27 de junio de 2014

Messi, al borde

Publicado en Los Tiempos

A pocas horas de que Messi haya salvado nuevamente a su selección con dos golazos en el Mundial, cuatro en la primera ronda, el director Alex de la Iglesia, uno de los más exitosos y polémicos cineastas españoles (La Comunidad, 800 balas, El día de la bestia), ha anunciado que presenta su filme documental sobre el genio de Rosario.

Y es que aunque se dice que el director vasco odia el fútbol, uno de los grupos audiovisuales más potentes de España, Mediapro (monstruo de las telecomunicaciones) le ha encargado hacer un documental sobre ese aparentemente tímido chico que a sus 27 años, cumplidos justamente esta semana, ya ha ganado una medalla de oro olímpica, un mundial de fútbol juvenil, tres Champions de Europa y cuatro títulos de mejor jugador del mundo. Todo eso además de ser el segundo goleador de todos los tiempos de la Liga española (a ocho goles del primero, algo que batirá como en tres semanas), segundo de la Selección Argentina y tercero histórico de la Champions, a cuatro goles del primero.

Cifras impresionantes. Todas superiores a las de Maradona salvo una: la Copa del Mundo. La gran asignatura que el Diego ganó una vez y una segunda disputó la final. Ésa es la gran diferencia. Y lo será hasta que Lionel la conquiste. Más aún si recordamos que El Pelusa la logró con un equipo muy limitado, pues es difícil defender que Burruchaga o Ruggeri fuesen unos virtuosos del balón.

Todo el mundo está ansioso por ver a colores y en alta definición al gran futbolista de todos los tiempos. Ya suena a leyenda vieja el cuento del mito Pelé, sobre todo considerando que actualmente en el planeta existen casi 300 millones de futbolistas activos entre hombres y mujeres, cifra que tan sólo en la primera década del siglo ha crecido en un 10 por ciento. Nadie duda de la calidad O Rei, pero hay que ser honestos y admitir no competía con 209 países como ahora y que el fútbol no era un fenómeno más allá del Atlántico. Todos saben que en los 70 y 80 no existían los recursos científicos ni las ayudas fisiológicas que existen ahora, ni tampoco ese profesionalismo de talonario de varios ceros que oscuramente administra la FIFA y los equipos dominantes a nivel planetario. De hecho, por Pelé se pagó bastante menos (en cifras absolutas, hay que admitirlo) de lo que se pagó por el delantero boliviano Marcelo Martins cuando se fue a Ucrania en 2008.

Lionel Messi está al borde de consolidarse como el Michael Jordan del fútbol, o verse envuelto para siempre en pueriles discusiones de cantina –como ésta–, con las referencias de los grandes mitos del fútbol de toda la vida. A priori tiene una llave menos complicada en lo que resta del Mundial de Brasil: con Suiza en octavos de final, posiblemente con Estados Unidos en cuartos y quizás con Holanda en las semis. Ningún excampeón en el horizonte. Messi, a sus 27 y en su plenitud, está al borde de lograrlo. O al borde de la caída. En unos días lo veremos.

Foto: Fadrique Iglesias / Fernando Gago.

No hay comentarios.: