16 de diciembre de 2009

De “embajadores” bolivianos y Mujeres Creando

Publicado en la sección columnistas del periódico Los Tiempos, de hoy -------- El año pasado inflé el pecho cuando la revista Foreign Policy - América Latina, a propósito de su selección de las 50 personas más influyentes de la zona, señalaba a Edmundo Paz Soldán por sus aportes intelectuales, creativos y analíticos. Aquellos días felicité a Edmundo por dicha inclusión, a lo que me respondió con modestia que se debía al salto internacional de Evo Morales y la coyuntura de Bolivia en el exterior. Esta semana, el periódico de más tiraje en España, El País, ha sacado un número de su revista semanal dedicado a las 100 personas de Iberoamérica que han marcado el 2009. Este rotativo, que suele o solía identificarse con el lado progresista, ha puesto en portada de esta lista a Lula da Silva y no hay menciones hacia Evo. Sólo dos bolivianos están en la lista (que también protagonizan personajes diversos como Cristiano Ronaldo, Penélope Cruz, Marta Domínguez o el reciente premio Cervantes, José Emilio Pacheco): El colectivo Mujeres Creando y el líder indígena Marcial Fabricano. Citado en la sección de Líderes regionales, Fabricano, en palabras del ex prefecto cruceño Carlos Hugo Molina, alentó la necesidad de una Constituyente inclusiva desde los años noventa; ocupó funciones públicas nacionales y regionales para respaldarla, entendiendo que la nueva Carta Magna no era el resultado de una propuesta colectiva y se opuso militante a ella cobrando duras represalias. Por su parte, en la sección Creadores, se encuentra el polémico colectivo Mujeres Creando. Ellas se definen como “un grupo anarcofeminista boliviano que actúa desde la premisa de la actitud creativa individual y se oponen firmemente a la injusticia y al machismo dominante”, buscando la creación artística como medio de expresión. Este grupo ha recibido fuerte atención en España. Manuel Borja-Villel, director del museo de arte contemporáneo español más importante, el Reina Sofía, les dedica algunos párrafos elogiosos, destacando su discurso “poético de paz” ¿? “sin fusiles” y lo “performativo” (sic.) de su obras provocadoras. Estas mujeres no se definen directamente como artistas, sino como activistas. Ello, dentro del debate artístico, atrae posiciones muy antagónicas acerca de la finalidad de la creación y expresión poética. Por un lado encontramos a los que defienden el arte como una forma o medio y luego están los que lo defienden como un fin en si mismo. Existen también los que lo conciben como ambas cosas. Mujeres Creando, se sitúa claramente en el primer grupo. Sus grafitis y presentaciones pertenecen claramente a una corriente rebelde, de lucha turbulenta, que logra el escándalo, el cuestionamiento y rompen tabúes de una sociedad que día a día, y a un paso excesivamente lento, deja de ser conservadora y machista. Más allá del debate ideológico, y dentro de la defensa de las libertades, es importante encontrar grupos diversos que se expresen, siempre dentro de un marco respetuoso, y qué mejor hacerlo que impulsando a las minorías, esas que no tienen voz o que la tienen baja. Bolivia da qué hablar con personajes como María Galindo o Evo Morales, ¿será que realmente nos reflejan? ¿Que reflejan una sociedad fragmentada, contradictoria, diversa, conflictiva y antagónica?

4 comentarios:

Almada dijo...

Vamos Dique, que Cristiano y Penélope tampoco reflejan a Portugal y España...

Yo es que a estas listas, sean de El Mundo o de El Pais, no les tiro mucha bola. Ya lo de Edmundo lo tomaría con pinzas. Se le reconoce todo lo que quieras, pero yo no sé si ha influenciado la literatura en nuestro país. Lo dejo ahí, en duda. Yo creo que habrá mejores.

Lo de Fabricano bien, y lo de Mujeres, creo que también, aunque no tengo claro que con los años su impacto como movimiento haya aumentado en nuestra sociedad, tan conservadora con esos temas. De todos modos yo aplaudo a ambos.

El del Reina Sofia... eh?? no me entero de lo que quiso decir.

Y Evo, bueno, me da igual que esté o no en la lista. Ya sabes que estamos con él.

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

No reflejan...

En cuanto a Edmundo, sus opiniones (de temas políticos) son bastante centradas y creo que moderadas, con criterio, y en estos momentos de esos no hay tantos... a extremos como Bechner o Patzi me remito.
Sus ensayos literarios, desde el punto de vista de un espectador profano, los disfruto mucho.
El ejemplo de MC o de lo que fue Loukass en La Paz en los 90, me agradan porque son una pizca de rebeldía en una sociedad conservadora. Ahora esos pasos se han agigantado, sobre todo desde lo urbano y desde las expresiones culturales. El Martadero es un ejemplo de convivencia de todo tipo de ideologías.
Y de Evo, no todos están con él.

En fin, es sólo una lista, pero creo que es bueno reconocer (o conocer) formas diversas de expresión, y si las intercambiamos (experiencias negativas y positivas) con otras personas de otros sitios, fantástico.
Un abrazo.

Almada dijo...

Era un nosotros, sin tí. Como en quechua, "noqayku"... hermanito :)

Y comparto lo que dices de MC, pero en algúm momento estos movimientos hay que medirlos en el tiempo. Lo de Loukass yo lo mediría con otra vara. La "rebeldia" (y/o/u/aé/aé derivados asociados) que marcó en cierta época en LPZ (en ciertos círculos) ha quedado en gente de esa generación y está de puta madre su música. Pero no iban más allá, como creo MC pretende hacerlo (no hubo alguna incursión en política?.. igual si, no?).

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

lo de Loukass era un ejemplo muy superfluo, pero de masas (muy relativas, de clases medias y altas, típicamente las más conservadoras).
Lo de MC es más serio y hay miles de ejemplos más... la misma explosión de la cumbia en ambientes de clases medias demuestra al fin del sometimiento al "rock and roll" qu eno sé si representaba a las masas... a las rurales no!
Y hay una simbiosis en fiestas como el Carnaval o las entradas...
En cuanto a su participación política, las MC no tengo constancia de que se hayan introducido en medios electorales.
Mas allá del mensaje, me parece bueno que hayan "pinchazos", que hagan a la sociedad pensar... si está bien o si está mal...