27 de octubre de 2009

“Estigmas”: De las pistas al cine

A propósito del debut de Manolo Martínez en el cine ----- Encontré a mi amigo Depa, redactor de la revista Runners el sábado y le dije que esta semana estaría a tiempo completo con la Semana Internacional del Cine de Valladolid. Me dijo que le haga una pequeñísima crónica. Salió publicado en la revista versión electrónica. Ésto salió: ----- Marta Domínguez, Juan Carlos Granado, Mayte Martínez, su mánager Alberto Armas… Todos vinieron a ver a Manolo Martínez recibir aplausos sobre el escenario. Pero esta vez no se trató de una premiación deportiva. Tampoco una competición. Esta vez los focos alumbraban sus robustos hombros a causa de su debut en el cine, como actor de una película de ficción, nada menos que ante el público castellano y en uno de los festivales de cine más importantes de España: la Seminci de Valladolid. Nervioso –así se definió él- saludó al casi abarrotado auditorio del teatro Calderón de la Barca antes de la proyección. Uno diría que después de haber sido campeón del mundo de lanzamiento de peso (bajo techo) o finalista olímpico nada podría poner nervioso al capitán del equipo atlético español. Pues sí. En “Estigmas” vimos a Manolo encarnar la antítesis de lo que su personaje atlético es: un fracasado vagabundo, errante, falto de oportunidades, enganchado al alcohol, al que le sangran las manos y no encuentra su espacio vital. Es el antihéroe y no esperen ver historias épicas o deportivas. Así, Manolo actúa con una sensibilidad que podemos presuponer reservada para los artistas provenientes de la academia o del mundo de la bohemia. El director, Adán Aliaga, toma riesgos para llevar adelante su segunda producción cinematográfica, entre ellos la fotografía, la pantalla a blanco y negro y una historia traída del cómic. Otro, el de apostar por un debutante en la gran pantalla. No así un debutante en cuanto a los grandes retos, las fuertes presiones o el trabajo férreo. No obstante, la sensación general de la gente al salir de la sala pareciera que no profetiza la Espiga de Oro para el film. De todos modos, Manolo, en cuanto a galardones, ya tiene muchos.

26 de octubre de 2009

¿E-Books o el papel de toda la vida?

(A propósito de la Feria del Libro de Frankfurt) Acaba de terminar la Feria Internacional del Libro de Frankfurt. El referente en cuanto a volumen de negocios y publicaciones a nivel planetario. Si bien existen otras como la de Guadalajara, que está llena de eventos para el público en general y los escritores, la feria alemana atrae principalmente a editores y empresarios del mundo editorial. Este año uno de los puntos centrales del evento se ha referido a la inminencia del libro electrónico. Aunque existan nostálgicos como Vargas Llosa o Javier Marías, que sutilmente desaprueban el salto “cualitativo” que nos ofrece la tecnología a riesgo de perder el soporte del papel, el debate está servido. A la gente (por lo menos a la del siglo XX) le gusta palpar, oler, manosear digamos, un libro en papel. Pero veamos el lado práctico del asunto. ¿Qué era lo que contaba Bolaño, Rushdie o Donoso de sus experiencias de vida en París, Barcelona o Nueva York?. Contaban que parte sustancial de sus maletas, cuando viajaban, se llenaba fundamentalmente de libros. Y es que tampoco hace falta que nos lo cuenten grandes escritores. Si en un viaje una aerolínea convencional permite, de media, 30 kgs, por muy poca ropa que uno introduzca en el equipaje, más de 15 libros es difícil de embutir; eso, descontando los posibles males lumbares que semejante lastre puedan ocasionar o el deterioro de los textos por el traslado y la humedad. Entonces, para un escritor, editor, periodista, viajante o persona común que en la actualidad viaja exponencialmente más que hace algunas décadas, ¿cuál es la des-utilidad de viajar portando un libro electrónico con una memoria de muchos “gigabites” en los que caben miles de libros? (y miles debe ser considerado literalmente). Una ventaja importante que ofrece el E-book es la velocidad y simplicidad con la que se pueden obtener las obras. Estaríamos al alcance de un libro en una tienda de Oporto, en El Ateneo de Buenos Aires o en el Soho de Nueva York, en tiempo real. Además de que su uso podrá dinamizar el comercio editorial, algo maltrecho en estos tiempos de crisis global. Siguiendo con las ventajas, en un texto electrónico, se pueden hacer búsquedas asociadas a ciertas palabras. Es decir, que si introduces la palabra “Cochabamba” en la obra de Vargas Llosa, posiblemente esté repetida algunas veces. Antes, para encontrarla, teníamos que acudir a un profundo estudio antropológico o biográfico de la obra del autor peruano. Ahora con sólo buscar la palabra en el documento electrónico aparece subrayada todas las veces. Si bien los textos bíblicos cuentan con la Concordancia (libros que tratan sólo de referencias), estos trabajos son escasos y difíciles de obtener. El problema de esta tecnología respecto de nuestra lengua es que las traducciones todavía son escasas en relación con lo editado en soporte papel o en el idioma inglés. Hoy por hoy, tampoco somos conscientes de los problemas derivados que pudiéramos sufrir con la apertura a esta tecnología. Apenas hay estudios acerca de las “contraindicaciones” del libro electrónico. Claro, los detractores no se fijan que leyendo un libro de bolsillo de 600 páginas también nos podemos quedar ciegos. Además, en cuanto a sostenibilidad se refiere, el papel ocupa mucho espacio y está asociado a la tala de árboles. Tendremos un tiempo para pensar los pros y contras mientras las grandes empresas como Sony o Amazon deciden si somos los suficientemente rentables como para transformar el material comprendido desde Alejandría hasta la nueva novela de Rodrigo Hasbún.

