26 de mayo de 2009

Tripartito: libre circulación de ideas y sensiblidades

Instalación visual de la artista chilena Jo Muñoz en el Martadero Tripartito: libre circulación de ideas y sensiblidades Dividido en tres partes, órdenes o clases, o formado por ellas. Ésta es la definición que da la Real Academia de la Lengua de la palabra Tripartito, que da título a la instalación de la artista chilena Jo Muñoz, con textos de Juan Malebrán y Rodolfo Andaúr, y que podemos disfrutar estos días en el Martadero. Se trata pues de una representación conceptual de las fronteras que unen y separan (paradoja) a Bolivia, Perú y Chile. Esta definición tiene dos vías: las de ida y vuelta. Dividido y formado. Empecemos recordando que las segmentaciones republicanas son muy recientes en la línea evolutiva (tan sólo 2 siglos) comparados con los varios que lleva de progreso el pueblo Aymara, del que formaran parte los habitantes, hoy mestizados, de la zona en cuestión. Con la gotera como eje discursivo, Muñoz pretende extraer de nuestras cabezas conceptos bien sabidos pero frecuentemente evadidos: el de la alteridad y la tolerancia. Las grietas serán elementos disonantes por donde caerán gotas inofensivas en su unidad pero amenazantes en su continuidad, que horadan la tranquilidad y parcimonia de la gente. Estamos en una sociedad de mercado, en la que la libre circulación de información y de capitales se ha disparado de forma exponencial, sobre todo con las nuevas tecnologías. Se vuelve casi una exigencia dispuesta por los grupos de poder; hecho que contrasta con el dique espeso que esta misma sociedad nos ha impuesto: la rienda fija, las amarras a la libre circulación de personas. La gente no puede cruzar las fronteras, su dinero sí. Pero en el punto tripartito fronterizo hay una salvedad, una vez más en nombre del estímulo del comercio y del desarrollo: el domingo. Aquel día no importa si el pasaporte es azul, rojo o verde, si eres boliviano, peruano o chileno, puedes caminar a tus anchas por esos territorios, siempre con la excusa del intercambio material. Charaña es el pueblo boliviano fronterizo, donde alguna vez se diera el encuentro “histórico” entre los dictadores militares Bánzer y Pinochet llamado “El abrazo de Charaña”. Sirvió de poco más que una excusa para banquete y fotografías, ya que 34 años después, las tensiones siguen parecidas, incluso ahora incrementadas entre los tres países en cuestión con mensajes ridículos y nocivos, de ida y vuelta, entre sus mandatarios. Para asustarnos de la intolerancia y la falta de diálogo real no tenemos que recurrir al (mal) ejemplo norteamericano y su muro en la frontera mexicana ni al de las vallas en las favelas cariocas o en los guetos judíos de la Polonia nazi, ni siquiera al Muro de Berlín. Escarbemos simplemente nuestro pasado reciente como cochabambinos con lo ocurrido aquel 11 de enero de 2007. Y es que parece que el arte se vuelve el único nexo integrador posible. O por lo menos el más rápido. El arte demuestra ser la forma más eficaz de cesión e intercambio. Artistas iquiqueños, realizando una residencia en un espacio cultural alternativo cochabambino, preparándose para exponer su obra en Lima. ¡Libre circulación de ideas y sensibilidades!. Jo me invita a pensar cuán naturales son las fronteras si las analizamos en un micro espacio. Me deja entre otras, una pregunta rondando entre mis fronteras mentales. ¿Cuán natural es dividir a etnias y costumbres similares en nombre de la geopolítica y de segmentaciones artificiosas?.

3 comentarios:

Diego dijo...

hola me paso a tu blog.esta muy
padre sigue asi
adios
suerte

Victoria dijo...

Nada de natural tiene dividir etnias y costumbres en nombre de la organización geopolítica-administrativa. Un ejemplo clarísimo es África, como no Sudamérica y en otra escala hasta este país, España.
Sin embargo es curioso el sentimiento nacionalista que hay en algunos países Sudamericanos, tipo Chile, lógico sentimiento surgido del propio deseo de reinvindicación de un territorio frente a los "foráneos". Lo chilenos que se sienten cuando los del norte seguro que son muy diferentes a los del sur en muchos niveles. El ir "todos a una" para conseguir un objetivo es estupendo, pero no hay que olvidarse de las múltiples identidades que hay por aquellos territorios cercanos de corazón.
Ya me falta poco para conocerlos in-situ!!!
BESOTESS Fadrique

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Gracias por venir Diego. Tienes muchos blogs, a ver por cuál empiezo.
Vic, no lo veo tan lógico. Esa desesperación por preservar la parcela me parece muy limitante...
Me alegra tu acercamiento al mundo sudamericano... ya desde hace años...jejeje. EStoy contigo en que chau identidades cerradas. Vos eres el ejemplo de la ciudadana de América Latina... por tu cultura, tus amigos y tu curiosidad...
Gracias por venir again...
besitos