2 de abril de 2010

Ciudades Creativas y Desarrollo Local

Publicado en Los Tiempos de hoy. Como en un hotel de cinco estrellas, un chocolate en la almohada, no significa per se que hayas recibido un servicio correcto pero es un detalle, que sin quererlo, se graba en nuestra mente. Así ilustra, el estratega de Ciudades Creativas Peter Kageyama, los detalles que una ciudad que se precie de “creativa y atractiva” debe ofrecer, además de una importante dotación de infraestructuras, de sistemas productivos locales pujantes o de servicios públicos adecuados. Las ciudades creativas, y por tanto modernas, deberán ser capaces de atraer turistas, inversores, viajeros despistados, familiares, nostálgicos itinerantes, mecenas, altruistas, empresarios, importantes congresistas, cochabambinos que un día emigraron, socios potenciales o “diablos” que vienen a bailar en una entrada folklórica. La idea es sumar. Es evidente que en Helsinki o Gotemburgo es más fácil dedicar recursos a ser creativo, con un sistema de agua perfecto, con saneamiento sostenible, con toda la ciudad dotada de asfalto nuevo y sin necesidades importantes de equipamiento, pero la creatividad no es necesariamente proporcional al dinero. Directamente, Cochabamba no compite con aquellas ciudades, aunque cada vez queda menos claro con quién se compite. Lo que sí parece evidente es que Cochabamba debe ser más atractiva a los ojos de todos. Competimos en turismo, innovación y desarrollo económico con ciudades como La Paz, Santa Cruz o Tarija e incluso me atrevería a decir que Valparaíso, Cuenca, Arequipa o Barquisimeto por citar algunas. Recordemos que el detalle del hotel no sólo se da ahora en establecimientos de lujo. Trasciende a distintos ámbitos y niveles. Se deberá cuidar el detalle también en hostales, pensiones y chicherías. La competitividad ha crecido exponencialmente. La creación cultural, el deporte, el arte y la literatura, los conciertos y teatros, las ferias, la buena prensa, los jardines o los excelentes restaurantes con los que contamos, hacen una suma de pretextos para visitar o para dar una imagen de ciudad, además de serlo para quedarnos y echar raíces (o capital). En esa búsqueda de agentes embelesados, será importante ofrecer una proyección hacia adelante, pero no sólo mientras esté el turista aquí. No hay que ordenar la habitación sólo cuando llegue la tía de Virginia a visitarnos, hay que hacerlo hábito. En esta tarea cada persona tiene su deber, pero quien debe asumir el liderazgo es la Administración Local: la Municipalidad. Estos días hemos escuchado todo tipo de ofertas, y usted emitirá su voto. Les lanzo la pregunta: ¿ ha sido tratado el tema del desarrollo cultural, entendido como una materia transversal e inherente al desarrollo humano, social y productivo?. En caso de haberlo sido, ¿es esperable un proyecto sólido o parece simplemente retórica?. El desarrollo local urbano se apoya en los pilares de la sostenibilidad, gobernabilidad, competitividad e inclusividad. La cultura es un potente catalizador de fuerzas para lograr levantar y desplegar estas líneas, decisivas para el buen rumbo de un sistema urbano. La apuesta por la cultura y su acceso democrático como derecho humano, la apuesta por las industrias creativas, por la salvaguarda de la identidad, por el diálogo, por la cohesión social y por el desarrollo económico debería haber centrado el discurso en esta campaña. Ahora sólo queda reclamárselo al ganador, quienquiera que sea. ----- Foto: tomada de la interesantísima exposición "Ciudades habitables Ciudades de futuro" estos días presente en La Casa Encendida de Madrid.

No hay comentarios.: