23 de marzo de 2008

Superjunkies (los superhéroes)


Superman se encuentra mal,
sin speed no puede volar.
Flash Gordon está fatal,
el hombre lobo no le quiere fiar.
Y todos van a pillar
esta noche se la quieren pegar
hay fiesta en casa del hombre invisible
y todos van a estar.
Los niños tienen que estar contentos,
sus héroes se ponen ciegos, muy ciegos,
no saben qué es difícil aguantar esa presión,
no saben qué sus superhéroes en realidad son:
...Superjunkies


Ésta es una canción del popular grupo español de pop-rock Pereza.
En ella, hacen una directa referencia a la relación amor-odio que siempre ha existido entre los rockeros, los artistas y demás fauna de la bohemia y las drogas.
Se ha hecho siempre, pero esta vez el texto, la letra, es clarividente y eminentemente aplicable a los superhéroes de la era del internet y de la información: ciertos deportistas de Alto Rendimiento a nivel mundial.
Así, el Hombre Invisible puede ser encarnado en el consultorio del Doctor Fuentes, Padilla o Rosa.
Flash Gordon o Suprmanpueden ser perfectamente Jones o su ex marido Montgomery (por no hablar de Sudamérica o España), que sin alpiste no corren.

Pero los niños tienen que estar contentos, sus héroes se ponen ciegos, tan ciegos que algunos no viven para cotarlo, arriesgando la propia vida.
Ese es el deporte de hoy, el deporte Olímpico que muestra Adidas o Nike internacional.
Atletismo o Ciclismo de Superjunkies.

11 de marzo de 2008

Entre The Cure y el Chiki Chiki




España, en relación con la música popular, es un país que disfruta muchísimo del pop. Cuando este género emergió en todo el mundo, España se recuperaba de una intensa dictadura, lo que mermó las fuerzas del rock a nivel popular y comercial. Si bien existen iconos del rock nacional como Miguel Ríos, o quizás otros más reivindicativos como Reincidentes o Los Suaves, no han trascendido demasiado las fronteras.
En el pop, al contrario, tienen muchísimos exponentes que triunfaron allende del atlántico. Se puede mencionar a Mecano, a Bosé, al mismo Alejandro Saenz y a otros de muy poca categoría como Enrique Iglesias o últimamente los Bisbales.

No obstante del poco rock-pop melódico que vendió, podemos destacar a M-Clan, Celtas Cortos, algo de Los Rodriguez (aunque argentinos), algún giro de Sabina, algo de Nacha Pop y poco más.

A pesar de estas preferencias de altas ventas, existe pop de muy buena calidad, comercial y que tiene mucho éxito en la península. Se puede citar a los clásicos tipo REM, Springsteen o U2, por poner ejemplos, pero vayamos al más fresco estos días, ya que están de gira: The Cure.

La semana pasada se congregaron 30.000 personas en el Palau de las Arts de Valencia para celebrar el Festival de Invierno de MTV Europa. Éxito total. A pesar de que el gran Robert Smith carga en la saca muchos años y muchos kilos, sigue teniendo ese toque gótico, potente, esa greña despeinada, los ojos oscuros y sombríos, el lápiz labial corrido en su boca y sobre todo esa melancolía que inyecta en el público cuando interpreta obras maestras como Pictures of you.
Todo eso arropado por una atmósfera psicodélica y de viaje entre las drogas y la intensidad que imprime una obra potente como es la suya.

Eso demuestra que bandas pop de culto como esta siguen teniendo tirón en España y en el mundo entero. Y no es que se asome un relevo impresionante. Después del gran Radiohead o de Blur, se vislumbran fantasmales actores como Coldplay y muchos otros muy minoritarios.

Ahora, viene la contradicción y la lucha comercial.

Esta década, la música popular española y en parte la mundial ha tenido que librar una feroz batalla contra los Operación Triunfo y esa retaíla de pseudo músicos prefabricados y maquillados en concursos dudosos tipo Gran Hermano.
Los Bisbales, Rosas y Bustamantes nos han bombardeado en bares y pubs, que si bien suenan en recintos de dudosa calidad, eran donde los jóvenes se agrupaban más asiduamente.
La ausencia del Rock o ya de blues, flamenco, soul o jazz está determinada por una época en la que los utópicos suelen ser considerados como tontos.
Ahora suena mejor tener un prestigio plástico que uno artístico, luchador o intelectual. Pero no voy a Atacar eso. Sino el abandono progresivo del rock en los comercios como grito de reivindicación. Y con esto no digo que los miles de pijos-jailones que cantaban Guns `n Roses eran reivindicativos. Sólo menciono que el gran público está listo para recibir lo que le hechen en el plato.