21 de octubre de 2009

Apuntes Deportivos. A propósito de Juegos y Federaciones

Apunte número uno: Juegos Boliviarianos 1.1 Juegos Bolivarianos (Perú, Ecuador, Panamá, Bolivia, Colombia y Venezuela) con sede en Sucre para septiembre de 2009 son postergados a noviembre, según fuentes oficiales no “sólo” –sic.- por falta de infraestructuras terminadas sino también por decisión técnica ¿?. 1.2 Juegos Bolivarianos de noviembre peligran por falta de conclusión de obras. Los Juegos, en esta ocasión tendrán 7 subsedes. En los Juegos de Colombia 2005 hubieron 4. En los de Cochabamba y Santa Cruz de 1993 hubieron 2. ¿Se realizarán?. A ver si los políticos pueden ser los únicos capaces de que ocurra el milagro 1.3 Se ha ayudado al equipo nacional lo suficiente. Me causó gracia y pena a la vez una nota que salió en prensa boliviana en septiembre que decía: llegan entrenadores y técnicos para preparar a los equipos nacionales. ¿EN SEPTIEMBRE?. ¿Cuanto todo ya está hecho (me refiero a la planificación del entrenamiento)?. Los políticos suelen creer que se entena la noche antes de la competición. Esto me recuerda cuando me observaban las noches previas a mi prueba en Beijing el no entrenar. El entrenamiento (por lo menos en atletismo y natación) a última hora sólo produce sobrecarga. El entrenamiento se hace meses y años antes. 1.4 Otra vez con la planificación. Que los políticos y organizadores cambien la fecha arbitrariamente, a semanas de los juegos y que la retrasen alegremente “dos mesecillos” es de vergüenza absoluta. Para un neófito en planificación y periodificación deportiva cambiar la fecha de la competición principal 60 días es un detalle menor. Para un entrenador, es hacer magia. Los deportistas no son máquinas y no pueden rendir a alto nivel todo el año. Hay que escoger fechas de picos y valles de forma física. 1.5 Hay un precedente: Los Juegos Odesur fracasados de La Paz 2006. Apunte número dos: Juegos Olímpicos 2016. Si bien el criterio escrito en cuanto a la designación de las sedes olímpicas no es el de la rotación continental, quizás con un dato debería ser suficiente para que la decisión tomada se justifique: NUNCA unos Juegos Olímpicos fueron en algún país Sudamericano. Ya tocaba, por lo menos para justificar la decisión de un organismo como el Comité Olímpico Internacional que pregona la accesibilidad de los países marginados y la internacionalización. Río de Janeiro se merece su asignación como sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Otro debate es si un país pobre justifica su inversión a costa de otros gastos. Pero ese es asunto del gobierno brasileño. En 2007 organizaron de manera impecable los Juegos Panamericanos. Nótese que esos juegos, luego de los olímpicos, son el evento deportivo y cultural más grande. Y lo hicieron de manera brillante. Los JJOO tienen 11000 atletas participantes. Los JJPP tienen 6000. Para ser un ensayo general, lo pasaron con nota alta. En los 9 años que hay entre uno y otro evento, todavía pueden alcanzar la calidad esperada. Río 2007 no tuvo nada que envidiar (salvando las diferencias de tamaño mencionadas) a los Juegos de Atenas. En España como es lógico se habla de “injusticia”. “Amaño”. “Irregular decisión”. Pienso que Madrid podía haber sido una magnífica sede, pero que Río se lo merece más que nadie. Apunte número tres: Es respecto de una nota de prensa que salió publicada en El País a propósito de la sanción por dopaje de la atleta nacionalizada española Josephine Onyia. Dice la nota de Carlos Arribas: “si el 13 de septiembre de 08, en vez de correr en Stuttgart lo hubiera hecho en Lausana o Barcelona, por ejemplo, no hubiese dado positivo por Clenbuterol ya que pocos laboratorios detectan la sustancia. Así argumentó la Federación Española de Atletismo la exoneración de Onyia ante el TAS (tribunal arbitral del deporte)”. El artículo sigue: Uno de los árbitros del TAS, español dice, con razón: “argumentar que un deportista debe poder escapar a las consecuencias de tener una sustancia prohibida en su cuerpo porque sólo unos pocos laboratorios acreditados podían detectarla… es lo mismo que defender que un ladrón debería ser dejado libre porque si no hubiera sido capturado por el policía más rápido, se habría escapado” Saquen sus conclusiones. Nota completa. Apunte número cuatro: Por el blog Ciclismo2005 me entero de que Jesús Losa, médico del Centro Regional de Medicina Deportiva de Castilla y León (de Valladolid), que ya tuvo problemas con ciclista (David Millar, Ibán Mayo), vuelve a estar en problemas con la justicia. Hacen eco de la noticia, destapada originalmente por la revista Interviú, El País y algún otro medio. Tuve que comprar la mencionada revista, que suele combinar chicas en pelotas con artículos más o menos sensacionalistas para leer los mensajes de texto que Losa mantenía con sus atletas. “Feliz navidad y que nadie de positivo”. Salud, hombre, que le aproveche el negocio. Eso es, negocio. Algunas referencias en la web: -El País -Interviú -Ciclismo2005 ----- Foto: www.rfea.es

