22 de enero de 2011

Ahora libre despido, libre designación, ¡somos más!

Publicado en Los Tiempos. -----

El viernes 21 de enero salió publicada una nota en La Razón aludiendo al despido de 98 funcionarios del Ministerio de Culturas (40% de planta). Como explicación, el viceministro de Turismo Magín Herrera López soltó esta joyita: “En el proceso de cambio nadie es imprescindible ni insustituible. Además, las personas debe ser rotativas, para que todos puedan participar… la participación es uno de los pilares del proceso de cambio. Todos deben tener la oportunidad de aportar, tal como sucede en los ayllus… estamos experimentando con este sistema el 2011, pero podría cambiar para el 2012, porque obedece a una dinámica social que responde a las exigencias del pueblo, que es nuestro control”.

De su perorata pueden deducirse muchas cosas acerca de la visión estratégica del Ministerio, cuando menos preocupantes.

1.- Llegó la hora de la liberalización y flexibilización laboral. Aquí no discuto la filosofía de la medida sino la coherencia: contradice todos los postulados progresistas/marxistas de un gobierno que se define socialista. En el mejor de los casos se trataría de una medida ultraliberal sin fundamento. La coherencia no existe.

2.- No existe la idea de funcionario por competencias. Eso realmente asusta. No hay exámenes/concursos públicos ni convocatorias transparentes en cargos técnicos. Simplemente se cambia de cromos, a casi la mitad de la plantilla porque “yo lo digo”. ¿Será que cuando falla un 40% del grupo, el mayor error se puede atribuir a cada individuo o a las cabezas dirigentes?

3.- Estos desafortunados comentarios se contradicen con el afán preservacionista del presidente, que lleva seis años en su puesto con cuatro más asegurados y que probablemente, después de modificación constitucional, esté otros cinco o diez más. En la lógica del viceministro, ¿por qué Evo o García Linera no dejan participar al resto?

4.- Los sindicatos, ahora mudos, brillan por su ausencia.

5.- Los mecanismos de participación no deben plasmarse en la rotación de cargos técnicos, para eso hay otros canales; sí se debe exigir igualdad de oportunidades de acceso al concurso.

6.- Admiten experimentación, he ahí otro peligro. Instituciones como Culturas o el Viceministerio de Deportes tradicionalmente han sido laboratorios de experimento político, donde las consecuencias de las atrocidades de gestión no desembocan en huelgas o protestas populares como las del Ministerio de Desarrollo Económico o Justicia. Ahí están los resultados: gestión cultural pública paupérrima, resultados deportivos nefastos ¡sigamos experimentando, total, un año no es nada!

7.- El cambio de funcionarios de por sí no es necesariamente malo, pero debería estar acompañado de un documento razonado de reforma del sistema de contratación pública, porque así como hoy a la ministra Yugar o a Herrera les parece este centenar de trabajadores inepto, al siguiente podría parecerle lo mismo y de sopetón colocar a sus camaradas. De esa forma nos introducimos en el difuso mundo de lo subjetivo y podemos preguntarnos si la ministra y/o sus viceministros, incluso gente del ejecutivo, tienen formación técnica acorde a las necesidades de los puestos.

Yugar, alimenta el despropósito: “No todo el personal que trabajaba en ellos era el adecuado” (el que su propio partido gestionó estos seis años). “Con esta reorganización podremos corregir esta situación”. ¡Varita mágica! No se corrige con planes estratégicos, sino solamente cambiando de equipo.

Estaré atento estos días a la Gaceta Oficial del Estado para ver la convocatoria pública de plazas técnicas de funcionario público en el Ministerio de Culturas en busca de “personal adecuado”. Si usted lector encuentra el aviso, no dude en comunicármelo, se lo agradeceré.

7 comentarios:

Erick dijo...

En pocas palabras, la carrera pública ha terminado, para volver a lo de siempre...
Ahora la cultura será diferente cada año, a no acostumbrarse.
Yo creo, que hasta el que no sabía nada al entrar, ahora ya es personal calificado (eso espero), y como siempre, tendremos lagunas, si no lagos, en todo lo que es público, da pena y mas, da rabia.

Fadrique Iglesias Mendizábal dijo...

Creo que se necesita una reglamentación efectiva del sistema de contratación y sobre todo más entidades mixtas publico-privadas que sean más orgánicas...
Saludos

Erick dijo...

La carrera pública ya tenía reglamento, o por lo menos eran difíciles de mover, pero es fácil desechar a nombre del cambio y descolonización.
como dirían en antaño: "si se puede"

Anónimo dijo...

QUE SE PUEDE ESPERAR DE UN SIMPLE EGRESADO QUE APENAS SABE HABLAR MAGIN HERRERA ES UN TIPO QUE TIENE TRES IDEAS LOCAS EN SU CABEZA Y LAS MISMAS LAS REPITE EN TODAS PARTES.

Fadrique Iglesias Mendizábal dijo...

Erick: no s'e si ten'ia reglamento, pero s'e que no llegaba la informaci'on a gran parte de la sociedad y eso en 'epocas de internet es lo mismo que no existir...
An'onimo: no conozco personalmente a Magin.

Gracias por sus comentarios.

Anónimo dijo...

creo en el despido libre, para sueldos mayores de 40000 euros, de 100 dias para trabajadores temporales. 45 dias para indefinidos de 12000 brutos año, 30 dias para los de 180000 brutos años, 20 dias para los de 24000 brutos año y 10 dias para los de 30000. Es decir inversamente proporcional a tus condiciones laborales. Patetico que los directivos los indemnizen
.Sueldos minimos justos

Fadrique Iglesias Mendizábal dijo...

¿has leído el post?