Es famoso en España el Festival Eurovisión, donde se compite con el resto del continente, como plataforma de ventas.
Ante los fracasos de los Triunfitos en años pasados, la gente iba adquiriendo un complejo parecido al del fútbol: "este año estábamos mejor que nunca pero perdimos otra vez".

Pues resulta que ha aparecido una réplica. El programa juvenil más visto y acertado de españa, Buenafuente, del catalán Andreu Buenafuente (una especie de Tinelli peninsular), ha propuesto a un cómico con acento argentino, con una importante capa de gomina-gel en el pelo al estilo Élvis, a que cante una suerte de regetón burlesco en el que menciona a Michael Jackson, a Zapatero y a Rajoy. Ese es el Chikilicuatre y su hit El Chiki Chiki.
Y ha ganado la candidatura gracias a los votos de la gente.

Algunos lo han tomado como ofensivo y ridículo. A mi me parece muy gracioso. Es una caricatura de la música que viene participando en el festival Eurovisión desde siempre. Ahora los de la industria musical se quejan... " pero si esa mierda no es música", y lo de antes ¿qué era señores?...
Se está combatiendo al rival con sus mismas armas.
Además se ha dejado patente la facilidad con la que se controla a los españoles a tomar decisiones sin importancia, a través de los medios de TV.
Una televisión que se ha abierto a las fronteres hace dos días.
Recordemos que en los `90 sólo habían dos cadenas televisivas que eran públicas, y ahora llegan a 6 nacionales y algunas locales (la mayoría privadas). La TV de pago aún no está de todo extendida y ésto, para el país más teleadicto de europa es una rémora con la que cargan pero de la que están saliendo poco a poco.

Esperemos que la pluralidad del internet y de la TV y radio por satélite sigan la senda de la apertura y de la emancipación de los poderosos de la comunicación. Sino no hay más que ver al "Caimano" Berlusconi en Italia, que controla el fútbol, el parlamento, la presidencia, a las modelos desde su cubículo en la tele.

Adelante Chiki, a hundir los buques del euro con sus propias armas.

9 de marzo de 2008

Valencia 2008 es historia... Postigo seleccionador boliviano también.



A falta de última jornada de los mundiales de Pista Cubierta de Valencia 2008, la maror parte de esto a pasado ya. Han sido unos mundiales de Sala de Espera. Todo el mundo está de espera, hacia Pekín. Es la previa.
Nada que es el entremés es el plato principal. Pero al fin de cuentas son unos mundiales.

Ya me veo cada vez más cerca del final de mi era atlética. Aunque en cuanto al entrenamiento estoy viviendo mis momentos más intensos, en gran parte gracias a mi entrenador Antonio Postigo, que me ha renovado la ilusión de entrenar. Pero como todo lo bueno es corto, el mentado señor, se marcha. Como adelanté, nadie o casi nadie valoró a este segoviano investigador del atletismo de rendimiento, por lo menos en Bolivia. Donde sí lo valoraron, y con un contrato de por medio, ha sido en Chile, y aseguro que lo económico no ha sido lo trascendental. Ha sido la confianza en un proyecto, el concenso y la capacidad de diálogo y de una idea de futuro. Eso en Bolivia hoy falla a todo nivel, casi nadie tiene una idea de futuro, de país. Antonio se va a Chile, si señores. ¿Por qué? pues hay que pedir cuentas a cierta gente vinculada a la Administración Pública.

Pero este mundial me ha dejado otras sensaciones. Reencuentro con España, con amigos viejos y nuevos. Quizás faltó volver a Palencia, a la Castilla profunda y amistosa. El viaje me trajo nuevas ideas y la añoranza, quizás el plan de la vuelta. Todo esto se hace muy difícil en una fecha muy, muy importante personalmente, como es ésta.

En lo deportivo, medallas de Higuero, no del ex campeón mundial Ramzi. Fiasco de Robles, confirmación de Xiang. Fiasco de la Kallur, algunas ausencias y poco más. Actuaciones discretas de los sudameericanos como era de suponer. Yo quedé con la marca 21 de los 33 inscritos, dos descalificados. Dos de mi serie se metieron en la final (entre los 6 mejores). Y al tonto del aula le tocó el antidopping.

Lo nuestro es el Aire Libre, Dios quiera.
La temporada mencionada comienza en el Cono Sur la próxima semana en Argentina y a continuación en Chile. Nos vemos allá.

Veremos que nos depara este preolímpico.
Esta fue mi penúltima cita mundial. Ojalá que quede la última.
Coming soon...