6 de marzo de 2009

Diego Ruiz después de Diego Ruiz

 Ya casi a todos los burgaleses, autóctonos o de adopción, nos suena el nombre de este chico. Figura creciente del atletismo y del deporte castellano, Diego, defendiendo siempre la camiseta del Campos de Castilla – Universidad de Burgos, ha ido creciendo un ritmo constante y seguro, destacándose como atleta confiable y regular que ha progresado de forma lineal casi sin espera.

A ninguno de los entrenadores que le han formado (Alberto Medina, Eladio Barredo, Juan Carlos Granado o Enrique Pascual) les extrañará verlo donde está conociendo sus cualidades físicas y mentales. Pero aquí no pretendo destacar las cualidades fisiológicas de este chico (sobradas y demostradas) ni tampoco su valiosa personalidad, sino el buen manejo y desarrollo de su Inteligencia Emocional. Este atleta encarna el sentido moderno de la administración de empresas. Ya no estamos en las épocas en las que simplemente contar con una buena acumulación de capital bastaba. Ahora son tiempos en los que los recursos humanos, comprendidos por su capital intelectual y social, gestionados desde una visión estratégica, serán los factores decisivos y generadores de ventajas competitivas: la victoria. Un campeón moderno o del siglo XXI tendrá estos atributos hipertrofiados, tanto o más que su musculatura o su capacidad de resistencia lactácida.

Es así que a nuestro burgalés, y lo ha demostrado en repetidas ocasiones, no le tiembla el pulso cuando se enfrenta con gente aparentemente superior o con camisetas históricas. Diego Ruiz, sabe que como humano, nunca se encuentra en desventaja manifiesta, sino que coloca al rival en una dimensión que él mismo ha creado en su mente, en la que poco importa quién sea el oponente, que para él será simplemente una persona más.

 Además, y complementando esta capacidad, Ruiz tiene una destreza de la que muchos atletas carecen: la de planificar su vida, su carrera atlética, su temporada, su día y su momento. Las grandes figuras deportivas, se distinguen del resto por estos detalles. Ya desde que fuera medallista de Europa júnior del relevo 4x400 en Italia en 2001, se sabía que este tenía piernas valiosas pero era un adolescente. Luego, sus primeras incursiones al Alto Rendimiento fueron, en momentos de transición, con atletas magistrales como Viciosa, Cuñado o Giralda, atletas que incluso aprenderían ciertas actitudes de él. La facilidad que tiene Diego para discernir su visión y misión como atleta es portentosa y clarividente. Él sabe para qué hace lo que hace, dónde tiene que estar, en qué momento, con qué objetivos y qué medios debe desplegar para llegar a ello.

Así, sus métodos a largo y mediano plazo no son gratuitos o baladíes. Todo tiene un porqué. Es un atleta que, a diferencia de la mayoría, no se ha tomado prisas para llegar a lo que es ahora, un medallista fijo en los Campeonatos de España en la distancia reina del atletismo español (1500 metros), y tampoco tiene ansiedades para llegar a lo que supongo que si no es este fin de semana en el Europeo Indoor de Turín, será en el futuro inmediato: colgarse nuevamente una medalla internacional de gran campeonato.

 No sé si este estudiante de Empresariales aplicará conscientemente los conceptos que aprende en la facultad, pero lo cierto es que maneja su carrera deportiva como una empresa, y además una empresa exitosa, y en tiempos de crisis como ahora, éste es un valor escaso, escasísimo, una rara avis en este cielo nublado.

9 comentarios:

Sandra dijo...

¿Tú te has oído?, o mejor dicho ¿te has leído?. Según avanzaba me ibas recordando cada vez más a un libro que leí hace tiempo: "Manual del Guerrero de la Luz" de Paulo Coelho.Este libro o "manual de vida" recoge muchas de las afirmaciones que acabas de expresar. Además, el autor también apuesta por trasladar estas enseñanzas a distintos campos de la vida, para ti el deporte o la adminstración de una empresa.
El libro me gustó mucho y en ocasiones intento seguir algunos de sus consejos para manejarme por el mundo pero a la teoría y a la práctica les separa una gran distancia a pesar de que estos "consejos de vida" se caractericen por su aparente sencillez. Me agrda conocer la existencia de un "guerrero de la luz" y te felicito por haberle descubierto ya que a algunas personas les cuesta reconocer las virtudes ajenas. Sé que no eres de esas personas.
Un beso, reciente amigo de facebook.