19 de octubre de 2009

La Guerra del Agua desde el lente español

Andaba en tomándome una cerveza en un festival de música en Cochabamba, cuando en él veo a un amigo a la distancia, Phillip. Le digo: viejo, ¿te acuerdas cuando fuimos al ciclo de cine español presentado en Patiño?, ahí vimos una película española que se llama Mataharis, intimista y que trataba de unas mujeres, espías, con relaciones afectivas deterioradas… pues esa mujer que está ahí al frente, se parece mucho a la directora”. Él amigo me responde que efectivamente era ella, Iciar Bollain y acto seguido me la presenta, contándome que él, el amigo, es parte del equipo que trabaja en la nueva película de la española, y que se rodaría en Bolivia este año. Así fetichista como soy, me acerqué a aquella mujer que me impactara tanto en 2003. Ese año, Bollain estrenó la que a fines de temporada sería la mejor película española (ocho premios Goya apuestan por ello). El largometraje “Te doy mis ojos”, trataba la violencia doméstica de una forma brutal y desgarradora pero sin regodearse en la sangre (no se ve ni gota) ni en la violencia meramente explícita. Uno de los éxitos es que logra perfectamente conectar al espectador, en mi caso hombre, y hacerle entender fácilmente que la violencia doméstica no es asunto –para nada- sencillo. Ya con el bichito dentro y la afinidad por el estilo de la directora, pude ver el cortometraje “Amores que matan”, en una antología del mejor cine corto español, con el mismo protagonista de esa peli, el gallego Luis Tósar, y de la misma temática: la violencia y exclusión de género. Además ella tiene larga y destacada trayectoria como actriz. Aquella noche del festival, Iciar (me imagino que aburrida de repetir una y otra vez) no me quería hablar excesivamente de la producción del film (que a mí me atraía mucho) sino de experiencias nacionales. Para hablar del film me remitió a su productora en España. Aún así, me contó otro bombazo. El guionista de su nueva propuesta resultó ser el escocés Paul Laverty, quién usualmente escribe los guiones para los films de Ken Loach, uno de los directores de cine independiente más importantes del mundo. Loach, con los trabajos de Laverty, ha ganado la Palma de Oro en Cannes en 2006 por “El viento que agita la cebada” entre otros muchos premios. Además, entre los actores que intervendrán en el rodaje estarán el mencionado Tósar (también hace un papel brillante en “Los lunes al sol” mejor film español y Concha de Oro en San Sebastián en 2002) y nada menos que el actor latinoamericano del momento, Gael García Bernal. La Guerra del Agua es el marco de la obra. Hecho muy difundido en todo el mundo como ejemplo de estudios, organismos, movimientos y activismo antiglobalización. Tendremos que esperar el próximo año para poder ver, “También la lluvia” en uno de esos festivales prestigiosos por donde esta gente ha desfilado varias veces, para disfrutar de un cine social y culturalmente cercano, y así vernos en el espejo, desde otra óptica.

