11 de marzo de 2008

Entre The Cure y el Chiki Chiki




España, en relación con la música popular, es un país que disfruta muchísimo del pop. Cuando este género emergió en todo el mundo, España se recuperaba de una intensa dictadura, lo que mermó las fuerzas del rock a nivel popular y comercial. Si bien existen iconos del rock nacional como Miguel Ríos, o quizás otros más reivindicativos como Reincidentes o Los Suaves, no han trascendido demasiado las fronteras.
En el pop, al contrario, tienen muchísimos exponentes que triunfaron allende del atlántico. Se puede mencionar a Mecano, a Bosé, al mismo Alejandro Saenz y a otros de muy poca categoría como Enrique Iglesias o últimamente los Bisbales.

No obstante del poco rock-pop melódico que vendió, podemos destacar a M-Clan, Celtas Cortos, algo de Los Rodriguez (aunque argentinos), algún giro de Sabina, algo de Nacha Pop y poco más.

A pesar de estas preferencias de altas ventas, existe pop de muy buena calidad, comercial y que tiene mucho éxito en la península. Se puede citar a los clásicos tipo REM, Springsteen o U2, por poner ejemplos, pero vayamos al más fresco estos días, ya que están de gira: The Cure.

La semana pasada se congregaron 30.000 personas en el Palau de las Arts de Valencia para celebrar el Festival de Invierno de MTV Europa. Éxito total. A pesar de que el gran Robert Smith carga en la saca muchos años y muchos kilos, sigue teniendo ese toque gótico, potente, esa greña despeinada, los ojos oscuros y sombríos, el lápiz labial corrido en su boca y sobre todo esa melancolía que inyecta en el público cuando interpreta obras maestras como Pictures of you.
Todo eso arropado por una atmósfera psicodélica y de viaje entre las drogas y la intensidad que imprime una obra potente como es la suya.

Eso demuestra que bandas pop de culto como esta siguen teniendo tirón en España y en el mundo entero. Y no es que se asome un relevo impresionante. Después del gran Radiohead o de Blur, se vislumbran fantasmales actores como Coldplay y muchos otros muy minoritarios.

Ahora, viene la contradicción y la lucha comercial.

Esta década, la música popular española y en parte la mundial ha tenido que librar una feroz batalla contra los Operación Triunfo y esa retaíla de pseudo músicos prefabricados y maquillados en concursos dudosos tipo Gran Hermano.
Los Bisbales, Rosas y Bustamantes nos han bombardeado en bares y pubs, que si bien suenan en recintos de dudosa calidad, eran donde los jóvenes se agrupaban más asiduamente.
La ausencia del Rock o ya de blues, flamenco, soul o jazz está determinada por una época en la que los utópicos suelen ser considerados como tontos.
Ahora suena mejor tener un prestigio plástico que uno artístico, luchador o intelectual. Pero no voy a Atacar eso. Sino el abandono progresivo del rock en los comercios como grito de reivindicación. Y con esto no digo que los miles de pijos-jailones que cantaban Guns `n Roses eran reivindicativos. Sólo menciono que el gran público está listo para recibir lo que le hechen en el plato.

Es famoso en España el Festival Eurovisión, donde se compite con el resto del continente, como plataforma de ventas.
Ante los fracasos de los Triunfitos en años pasados, la gente iba adquiriendo un complejo parecido al del fútbol: "este año estábamos mejor que nunca pero perdimos otra vez".

Pues resulta que ha aparecido una réplica. El programa juvenil más visto y acertado de españa, Buenafuente, del catalán Andreu Buenafuente (una especie de Tinelli peninsular), ha propuesto a un cómico con acento argentino, con una importante capa de gomina-gel en el pelo al estilo Élvis, a que cante una suerte de regetón burlesco en el que menciona a Michael Jackson, a Zapatero y a Rajoy. Ese es el Chikilicuatre y su hit El Chiki Chiki.
Y ha ganado la candidatura gracias a los votos de la gente.

Algunos lo han tomado como ofensivo y ridículo. A mi me parece muy gracioso. Es una caricatura de la música que viene participando en el festival Eurovisión desde siempre. Ahora los de la industria musical se quejan... " pero si esa mierda no es música", y lo de antes ¿qué era señores?...
Se está combatiendo al rival con sus mismas armas.
Además se ha dejado patente la facilidad con la que se controla a los españoles a tomar decisiones sin importancia, a través de los medios de TV.
Una televisión que se ha abierto a las fronteres hace dos días.
Recordemos que en los `90 sólo habían dos cadenas televisivas que eran públicas, y ahora llegan a 6 nacionales y algunas locales (la mayoría privadas). La TV de pago aún no está de todo extendida y ésto, para el país más teleadicto de europa es una rémora con la que cargan pero de la que están saliendo poco a poco.

Esperemos que la pluralidad del internet y de la TV y radio por satélite sigan la senda de la apertura y de la emancipación de los poderosos de la comunicación. Sino no hay más que ver al "Caimano" Berlusconi en Italia, que controla el fútbol, el parlamento, la presidencia, a las modelos desde su cubículo en la tele.

Adelante Chiki, a hundir los buques del euro con sus propias armas.

8 comentarios:

Fenridal dijo...

See Here or Here

Victoria dijo...

La verdad es que el que vaya a Eurovisión el Chiki (bis), es al menos curioso. Pero estás totalmente en lo cierto, es una parodia de la propia parodia que es Eurovisión en estos tiempos.

Creo que la gente por aquí no ve lo gracioso del asunto y ya se ha tildado de vergonzoso que él sea nuestro representante.

Los que se han inventado al Chiki, Chiki, han querido parodiar y la parodia a triunfado, y se de demostrado lo débiles de mente que somos la generalidad española y el poco gusto musical que tenemos, porque quien a votado al Chiki (bis) no lo han hecho por la parodia que representa, sino porque les gusta lo que canta!!??

Ahora sólo cabe esperar a la reacción de los europeos y lo espantados que se van a quedar cuando entre baladas, y pop melódico con algún toque étnico interesante, llegemos nosotros con nuestro Chiki (bis), aunque a lo mejor llegamos y ganamos...
Tendremos que decir de nuevo: Spain is different.

Bye.

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Vic....
Tienes toda la razón, pero como leí a un articulista en El País, es tomarse un concurso no muy democrático ya que los países del Este van en bloque y se defienden mutuamente, tomarlo con humor y creatividad no???
a mí la idea de parodiar me parece buena, con gracia. El Spain is diferent y su lado positivo está en buscarle la vuelta de tuerca y ser creativo.
Así se muestra que hay gente como tú o Buenafuente que no son tan débiles de mente... jeje
Abrazos

Anne dijo...

De acuerdo. Lo que me parece sorprendente (y me entusiasma) es que hubiera tanta gente que lo haya apoyado, es decir, tanta gente que piense que si va él,poco o nada cambiará respecto a los anteriores años y al menos ahora, el propio cantante es consciente de lo que es ^^

Akinogal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Gardagami dijo...

See here or here

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Saludos Anne y gracias por venir

Gabo dijo...

Ayer dijieron en TVE que 11 millones de españoles vieron Eurovisión y que fue el programa televisivo más visto de los ultimos 6 años.
Ovejas hay en todos lados.

Un abrazo