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Jaja, muchas gracias Sandra, qué elogioso.. jeje, pero con esto no pretendía hacer un post de autoayuda, sino resaltar algunas virtudes de una persona que fue cercana a mí, que es cercana a mí y de la que he aprendido mucho en la vida. Ésta es una de las cosas que más me duele de ser un emigrante constante... a veces quieres estar con esta gente y no se puede. Pero bueno, como insiste Javier Marías, hay que disfrutar de los recuerdos en su justa medida, además dicen que los castellanos, y sobre todo los burgaleses son amigos para toda la vida, tu comentario una prueba de ello. Gracias y besos.

Anónimo dijo...

Hola Fadrique:

Excelente entrada ésta última. No conozco al protagonista de la misma, pero a tenor de lo leído debes haber visto en él cosas muy buenas.

Hoy, bajo mi punto de vista, no corrió bien; cómo tampoco lo hizo en el Campeonato de España; sin embargo, demostró en Turín estar en un gran momento corriendo unos últimos 300 metros fenomenales.

Sandro. (Supongo que me recordarás)

Noelia Soler dijo...

hey Fradique muy buen texto, me ha gustado mucho e imagino que a Diego también. No se puede aportar mucho más de lo que ya has dicho tú. Mucha suerte Diego y espero que sigas haciendome saltar del sofá con tus carreras,jeje. un beso Dike y otro para Diego.

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Sandro, aunque no me convences mucho (sigo convencido de tu identidad), claro que te recuerdo... me imagino que prefieres los posts positivos. Algún rato escribiré sobre los entrenadores-intelectuales... lo malo es si se enfada alguno por no citarle.
En cuanto a lo de ayer, Lamentablemente no he visto la carrera todavía, por estas tierras no la pasaron, la buscaré en YT.

Noe... qué bueno saber de ti... cuando veas a Cristina o al resto de los ruices les mandas un abrazo.
Tal vez vuelta a España en agosto, sería bueno verte...
un abrazo grande

Anónimo dijo...

Hola Fadrique:
¿A qué te refieres con que no te convenzo mucho?
¿A qué te refieres con que estás convencido de mi identidad?
¿Quién crees que soy?Creo que nos hemos podido ver dos o tres veces en la vida,cuatro a lo sumo.
No es que prefiera los post positivos (que no sobre positivos); si no que me ha parecido que está muy bien escrito, desde el conocimiento y con cierto grado de pasión por nuestro deporte.

Un saludo(con que me contestes a la última pregunta, me doy por satisfecho).

Sandro.

Anónimo dijo...

hola fadrique!!!!
muchas gracias, ya le felicitare a mi hermano de tu parte , es que el hombre no se conecta mucho...y a la familia también les daré recuerdos(estuvieron en Turín y se lo pasaron realmente bien, espero que se repitan muchas asi...).
me alegro un montón de que sigas a mi hermano y de que hables de él cosas tan bonitas.
muchas gracias!!
espero que te vaya todo muy bien y a ver si es verdad que se te ve el pelo en tierras españolas por agosto!!!
un beso

Anónimo dijo...

hola fadrique!!!!
muchas gracias, ya le felicitare a mi hermano de tu parte , es que el hombre no se conecta mucho...y a la familia también les daré recuerdos(estuvieron en Turín y se lo pasaron realmente bien, espero que se repitan muchas asi...).
me alegro un montón de que sigas a mi hermano y de que hables de él cosas tan bonitas.
muchas gracias!!
espero que te vaya todo muy bien y a ver si es verdad que se te ve el pelo en tierras españolas por agosto!!!
un beso

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Sandro:
Sí, quizás me he confundido. Pensé que eras JCG, no importa. De todos modos eres bienvenido siempre... ¿tú tienes blog?

Crissss, me imagino que aunque no firmes eres tú, jejeje. Me puse muy contento, porque nos representa a todos nosotros. Espero tomarme un buen Ribera de Duero para festejar la clasificación a Berlín en unos meses...
un abrazo fuerte.