17 de febrero de 2011

Cambalache en el Ministerio de Culturas

Publicado en Los Tiempos.

Esta semana Evo Morales ha decidido que Zulma Yugar no va más como Ministra de Culturas. La ex titular comentó no tener idea del móvil de la decisión pero afirma que la raíz está en la falta de comunicación. ¡Cuánta razón! la página web de su Ministerio no se actualizaba desde hace ocho meses. Pero además de los problemas de forma que señala Yugar, hay otros de fondo en cuanto a nuevas formas creativas de gestión y captación de recursos que no se han emprendido, y yendo más lejos, la necesidad de enfrentar los nuevos desafíos que trae la revolución tecnológica actual.

En primer lugar, Yugar desoyó recomendaciones de la Unesco en la gestión de Tiwanaku. Dicha institución supranacional expresó su preocupación con un comunicado oficial el 22 de marzo de 2010, cuando vio un mohoso y decadente complejo arqueológico. Según salía esta semana en el periódico La Razón, la Unidad de Arqueología y Museos (UDAM) del Ministerio de Culturas sigue aún descabezada.

En cuanto a la captación y administración de recursos (siempre escasos), y en una cartera donde la creatividad es el insumo central, se pueden tomar dos vías, incluso simultáneamente:

A.- Hacer: se puede ejercer el estímulo directo más común que suele ser a través de academias de bellas artes, elencos nacionales, centros culturales públicos y cualquier otra estructura clásica, pero también son efectivas las convocatorias de subvenciones de proyectos, que son transferencias para intervenciones con fines específicos y duración definida. Otra forma común es mediante transferencias a artistas en forma de becas, residencias e intercambios, o con transferencias de dinero a centros culturales, condicionadas a la enseñanza y a programas formativos.

B.- Dejar hacer: Los estímulos indirectos pueden ser por ejemplo fiscales. Deducciones impositivas a las empresas que destinen dinero a la cultura, o mediante la participación en entidades sin fines de lucro. Todavía no está sancionada una ley al respecto.

Los estímulos también podrían venir mediante coparticipación: creación de entes mixtos gobernados por un concejo de administración en el que estén representantes del ente público, de la empresa privada y de la sociedad civil en general, es decir los llamados en el mundo anglosajón public prívate partnerships.

También se puede colaborar al no estorbar: ayuda enormemente la simple cesión de un espacio en desuso. Ese ha sido el caso de proyectos exitosísimos como el club deportivo Olympic o el Martadero. Otra forma puede ser mediante el fomento de múltiples alianzas con fines únicos o accidentales, es decir que las transferencias se pueden dar condicionadas a alianzas entre grupos de interés. Por ejemplo, se puede premiar la realización conjunta de una campaña o festival, entre una empresa privada y un emprendimiento sin fines de lucro como ONGs, fundaciones/asociaciones, OTBs, etc.

La nueva ministra, Elizabeth Salguero, experta en temas de género, también se enfrentará a una estructura que se ha caracterizado por priorizar las manifestaciones folklóricas, patrimoniales y autóctonas, en detrimento de nuevas necesidades como el acceso al libro digital, la promoción del acceso a herramientas tecnológicas aplicadas al arte, el desarrollo económico local enfocado en la cultura, el estímulo de ciudades del conocimiento, el potenciamiento de clústeres culturales, la defensa de la propiedad intelectual, la archivística/biblioteconomía en nuevos soportes (incluidos el cine y la fotografía) y en general la democratización cultural. Son retos complicadísimos que deberá afrontar con creatividad.

1 comentario:

Fadrique Iglesias Mendizábal dijo...

Una amiga que conoce el asunto en profundidad me comentó lo siguiente:

"mi percepcion acerca del cambio de la ministra: aparte de ser una desicion acertada, me parece que mas alla de la institucionalidad del ministerio con una nueva ministra el problema radica en la falta de entendimiento por parte del gabinete de la concepcion y creacion del ministerio de culturas, a dos años de su creacion el retroceso y daño ha sido contundente, y mas alla de emprender con creatividad la gestion y administracion de la cultura es urgente una verdadera ingenieria.

no olvidemos que el ministerio debe ser el marco general de administracion y gestion para las instancias regionales y municipales, al momento los municipios carecen de lineamientos bajo los cuales se puede trabajar en politicas municipales que a mi parecer son simples de diseñar y ejecutar.

como dices hay que afrontar muchas cosas, mas aun cuando el problema es estructural"

...Para tener en cuenta...