16 de agosto de 2009

El mARTadero Verde y Vivo

Publicado en Los Tiempos el domingo. ------ La Gestión Cultural, tal y como la entendemos hoy, ha tomado un nuevo rumbo. Las épocas de las infraestructuras de “techos altos”, con vitrinas impenetrables, con poca o ninguna interacción con el público no especializado, y en las que estaba prohibido casi todo parecen haber terminado. Ahora, las bibliotecas, teatros, salas de muestra, o museos se han vuelto espacios vivos donde las actividades se barajan y entremezclan. La estructura física ha pasado a ser un insumo más dentro de un mundo orgánico que hace vivo el disfrute cultural y la creación artística que se exhibe dentro. En esta línea, estos días, el Proyecto Martadero y el Nodo Asociativo para el Desarrollo de las Artes han recibido la aprobación de su proyecto “Talleres de Libre Expresión y Educación Medioambiental para Niños” patrocinado por el Programa de Desarrollo Cultural del Centro Cultural del Banco Interamericano de Desarrollo. Dicho centro, a la cabeza del artista colombiano Félix Ángel, patrocina anualmente alrededor de cuarenta microproyectos de desarrollo artístico, cultural, social y educativo en toda América Latina. Este año han seleccionado dos proyectos de Bolivia (éste y uno de la Orquesta Sinfónica Nacional) de más de 30 solicitudes en nuestro país y alrededor de 800 en 26 países en todo el continente. La serie de eventos consistirá en cinco talleres y otras cinco actividades para niños de 6 a 12 años de edad y será totalmente gratuito, de lunes a viernes por las tardes. Tratará de concienciar y educar en materia medioambiental, primero dentro del espacio del Martadero, luego en el barrio y después en las casas de los asistentes para así mejorar el contexto vital de los asistentes y la gente que los rodea. Será un proyecto piloto y la idea es replicarlo en muchos barrios más, primero en Cochabamba y luego en otras ciudades si resultara exitoso. Recordemos que el Martadero realiza actividades de carácter interdisciplinario y se ha constituido en el interlocutor cultural de referencia en Cochabamba, siendo un espacio de desarrollo social, de encuentro y de diálogo intercultural abierto. La educación integral y humanista griega precisamente iba en la línea de formación total de la persona y qué mejor forma de hacerlo que desde la niñez, para que nuestras próximas generaciones adopten como propio el legado cultural y medioambiental, a veces maltrecho, que nosotros los adultos les estamos dejando.

No hay comentarios.: