguen las cosas.
.. por si acaso comprare una medalla en las alasitas, no hay que olvidar algunas tradiciones a veces funcionan jajaj.
Saludos.

Dique dijo...

Muchas gracias.
Y encomendarse al Ekeko, para eso y para que sea un buen año, y que se repita lo del Wilster.
Ojalá caiga alguna medallita en los Juegos para Bolivia como la del Martinez de hace cuatro años.
un saludo y buen año pa ti también