9 de febrero de 2007

Baja Laboral: un caso español


Tito Barredo, pase por favor al consultorio 7.

De una vez señor psicólogo vayamos al grano y deme la baja laboral por estrés y ansiedad, vamos que estoy deprimido.
Porque yo conozco a funcionarios como usted, no es que todos los funcionarios sean vagos, hay trabajadores, ja ja, como yo, pero no nos gusta trabajar demasiado, hay que decirlo, yo también soy funcionario público, con la diferencia que tú, ¿te puedo tutear no?, no tienes que aguantar a la cabrona de la jefa, que te esté tocando los cojones, tú no tienes un pelele encima tuyo porque eres un señor médico, ni siquiera, eres un psicólogo, que me parece muy bien, pero no veo por qué cobras tres veces más que yo que soy conserje en una residencia juvenil donde me tienen todo el día molestándome como niñera soportando a esos críos asquerosos.
Y encima, nos traen a dos bolivianos, una rumana, dos chinos, unos cochinos por cierto, dicen que no se bañan, y otros tres argentinos que son unos vagos, juegan rugby un par de horas y luego cobran, a costa de nuestros impuestos. Yo no quiero que con mis impuestos mantengan vagos y menos si son extranjeros. El otro día leí en el periódico que cada día entran en Valladolid 15 nuevos inmigrantes, ¿se imagina doctor? y encima me imagino que usted tiene que atenderlos con mis impuestos... y como es lógico cada vez suben y suben; mi sobrino que estudió empresariales y sabe muchísimo, dicen que el mejor de su clase, me explicó que el IVA ya está a 16%, eso que me cobran cada vez que compro cualquier cosa... y eso seguro que no lo pagan los chinos que compran todo suyo, quizás algún argentino, pero esos gastan toda su plata, ¡qué mal hablan!, en su yerba que debe ser medio opiácea, para vaguear, jugar al rugby o hacer carreritas de atletismo, que de esos hay varios en mi residencia.
Lo que sí doctor, quiero estar de vuelta en 10 días ya que tengo que ir a la reunión del sindicato porque estamos negociando la jornada laboral de 7 horas, por supuesto no podemos permitir que nos exploten, ¿sabía usted que a un compañero conserje que trabaja en el municipio le han obligado a reponer el papel higiénico del baño, reponer el papel a la fotocopiadora y meter al almacén algunas cajas de frutas, por un ascensor que tarda un montón, y sin estar en el convenio colectivo firmado en el ámbito de los conserjes... ?, me parece una barbaridad, ¿se creerán que somos así como los que vienen de por allá, y nos pueden abusar?, yo no estoy dispuesto a regalar mi trabajo por dos duros... por suerte los cochinos inmigrantes todavía no pueden acceder a puestos de la administración pública porque con eso si que este país se va a pique. Qué sería del sistema con esa banda de vagos trabajando para el Estado... esperemos que los exámenes para acceder a estos puestos pidan un correcto castellano, pidan como lo hace ahora, dominio de las Leyes Administrativas y la Constitución y el Código Penal y Civil, ya que aunque no parezca tan necesario saberlo para trabajar en mantenimiento o conserjería, alguna forma habrá que hacer para discriminar... y lo digo en el buen sentido, además ellos no tienen por qué cobrar los 1150 euros al mes que cobro yo; yo me los he ganado con esfuerzo y estos 34 años que sirvo al Estado se tienen que compensar y reconocer ¿no?, hasta he tenido que dejar de ir de vacaciones a la playa los dos meses del verano pasado, cuando se cierra la residencia, porque mi mujer ha montado una carnicería y la tengo que ayudar con los proveedores que son amigos y buenos clientes del administrador de la cocina de la Resi... y me trata bien... claro, me da una mano, ¿si entre colegas no lo hacemos...?, pero no crea que es mucho, nos pasa cuatro o cinco paquetes de jamón ibérico al mes y algo de queso manchego, usted sabe, dos mil o tres mil eurillos menos al gobierno local no le hacen cosquillas, con lo que robarán los políticos...
Bueno doctor, me tengo que ir a trabajar, ya se me ha pasado mi hora del café media hora y mis compañeros de trabajo se van a dar cuenta y se van a quejar... gente envidiosa hay en todas partes... Un saludo y hasta pronto.
-----------------
*inspirado en vivencias reales y en una ficción de S. Roncagliolo.

6 comentarios:

Mónica dijo...

Me pongo a pensar en como son las conversaciones sobre inmigrantes que trabajan de albañiles, limpieza, o empleadas domésticas, - imagínate, ¡si así es con deportistas extranjeros en un centro de alto rendimiento! Pero luego pienso en la absurda discrepancia de desesperarse y gastar millones, por conseguir a algunos – como Ronaldinho, Eto´o, Diarra, o hasta Zidane - ellos también son INMIGRANTES. Reconociendo que son genios del fútbol, eso no justifica el doble discurso y actitud de tantas personas.

Ojala llegue el día en que las personas no NECESITEN emigrar, y/o que se reconozca que aquellos que inmigraron, también aportan al bienestar del país receptor - ya sea con sus goles para el Real Madrid, participando en carreras de pista cubierta, o cuidando a aquella ancianita olvidada.

Felicidades, muy buen post.

Dique dijo...

Son algunos receptores asustados de que haya más competitividad y temerosos de lo nuevo...
La migración es la historia de la vida, y ahora parece ser que nos toca a nosotros. Esperemos que se pare la sangría.
Un beso y muchas gracias por venir.

mónica dijo...

Claro que soy yo... ¿Acaso no te conté que conocí a Diarra en un bar? ;0) Gracias por el beso. Otro para ti.

Dique dijo...

Diarrá, es ídolo cuando jueva bien y un negro e mierda cuando no..., y Vargas llosa es el "hispanoperuano" como Diestéfano y Valdano, los "hispanoargentinos", pero el resto son sudacas, pero no sólo iba a eso, sino al funcionariado público y la ineficiencia de la burocracia estatal, que en España es enorme.

más besos

Sergio dijo...

Gracias por el enlace a mi página y por leerme. Tu blog es muy interesante y está muy bien escrito.

Dique dijo...

Bien Sergio, algún día me gustaría recoger todo esto de las tramas de dopaje y quisiera etrevistarte, pero lo dejo para más adelante.

Bienvenido