4 de diciembre de 2009

¿Las propuestas electorales [culturales] deciden?

Publicado en la sección Columnistas de Los Tiempos a propósito de las ofertas culturales de los candidatos para las elecciones presidenciales del domingo. Foto de Sergio Ribero. -------------- A estas alturas de la carrera electoral la gente estará saturada en cuanto a ofertas se refiere, más por el bombardeo mediático superficial y baladí que por una profundización y asimilación de las propuestas de gobierno. Pero, ¿se ha hablado sobre el papel de la cultura en el desarrollo integral de Bolivia? La ausencia propositiva en general, caricaturizada con la falta de debates electorales televisados, parece no importar a frentes como al MAS, pero no apunta a ser un factor decisivo en el resultado. Ante este vacío, decidí acudir a Internet. Busqué las páginas web de los tres candidatos punteros en carrera. No encontré la de PPB por lo que decidí buscar sus propuestas en redes sociales como Facebook donde sí tenían espacios, pero sólo de grupos de apoyo. Sí encontré las del MAS y UN. Para tener equidad de formas, decidí visitar el sitio de la CNE, con muchas dificultades La accesibilidad a esta página es intermitente y limitada, pero entrando a distintas horas del día, finalmente di con los contenidos. Las introducciones suelen ser parecidas en las tres propuestas. Pero en el ámbito cultural la cosa cambia. Por parte del PPB, mutis por el foro. Silencio sepulcral. Parece ser que la cultura no le importa a un frente que basa su plan de trabajo en la Seguridad, desestimando quizás que la mejor seguridad es la preventiva (y qué mejor que educar y dar opciones de ocio). Algo de refilón al turismo y a mirar a otro lado. En cuanto a UN, aunque comienzan con una tautología del concepto de cultura, se diluyen en el sentido antropológico, teórico y de inclusión social solamente. En cuanto a producción artística, gestión cultural y desarrollo de la expresión creativa nada concreto. También tienen apuntes en torno al turismo sostenible, de forma más sólida que PPB, pero siempre en una lógica de desarrollo económico (absolutamente necesaria) pero incompleta, ya que el Patrimonio (y su explotación) es sólo una parte de la Cultura. La propuesta más completa, con diferencia venía del MAS. Referencias complementarias como la Ley de Propiedad Intelectual, y otras propuestas directas en un grupo compuesto por 10 puntos, entre los que destacan, además de los muy manoseados conceptos de “descolonización”, otros relativos a catalogación internacional, a potenciación de industrias culturales, formación artística o una ley de protección y promoción del Patrimonio. Donde la propuesta hace aguas es en cuanto a la internacionalización y creación de redes de interacción artística. Hoy en día instituciones privadas como la Galería Kiosco o el Martadero cuentan con programas de intercambio y residencias. Lo vemos también con las productoras La Fábrica o Londra Films, ahora de moda con la película Y también la lluvia, pero con escasas o inexistentes colaboraciones estatales. La cooperación y “contaminación” cultural nos enriquece y es un rasgo decisivo que no se puede ignorar. No se trata de colonización ni de vergüenza a la permeabilidad. Al contrario, la tendencia es al sincretismo cultural dentro de unas raíces entendidas y asimiladas. Tampoco se especifican líneas de cooperación cultural ni directrices específicas en cuanto a desarrollo local. Estas líneas sí vienen especificadas en otros apartados pero no con referencia a lo cultural. Para ejemplos exitosos está el de la labor de la Cooperación Italiana en Uyuni con el turismo rural. Sobre Archivos y Bibliotecas tampoco hay referencias explícitas ni implícitas, entendiéndose éstos no como depósitos de papel, sino como instituciones vertebradotas de la memoria y de la Cultura. Está claro que las propuestas en esta materia no son decisivas. Y está por demostrarse si las propuestas de fondo lo hacen. Está también por demostrarse si las propuestas se cumplen. De todos modos podemos soñar... como me recordó mi amigo Nacho aquel grafiti: "Políticos, baste de realidades, queremos más promesas".

2 comentarios:

Erick dijo...

Está claro el concepto está explicado. Es de esperar un manojo de ideas revolucionarias en todos los campos de la sociedad, seguridad, arte, tecnología, deporte y todo lo demás, lo cierto es que, al final y como estamos acostumbrados, todo se hace a medias. Mencionaste lo de Uyuni, "cooperación", tenemos que trabajar con gente boliviana que sabe hacer y que no le digan "qué tiene que hacer", aprendamos de esas cooperaciones que son un éxito y pongamos gente que aprenda todo eso, como dices en seguridad, la mejor la preventiva, en cultura, aprender y desarrollar.
Saludos

Fadriqve Iglesias Mendizábal dijo...

Yo pienso que acá (en Bolivia) hay muchas ideas muy buenas, pero que en otras partes del mundo también... el asunto de la "cooperación italiana" no es que traigan ideas de Italia solamente, sino que traigan medios que posibiliten la difusión de las ideas... no sé... si se organizan las comunidades y se crean circuitos, sería muy bueno, pero pa eso se necesitan medios...
Veremos lo que pasa después del domingo.. el Vice de Culturas ha hecho cosas buenas, pero creo que falta mucho mucho por hacer...
Un abrazo y hasta pronto