9 de octubre de 2009

La Odisea de César Brie

El desempleo. El subempleo. El miedo al otro. El racismo. La migración. La espera. La búsqueda. El recuerdo. El olvido. La nostalgia. La fuga. La esperanza. La perdición. Y sobre todo la partida. Esa partida, que 18 años después de que César Brie, director del Teatro de los Andes (TdA) llegara a Bolivia, a Yotala, vuelve a hacerse presente e inevitable. Brie se va, no sabemos dónde, y deja el timón del grupo. La Odisea, nueva puesta en escena del TdA, es la representación clásica del éxodo, escrita hace varios siglos en la antigua Grecia y re escrita por Brie. Ha pasado todo este tiempo siguiendo tan actual, y llega a nuestro contexto. Bolivia, como es sabido, sufre de corrientes emigratorias importantes. En cuanto a la inmigración (hace varias décadas ya sucedió con Liber Forti) en las últimas dos décadas el teatro nacional ha sido fuertemente influido por el TdA y la llegada de Brie, creando “escuela”. Su importancia en el teatro antropológico y contemporáneo es innegable. Brie, argentino vivido en Dinamarca e Italia, ha construido obras memorables. Otra vez Marcelo, El Sol Amarillo o la Iliada son trabajos que todavía están en la memoria de los que nos aventuramos a pisar los teatros. Una de sus fortalezas es que no se trata de manjar sólo de eruditos, sino también que se trata de propuestas disfrutadas ampliamente por los menos asiduos a las salas. La Odisea, compuesta por dos actos que duran casi tres horas, y que cuenta con once actores en escena de países diferentes (Argentina, Bolivia, Italia, Brasil, Francia, EEUU, etc.), encarna en concepto, fondo y forma lo que representa su obra. Detrás de los personajes hay fragmentos de sus propias historias, algunas muy íntimas. La escenografía, a cargo del también protagonista de la obra, Gonzalo Callejas, es minimalista y aparentemente sencilla. Se trata de una cortina de bambúes y totoras, pero que no solamente corre en horizontal y vertical, sino en todas las direcciones, complementada con una línea gruesa de arena al borde del escenario. Ahondando, quizás sin quererlo, en el concepto del destierro, Brie ha decidido dejar la dirección del grupo. Incómodo en Chuquisaca tras la exhibición de su polémico documental “Ofendidos y humillados”, ha escogido ahora otro camino, y apunta hacia el trabajo audiovisual. En palabras de él mismo: “Quiero proteger al grupo de la erosión de nuestras relaciones. También de las agresiones” y se despide de la misma forma que en el texto…“Adiós mis amigos, mis cachorros, hasta la vista.” La Odisea le acompaña casi tres años, entre la escritura del texto, los seminarios, la puesta en escena, etc. lo que para el teatro nacional es un largo recorrido. Muchos elementos se resuelven con maestría. Música interpretada en escena (dirigida por Pablo Brie), provocan risas y llantos. Danzas y Zancos. Erudito y popular. Una mezcla bien articulada. Todo el montaje se ha representado en Italia el primer semestre del año (en italiano). En Bolivia hemos podido disfrutar de cuatro presentaciones en La Paz durante el mes de agosto. Estas semanas estarán en España, en el Festival de Teatro Contemporáneo Iberoamericano de Almagro, donde Brie es el invitado especial (el año pasado lo fue el ecuatoriano Arístides Vargas) y posteriormente en el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz. Así, podríamos disfrutar de La Odisea en 2010 en Cochabamba. Debido a las limitaciones espaciales del Martadero, la obra no podría representarse allí, siendo el único sitio posible el Teatro Achá. Esperemos que las negociaciones vayan por buen camino y podamos disfrutar del actual mejor teatro nacional y uno de los grandes de la región. En caso de que su impaciencia sea más grande y no puedan esperar al 2010, pueden adquirir el texto de la adaptación de Brie, “Odisea”, en la Feria del Libro en Plural Editores.