20 de febrero de 2010

Facebook: extraña forma de vida

“Extraña forma de vida” es el título de una novela de Enrique Vila-Matas publicada en 1997. En ella el escritor enfrenta la realidad inevitable del humano, del artista, y concretamente del escritor como innegable voyeur, espía de profesión y a veces asalariado. Se suele citar como maestros del espionaje (a modo de género) a Graham Greene y Le Carré, e incluso señalan la posibilidad de que precursores como Cervantes, Garcilaso de la Vega, Quevedo o Voltaire tuviesen vínculos con el oficio del fisgoneo. El espionaje además de ser una herramienta para lograr beneficios (¿éticamente?) y para satisfacer la curiosidad (¿inocente?) natural que todos tenemos, ha sido pasto de incalculables textos dramáticos, narraciones y films. No se crean que es coto cerrado de la prensa rosa y del corazón. Tampoco crea que solamente son espías los agentes de la KGB, la CIA o las SS. Todo mortal, en mayor o menor grado tiene el impulso natural de mirar al de al lado sin que se entere. De todos modos, este impulso en los últimos tiempos viene exacerbándose a límites inimaginados antaño. Esto es lo que se ha llamado generación Facebook. Esta empresa es una de las que más ha crecido mundialmente en los últimos tiempos. Tiene la idea de interconectar a la gente en redes sociales mediante el acceso a una “ventana” personal del individuo conectado. A veces la ventana da a un cuarto discreto, otras a una habitación vacía. Muchas veces a un depósito o trastero, pero en gran cantidad de casos, a la sala, dormitorio e incluso en casos más patológicos al armario o al baño. Se ha vuelto una ¡extraña forma de vida!. No cabe duda que tiene su utilidad, pero también puede llevar a la vacuidad, insensatez y estupidez, claro, dependiendo del “cómo” de su uso. Esta herramienta está cambiando nuestra forma de hacer relaciones sociales. También la forma de comunicación y publicidad. Nos brinda oportunidades de enterarse en tiempo real de noticias o eventos dispersos y otrora de muy difícil accesibilidad. Por ahí me enteré estos meses de la muerte de los escritores Tomás Eloy Martínez, Benedetti o Sallinger en minutos. También de la reaparición musical del cantante boliviano Christian Krauss (ex vocalista de LouKass) con un nuevo proyecto en el que participan entre otros el “Conejo” Arce (Ra-Beat) o el gran baterista cochabambino Mauricio Moscoso (Mammut). Supe así del concierto de anoche de Atajo en Cochabamba, y que el Grillo Villegas anda acabando la grabación de su nuevo disco; de las actividades del Ministerio de Culturas y de otros chismes. Además se puede ser “fan” de escritores “malditos” ya desaparecidos como Jaime Sáenz, Bukowski o Bolaño y conectarse con otros fetichistas con los que compartir gustos. Otra parte beneficiosa es el traspaso y exposición de interesantes enlaces. El periodismo puede utilizarlo como herramienta: Los Tiempos, La Prensa o El Deber ya lo hacen. Es más, la mayoría de las marcas comerciales públicas y privadas lo utilizan. Tanto para temas de ocio como para la información y publicidad cultural. Podemos merodear noticias de exposiciones del MOMA-Nueva York, actividades de la Fundación Smithsonian, la cartelera de la Cinemateca Boliviana, las obras y talleres del Martadero o noticias del Festival de Cannes por ejemplo. Se trata de una realidad virtual que se puede extender a muchas cosas más que el simple ocio y la necesidad de espionaje que tenemos dentro. Si quieres saber más, míralo en www.clavo.blogspot.com o ¡en Facebook!.

