4 de mayo de 2009

El Mundial del Cine en Mayo: Cannes

Publicado parcialmente en Los Tiempos el domingo. ----- Para los cinéfilos el mes de mayo probablemente sea uno de los más importantes de la temporada: se trata del evento trascendental en el año en cuanto a festivales de cine se refiere. Aunque Cannes ha estado asociado al glamour y a grandes nombres, la tendencia de los festivales actuales es hacia el cine independiente y de autor. Sobre todo en el enfoque de la industria cultural, que necesita cubrir espacios económicos potencialmente interesantes a los que Hollywood no puede llegar. Si a un lado, el de la propuesta más comercial, se encuentra la recién inaugurada Festa de Roma, que busca destronar como cima del cine al reputado Festival de Venecia a fuerza de talonario, o del interés de nombres asociados a Hollywood pero que mantienen cierta independencia como Berlín, podemos ver también en el otro extremo el Festival de Sundance, que tiene una forma de progreso mucho más agresiva y orgánica. Este festival ha articulado proyectos de calidad, parcial o totalmente marginados de la industria oficial norteamericana pero que a la vez mueve mucho dinero, tanto en producción, como en creación y distribución. Es así que Cannes, sin descuidar nunca su calidad discursiva y estética quiere apostar por este nicho, el independiente y en el que se priman las propuestas de autor. El presidente del festival ha señalado que su prioridad es la de los “outsiders”. No obstante no abandonan un interés manifiestamente comercial que otros años se retrató con propuestas paupérrimas como “El Código Da Vinci” u otras igualmente comerciales pero que han pasado a ser productos de culto para algunos sectores como las sagas de “Star Wars” o las de “Indiana Jones”. La ceremonia de inauguración este año va en esta línea de difusión masiva, con una producción de animación en tres dimensiones, "Up", producida por Disney-Pixar (creadores de “Buscando a Nemo” o “Mounstros S.A.”). Ya otros años, con premio incluido, estuvo el film de animación Persépolis o la Israelita “Vals con Bashir”. También se estrenó en Cannes la aclamadísima “Shrek”, todo en dibujos animados. En Valladolid hace algunos años se abrió la Semana del Cine con “Asur y asmar”, dejando patente el interés del público y de los festivales por este tipo de género. Por su parte la Palma de Oro honorífica la recibirá Clint Eastwood, quien siempre atrae tormentas de flashes y titulares. Este año la participación latinoamericana se reduce en comparación a otros años. Si bien los últimos dos Osos de Oro del Festival de Berlín han sido ganados por artistas de nuestra región, como la peruana Claudia Llosa con “La teta asustada” y el brasileño José Padilha con “Tropa de élite”, la sección oficial de Cannes no tiene ninguna producción de esta zona. En la sección Una cierta mirada está el colombiano Ciro Guerra con “Los viajes del viento” mientras que en la sección Semana de la Crítica, apartado que tiene por fin encontrar jóvenes directores, estará la colombiana “1989” del director Matiz, la coproducción chileno-alemana-francesa “Huacho” de Alejandro Fernández Almendras, “Mal día para pescar”, de Alvaro Brechner coproducción de Uruguay y España. “Navidad” del chileno Sebastian Lelio y “Daniel y Ana” del mexicano Michel Franco serán los representantes hispanos en la sección Quincena de Realizadores. También estará “Tetro”, de Francis Ford Coppola (Argentina, España, Italia) en un acercamiento del gran maestro norteamericano al mundo latino contando con las españolas Verdú y Maura. El cine español por otro lado llega quizás con tres de sus directores más internacionales actuales. Almodóvar, Amenábar y Coixet. El oscarizado manchego estrenará y estará en la Sección Oficial con “Los abrazos rotos”, tres años después de haberse llevado la palma a mejor director y la de mejor actriz en 2006 con su exitosa “Volver”. Isabel Coixet, por su parte presenta “Mapa de los sonidos de Tokio” también disputando la Palma de Oro. Amenábar, aunque sin competir, estrenará su segundo rodaje en inglés, “Agora”, esta vez tomando el género épico. Pero los platos fuertes están en una Sección Oficial cargada de caras conocidas que ya saben lo que es ganar. Además de los españoles nombrados, la lucha será para gente como Von Trier (“Dogville”, “Bailando en la oscuridad”, con la que ganó la Palma en 2000) con “Anticristo”, Michael Haneke (“Caché”, Palma a mejor director en 2004; “La Pianista”) con “Das weisse band”, Ang Lee (“Brokeback Mountain”; “Sense and Sensibility” Oso de Oro en 1996) con “Taking woodstock”; el social Ken Loach (“El viento que agita la Cebada Palma de Oro en 2006) con “Looking for Eric”; Park Chan-Wook con "Bak-Jwi" (“Old Boy”, Premio del Jurado en 2004) o el muy polémico igual que aclamado, Quintín Tarantino, Palma de Oro en 1994, quién ya avisara hace meses el estreno de su nueva ópera, “Inglorious Bastards”. Todos estos nombres, cifras, alfombras rojas, glamour y densidad intelectual y creativa hacen que contra las voces catastrofistas de un industria que se preocupa por la competencia de las nuevas tecnologías y de la supervivencia del cine en tiempos críticos asomen optimismo. Veamos por quién se decanta el jurado presidido por la actriz francesa Isabelle Huppert el 24 de mayo próximo.

2 comentarios:

Almada dijo...

Una pena que Latinoamérica esté ausente este año de la selección oficial. No fue un buen año?? las propuestas están ahí nomás, regulares?? o somos demasiado "independientes", sin glamour para Cannes? los que vienen están todavia muy verdes??. Yo te voy soltando cosas que me vienen a la cabeza aunque a ninguna le he dedicado tiempo para pensar.

Los nombres en la selección oficial hablan por sí solos de la calidad de Cannes, que creo nadie discute. Lo mejor de lo mejor. Y Huppert de presidenta, maestra!

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Cero pelis es muy poco. Y eso que el cine argentino está cargadito. Pero bueno, es la resaca de Berlín. La cosa es que acá en Bolivia mientras las pelis sean como Evo Pueblo (ojo, no la excelente Cocalero) o como Día de bodas (que me tuve que comer en una bus desde La PAz) creo que estamos lejos de meter una nuestra en Cannes. Veremos qué sale de Rojo, amarillo y verde... nacional de tres mediometrajes Bellot-Bouloq-Bastani con cuento del Hasbún incluído. Esperemos que no defraude, apreciado amigo.
Te cuento que quizás demore un poquito mi regreso a España, a causa del 20% del paro que amenaza. No obestante discutiremos este y otros temas en agosto, con cerveza y charque en mano...
un abrazo viejo