27 de octubre de 2009

“Estigmas”: De las pistas al cine

A propósito del debut de Manolo Martínez en el cine ----- Encontré a mi amigo Depa, redactor de la revista Runners el sábado y le dije que esta semana estaría a tiempo completo con la Semana Internacional del Cine de Valladolid. Me dijo que le haga una pequeñísima crónica. Salió publicado en la revista versión electrónica. Ésto salió: ----- Marta Domínguez, Juan Carlos Granado, Mayte Martínez, su mánager Alberto Armas… Todos vinieron a ver a Manolo Martínez recibir aplausos sobre el escenario. Pero esta vez no se trató de una premiación deportiva. Tampoco una competición. Esta vez los focos alumbraban sus robustos hombros a causa de su debut en el cine, como actor de una película de ficción, nada menos que ante el público castellano y en uno de los festivales de cine más importantes de España: la Seminci de Valladolid. Nervioso –así se definió él- saludó al casi abarrotado auditorio del teatro Calderón de la Barca antes de la proyección. Uno diría que después de haber sido campeón del mundo de lanzamiento de peso (bajo techo) o finalista olímpico nada podría poner nervioso al capitán del equipo atlético español. Pues sí. En “Estigmas” vimos a Manolo encarnar la antítesis de lo que su personaje atlético es: un fracasado vagabundo, errante, falto de oportunidades, enganchado al alcohol, al que le sangran las manos y no encuentra su espacio vital. Es el antihéroe y no esperen ver historias épicas o deportivas. Así, Manolo actúa con una sensibilidad que podemos presuponer reservada para los artistas provenientes de la academia o del mundo de la bohemia. El director, Adán Aliaga, toma riesgos para llevar adelante su segunda producción cinematográfica, entre ellos la fotografía, la pantalla a blanco y negro y una historia traída del cómic. Otro, el de apostar por un debutante en la gran pantalla. No así un debutante en cuanto a los grandes retos, las fuertes presiones o el trabajo férreo. No obstante, la sensación general de la gente al salir de la sala pareciera que no profetiza la Espiga de Oro para el film. De todos modos, Manolo, en cuanto a galardones, ya tiene muchos.

No hay comentarios.: