2 de febrero de 2011

Democratización Cultural

Publicado en El Porta(l)voz

El eslogan que más se repite con la llegada de internet al campo humanístico es el de la democratización cultural. Se supone que con el internet sectores de la población que no tenían acceso a la cultura ahora sí lo tienen. Y aunque esa afirmación no es universal, se pueden observar esbozos de avances.

Estos días llegará a La Paz uno de los grupos referentes de la cultura popular a nivel mundial, y que fue protagonista de la contracultura occidental de los años 70, fundado por el finado Jim Morrison: The Doors. También uno de los paradigmas del posmodernismo pop latino, Shakira, tocará en Santa Cruz.

Asimismo se ha inaugurado esta semana la galería virtual de visitas a museos de Google. La plataforma se llama Google Art Project y desde el lunes se pueden visitar museos como el MOMA de Nueva York, el Reina Sofía de Madrid o la Tate de Londres utilizando tecnología similar a la de Google Earth.

También el cine está tratando de abarcar estos nuevos espacios. Festivales de cine on-line como el de cortometrajes español NotodoFilmfest ha seleccionado a 150 finalistas de casi mil videos que fueron puestos a competición y el jurado cuenta con directores ganadores del Goya a mejor director como Daniel Monzón o Javier Fesser. Este año hay una artista boliviana, Denisse Arancibia, con su corto “Eterna”. Incluso ya hay festivales de largometrajes como el Filmin con cabida para cine en habla hispana que no ha alcanzado distribuidores regulares.

La revolución del internet actual cambia los paradigmas de consumo cultural. Las redes sociales y las nuevas plataformas como YouTube dan mayor acceso a, por ejemplo, usuarios de obras audiovisuales, documentales o de ficción a las que antes era muy difícil o imposible acceder. Precisamente YouTube es el medio de comunicación de masas del mundo.

No obstante, las desigualdades de acceso, distribución y dotación social y cultural, aun siendo un fenómeno antiguo, contrastan con la paradoja que trae la mundialización en cuanto a homogeneidad de contenidos culturales oficiales (y de concentración del capital) y de diversidad de expresiones. Estas disparidades culturales todavía son enormes y no sólo suceden entre países sino, dentro de ellos, entre los segmentos que más renta ganan y los que menos.

Hay noticias alentadoras aunque en Bolivia queda mucho camino por recorrer. La Fundación Imagen de Cochabamba ha publicado en Los Tiempos esta semana los resultados de una encuesta virtual de hábitos culturales de la cual deducen un bajo consumo cultural (El 64 por ciento de los cochabambinos va entre una a 10 actividades al año). Esto además puede estar subestimado ya que al ser una consulta virtual, los encuestados o son personas con acceso frecuente a páginas culturales o se trata de un estrato con alto poder adquisitivo, por lo que se intuye que el consumo es más bajo aun.

En este sentido, se puede ver que las diferencias todavía no se han limado del todo. Las disparidades de acceso a formación crítica, diferencias de capacidad de inversión de tiempo, desigualdades de acceso a computadoras, a conexiones veloces, a programas de apoyo a producciones locales y nacionales limitan mucho un intercambio que crece a gran velocidad y que probablemente logre lo que sociólogos y futurólogos han llamado democratización cultural.

2 comentarios:

Erick dijo...

Fadrique, interesante la nota, acerca de la democratización cultural, me parece que los estratos llamamos "menos" tienen una identidad cultural de la que no nos damos cuenta, los gran poderes de cada año, festivales populares de música y danza, es fácil observar por canal 5 (en Tarija) RTP, los sábados de teatro, teatro boliviano, actores bolivianos y público boliviano, tal vez criollo pero con audiencia masiva, ese es un espacio cultural bien ganado, apto para todos pero de asistencia de un tipo de "clase" y no de la otra.
Por mi parte, te aseguro que ver en vivo esta por sobre todo, aunque la famosa www es un espacio que también nos hace soñar.

Fadrique Iglesias Mendizábal dijo...

De hecho creo que de lo "popular" sale lo can'onico... y s'i estoy convencido de que el futuro de la cultura occidental pasa por el mestizaje con oriente, o con la tambi'en mestiza am'erica india... tenemos un gran potencial, y con estas herramientas m'as todav'ia... ya se pueden ver cosas interesant'isimas como Yerba Mala Cartonera...
un abrazo