14 de marzo de 2009

Ministerio de Culturas: ¿La mesa coja?

Publicado en Lecturas de Los Tiempos de hoy. ------------- Históricamente se ha desdeñado y postergado la cultura indígena, incluso la mestiza y parte de la criolla. Sí. Se han desdeñado expresiones de identidad nativa. Sí. Han pervivido (o se han incrementado) los conflictos y rechazos de las creaciones artístico-artesanales autóctonas. También. Estos fenómenos son reflejo de exclusiones sociales, económicas y políticas reales, que han venido cambiando desde hace un par de décadas con la inclusión de un Vicepresidente, algunos Congresistas y, finalmente, de un Presidente de la República en el aparato estatal. Por otro lado, se ha creado recientemente un Ministerio de Culturas, que pretende compensar, de forma tardía, estos desequilibrios de representación. La semana pasada se han estrenado dos nuevos Viceministerios: el de Interculturalidad, regentado por la señora Estela Vargas, economista especialista en tributación y el de Descolonización, a la cabeza del intelectual y notable historiador Roberto Choque. Quiero pensar que es evidente que la monocultura eurocentrista limitaría un disfrute artístico y de expresión indígenas, no obstante, dada la necesidad de equilibrio, al potenciar el extremo débil, podríamos correr el peligro de enterrar y menospreciar la manifestación cultural aparentemente dominante ¿?, díganse las bellas artes, la cultura clásica, erudita, virtuosa, conceptual o lo que algunos llaman la Alta Cultura. Con la idea de pretender, bienintencionadamente, democratizar la cultura y resaltar los valores nativos (asunto necesario), temo que se abarque sólo a una mayoría y se olvide un importante vértice del triángulo virtuoso. En el ejemplo de equilibrio se pueden citar a creadores como Jorge Sanjinés con su cine indigenista, de gran belleza y sutileza emocional; a César Bríe con un teatro de denuncia, con alta calidad estética o la capacidad escultórica de Marina Núñez del Prado a través de sus gritos libertarios de la mujer indígena. Sería burdo pensar que las líneas filosóficas o las influencias occidentales de estos autores pisoteen lo popular o desdeñen lo autóctono. Al contrario, son dos caras de la misma moneda. Yendo a la praxis, podemos señalar la ausencia de políticas realmente efectivas como el desarrollo de una Industria Cultural potente, no alienante, sino alineada a lo que García Canclini describe como motor de desarrollo económico enmarcado en sociedades liberales y economías de mercado posibles en nuestro contexto latinoamericano. Esto se puede corroborar en países del entorno hispanoamericano como el mexicano, colombiano, argentino o el mismo español, donde en las páginas web de sus Ministerios se promueven políticas orientadas al estímulo de fundaciones mixtas de gestión cultural codirigidas entre la Administración Pública y fondos privados. Notemos también el desarrollo de redes de cooperación internacional (Bolivia no participa en la Red Iberoamericana de Teatro IBERESCENA) o en la ausencia de actuaciones directas al estímulo de la creación literaria o de la lectura. En nuestro país, la museografía se ha delegado casi exclusivamente a la Fundación Cultural del Banco Central (FCBCB) o a instituciones universitarias y privadas. El Patrimonio Industrial no parece ser una prioridad y las Bibliotecas Nacionales y Archivos son instituciones no muy vivas y cotos cerrados a investigadores que tampoco tienen las suficientes motivaciones. Canclini no describe unas Industrias Culturales de masas, repetitivas y faltas de valor artístico, sino a una oportunidad de desarrollo socioeconómico y educativo basado en el impulso de la producción musical, televisiva, escénica, cinematográfica, informática, plástica o editorial, además de la explotación ordenada del patrimonio tangible (industrial, arqueológico, arquitectónico, natural, etc.) y el inmaterial (oral y antropológico). En este campo, en el Perú, de forma accidental o no, han sido capaces de situar su cultura en el mapa mundial, no sólo con la bandera de Machu Pichu, Nazca o su gastronomía, sino con una calidad mundial de escritores, que van desde Vallejo, Ribeiro, JM Arguedas, Bryce, Vargas Llosa o Alegría hasta los jóvenes Faverón, Cueto, Alarcón, Roncagliolo, Benavides, Bayly o Thaís por citar algunos. Estructuras como la FCBCB, verdadero modelo de gestión cultural mixta, más orgánica, independiente y menos populista, parece ser el camino exitoso, ya que cuando los políticos interfieren en el campo técnico, las “mesas de operaciones” se quedan cojas, porque son diseñadores y no carpinteros. --------- Ilustración: "Haga Arte - Arte de Origen" en su muy creativo blog hace mordaces críticas al proceso de cambio y a las identidades nacionales. Pasen y vean.

6 comentarios:

Victoria dijo...

Hola amigo:

Ehh, he vuelto a tu blog. Vuelvo de vez en cuando pero no escribo. Muy buen artículo, mira a ver como hacer para llegar a ese Ministerio de Culturas, podrías hacer cosas muy buenas por tu país y nadie duda que lo puedes.
Cuenta de tu vida!! MIL BESOS

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Bienvuelta amiga querida. Oye, lo digo en público: de Chile a Bolivia hay sólo una frontera. Sin más.
Hoy me daré una vuelta por Art Nike, espero que esté actualizado.
Luego, con la Adm. Pública, en Bolivia no quiero meterme.
Nos vemos en Agosto.
Besazos

Victoria dijo...

Sí, comprendo que no quieras meterte en esas aguas turbulentas...Has visto el documental "War of democracy", está muy bien para saber un poco más de los oscuros rincones de las políticas de sudamérica y su relación con EE.UU. Te lo recomiendo.
BESOTESS

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

De la cosa pública no quiero estar ni cerca... igual en lo deportivo... del aparato estatal quiero estar lo más lejos posible... es un asco...
En realidad quisiera estar en tu pellejo amiga mía...
De hecho si no te fugas a Chile, podríamos pasar navidad... jejeje.
Besos a la distancia...

Anónimo dijo...

Felicidades por las publicaciones

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Gracias anónimo, pero me gustaría que de desanonimizaras... jeje, puedes esccribir al email si necesitas cualquier cosa...
Saludos