13 de febrero de 2010

El cine hispanoamericano habla alto

Publicado en Los Tiempos de hoy. ---------------- Este año parece haber traído una buena cosecha para el cine en español a nivel global. La peruana Claudia Llosa empezó el 2009 ganando nada menos que el Festival de Cine de Berlín, uno de los cónclaves cinematográficos más importantes del mundo, con “La teta asustada”. Excelente fotografía e historias costumbristas andinas hipnotizaron al jurado. A además del Oso de Oro aquel, Llosa llega al 2010 con una nominación al Óscar como mejor película de habla no inglesa. En esa misma categoría compite “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella. De ganarla, Campanella acompañaría a Luís Puenzo (La Historia Oficial, 1984) como los argentinos que tienen un Oscar en su vitrina. Pero si relacionamos número de nominaciones con probabilidad, quizás las cifras pongan esta película como favorita a algunos premios de la Academia Española de la Cinematografía. Nueve candidaturas a los Goya postulan esta cinta, sobre todo destacando la contribución actoral del imprescindible Ricardo Darín. Precisamente con él competirá por el premio a mejor interpretación masculina por su participación en “Celda 211” el actor de moda hoy en España, el gallego Luís Tosar, conocido en Cochabamba por su intervención en “Y también la lluvia”, película sobre la Guerra del Agua que trajo entre otros al premiado guionista también en 2009, Paul Laverty (Looking for Erick), a su directora Iciar Bollain y al célebre Gael García Bernal. A ver si en 2010 vemos escenas filmadas en Cochabamba o Villa Tunari en las que trabajó mucho capital humano boliviano, en estos festivales y galas de premiación. Y volviendo a los festivales, si Sundance premió por partida doble a la chilena “La Nana” de Sebastián Silva en 2009, este año en el festival más madrugador del circuito, reconoció la interesante novedad de Juan Carlos Valvidia, “Zona Sur”, otorgándole nada menos que dos premios, mejor director y mejor guión en la categoría de Cine Mundial. Recordemos que ya salió del Festival Iberoamericano de Cine de Huelva con el premio a mejor fotografía. “La Nana”, con temática similar a “Zona Sur”, le ganó la partida aquella vez, llevándose la estatuilla de mejor película e incluso una nominación a los Globos de Oro, donde también estuvo nominado Almodóvar con “Los abrazos rotos”. Pero no solo brilla Valdivia como propuesta nacional en el firmamento mundial, sino también el actor Cristian Mercado (El Atraco, Che-Guerrilla, Sena Quina) en el filme peruano/colombiano “Contracorriente”. La película dirigida por Javier Fuentes-León festejó también en Sundance, ganando el Premio del Público. Por si fuera poco, ya se anuncian las películas de la Berlinale 2010. Nada menos que ocho producciones brasileñas, cuatro argentinas (una de ellas en la Sección Oficial: “Rompecabezas” de Natalia Smirnoff), dos colombianas, tres mexicanas, una coproducción franco-cubana, cinco españolas además de la ya mencionada boliviana Zona Sur. Esperemos que ubicando el cine latino en el orbe cinematográfico internacional lleguen más coproducciones, más intercambios, mayores participaciones en plataformas como Ibermedia y sobre todo más espectadores que puedan acceder en las salas a disfrutar de realidades intensas, ricas y más cercanas a nuestras identidades que aquellos productos que Hollywood insiste en embutirnos.

6 de febrero de 2010

Bolivia ¿Centro del Sistema?

El centro del sistema cultural mundial innegablemente se mueve entre Nueva York, Berlín, Londres y París. Pero este centro necesita nutrirse de las “periferias”, puestos en la órbita de la actual “glocalización”. En un artículo anterior hablábamos de que las aglomeraciones atraen flujos de capital y flujos creativos. Que las ciudades grandes generan más movimiento en parte por ser grandes y que la alternativa a esto es la creatividad y la búsqueda de ventajas competitivas. Pues parece que esa es una de las soluciones que la directora del Festival Internacional de Teatro de La Paz, el FITAZ2010, ha encontrado. No sabemos cómo, Maritza Wilde ha convencido al octogenario Peter Brook, una de las figuras prominentes del teatro de vanguardia mundial, para que traiga una obra suya al festival de este año. “Warum Warum” será la pieza que presentará en el Municipal en marzo. En los últimos tiempos una cadena de ilustres, algunos utópicos, otros prácticos, visitaron nuestro país, quizás llamados por el huayño de nuestro flautista de Orinoca, cual Hamelín, o por alguna obligación contractual. Intelectuales como Naomy Klein o el Nóbel Joseph Stiglitz, escritores como Jorge Edwards, deportistas como Maradona ¿?, músicos como Manu Chao o Charly, y las sonadas producciones cinematográficas “Che-Guerrilla” del dúo mundialmente famoso Soderbergh -Del Toro, o la recientemente filmación de” Y también la lluvia”, de uno de los guionistas más importantes del cine independiente mundial –Laverty- y la directora Bollain, además, claro está de los “film-stars” García Bernal y Tósar. Y si de estrellas hablamos, una nacional, Cristian Mercado anduvo en aventuras peruanas. Este año parece que esperamos en el plató al aclamadísimo (por las adolescentes españolas de los 90) Eduardo Noriega para su intervención en el nuevo film de Mateo Gil, habitual mano derecha del oscarizado Amenábar (Los Otros, Mar Adentro). De esta forma, por lo exótico de nuestro sincretismo cultural, por las ideas creativas y el desparpajo de gente como Wilde o por la situación de “en boga” del líder cocalero, se habla de nosotros. En la misma línea, la prestigiosísima revista Letras Libres, editada en España y México por Enrique Krauze y Vargas Llosa, y en las antípodas ideológicas de Morales, resalta este mes una poesía de Eduardo Mitre. De Paz Soldán no digo nada nuevo, ya que lleva en la cresta de la ola tiempo. Y todo este chismorreo nacionalista termina con la noticia de que la interesante obra de Juan Carlos Valvidia, “Zona Sur”, se lleva nada menos que dos premios en el Festival de Sundance, meca del cine independiente mundial. Recordemos que ya salió del festival de Huelva con el “Colón de Oro” a mejor fotografía. “Southern District”, como han traducido el film, se ha llevado los premios de Mejor director y Mejor guión en la categoría de Cine Mundial. Recordemos que este año el festival creado por Robert Redford ha tratado de volver a los orígenes, premiando un cine más arriesgado y alejado de Hollywood. Una pena que los “capos” de las academias norteamericanas no pensaran lo mismo de cara a los a los Globos de oro y Oscar, donde sí estarán algunas sudamericanas, como la chilena “La Nana” (Globos de oro) –temática similar a la de Valdivia-, la argentina El secreto de tus ojos y la peruana La teta asustada (Oscar)-temática muy andina-. Habrá que comprar la estatuilla en alasitas y seguir optimistas pensando que, por nuestro exotismo, por los caudales de tinta que se escriben del Presidente o por nuestra valía, ¡estamos de moda!